Fichar a otro extremo, una opción abierta

Malagacf.com
Secreto de Sumario

Ontiveros estará dos meses de baja debido a sus problemas de pubis y Chory Castro no entra en los planes de futuro. En el club se debate si es necesario contar con otro futbolista de banda

Sergio Cortés
SERGIO CORTÉS

Si como todo parece esta semana se resuelven las incorporaciones de Roberto y Baysse, la planificación del Málaga quedará centrada básicamente en la búsqueda de efectivos para la delantera (tres, una vez se marche Sandro). Es cierto que se espera contar con otro central o que hay que buscar un medio centro que se una a Camacho y Recio (siempre, por supuesto, que Camacho no sea traspasado). Sin embargo, durante la semana que concluyó ayer se abrió otro debate interno en el Málaga: la conveniencia o no de hacerse con otro extremo.

El Málaga ha centrado toda su política de fichajes en jugadores ‘interiores’. Las bandas estaban a priori más que cubiertas. La intención era cerrar alguna incorporación en estas zonas sólo si se ponía a tiro una opción interesante. En principio la continuidad de Juan Carlos (ya en propiedad) venía a apuntalar el flanco izquierdo mientras que la irrupción de Ontiveros y la intención de Míchel de contar con Luis como lateral en caso de emergencia servían para completar el derecho.

En principio ese era el plan, pero ahora han surgido ciertas dudas sobre si son suficientes los efectivos con los que contaría Míchel en las alas para afrontar la temporada. La situación de Ontiveros y Chory Castro obliga a analizar si se requiere incorporar a otro extremo. Cabe recordar que, como explicaba este periódico el sábado, el uruguayo es uno de los futbolistas que no entran en los planes de la próxima temporada. El declive físico del ‘charrúa’ desde que comenzó el año fue preocupante, pero se acentuó en la recta final, lo que provocó que apenas tuviera opciones y se viera por detrás de Jony e incluso Juan Carlos en las preferencias del entrenador.

Ficha muy alta

 La salida de Chory Castro no parece tarea fácil, más por la ficha que ha percibido en su primera temporada completa en el Málaga (muy alta) que por el cartel que pueda tener en determinados países. También incluso por el hecho de que son dos los jugadores vinculados a la empresa de representación de Paco Casal que no cuentan (el otro es el delantero Santos) y ya se sabe la forma de operar del magnate del fútbol uruguayo. El hecho de que al extremo izquierdo le quede un solo año de contrato sí se antoja un aspecto favorable.

Dado que la continuidad de Chory Castro es poco probable, las dudas se han disparado después de la operación a la que fue sometido Ontiveros el sábado debido a sus problemas de pubis. Aunque el marbellí arrancará la próxima temporada con ficha del filial, partirá como jugador del primer equipo a todos los efectos. Es sobradamente conocido que Míchel lo tiene ‘atado en corto’ porque, como el propio técnico destacó en su entrevista con SUR, «es salvaje, un tío que hace cosas imprevistas» y está empeñado en ‘alimentar el duende’. Sólo Míchel y Ontiveros saben las veces que el técnico le ha leído ya la cartilla a su joven pupilo el último mes y medio. Yno sólo por cuestiones futbolísticas...

Dos meses fuera

 En principio, Ontiveros estará de baja en torno a dos meses. Es decir, llegará muy justo al comienzo de la Liga si finalmente la primera jornada se disputa el fin de semana del 20 de agosto (el presidente de LaLiga, Javier Tebas, quiere adelantarla una semana). Todo ello, si no surgen contratiempos en la recuperación del marbellí porque ya se sabe que la zona del pubis a veces da la lata más de la cuenta.

Con este panorama, han comenzado las dudas en el seno del club sobre si sería importante contar con un extremo más. Si se marchara Chory Castro, en la izquierda Míchel tendría a su disposición sólo a Jony y Juan Carlos, y en la derecha, a Keko y Ontiveros (cuando este se recuperara). Tanto el actual entrenador como Juande Ramos coincidieron la pasada temporada en utilizar al marbellí en la derecha, y no en la izquierda (como lo hace habitualmente en el filial), porque consideran que desde la derecha tiene salida por dentro y por fuera mientras que arrancando desde la izquierda sólo tiene la opción de entrar en diagonal. Cualquier contratiempo durante la temporada podría pasar factura para tener más presencia por las bandas y obligaría a contar con futbolistas más interiores como Pablo, Juanpi o Adrián. De ahí que fichar a otro extremo sea a día de hoy una opción abierta.

Fotos

Vídeos