Málaga CF

El galardón ‘oculto’ de Arnau

Arnau (con el 1), a la izquierda, de pie en la segunda fila, delante de Angulo y junto a Míchel Salgado. /Reuters
Arnau (con el 1), a la izquierda, de pie en la segunda fila, delante de Angulo y junto a Míchel Salgado. / Reuters

Mañana arranca el Europeo sub-21. Muy pocos conocen que el hoy director deportivo del Málaga fue elegido mejor jugador del torneo en 1998, el primer portero en lograrlo

Sergio Cortés
SERGIO CORTÉS

Ahora que va a comenzar el Europeo sub-21 y algunos recuerdan el paso de España por este certamen –en particular, sus cuatro títulos– tal vez sea el momento para desvelar el galardón ‘oculto’ del director deportivo del Málaga, Francesc Arnau. El exguardameta consiguió en 1998 el galardón al mejor jugador del torneo disputado en Portugal, que entonces se reducía a una fase definitiva que arrancaba en los cuartos de final. «Fue inolvidable para una generación muy buena que sufrió la Ley Bosman», recalca el dirigente blanquiazul.

Mantuvo su puerta a cero en los tres partidos y completó una actuación memorable en la final, lo que le valió el reconocimiento

«¡Por cojones, somos campeones!», fue el cántico de los componentes de la selección sub-21 tras lograr el título en la final frente a Grecia por 0-1 merced a un gol de Iván, el hermano de Alfonso, entonces en el Betis. Fue en un partido durísimo en el que los pupilos de Iñaki Sáez tuvieron que ponerse el mono de trabajo. Precisamente la actuación de Arnau aquel 31 de mayo de 1998 fue decisiva. En la primera parte evitó dos goles (en particular, uno en una falta envenenada en la que reaccionó muy bien), y en la segunda, a raíz del tanto en el minuto 65, se produjo un asedio de los helenos en el que el luego cancerbero malaguista estuvo excelente en tres ‘mano a mano’.

Arnau fue elegido mejor jugador del torneo y recibió un diploma. Fue el segundo español en lograrlo, después de Sanchis en 1986. Desde aquel éxito del entonces guardameta del Barcelona hubo que esperar nada menos que trece años, hasta que Mata se sumó al palmarés en 2011. Thiago fue el cuarto en alcanzarlo, en 2013. En todos los casos este reconocimiento coincidió con el triunfo de España en el certamen.

Tras Figo y Cannavaro

Además, Arnau hizo historia porque se convirtió en el primer guardameta en ser elegido mejor jugador de un Europeo sub-21. Entre Sanchis y él lo consiguieron nombres tan reconocidos como Blanc, Suker, Figo y Cannavaro (estos dos, en los torneos anteriores). Enmedio se coló un delantero reconvertido en centrocampista, Buso, que apuntaba mucho cuando debutó con la Juventus con 16 años y luego tuvo un periplo extenso (Fiorentina, Sampdoria, Nápoles, Lazio o Cagliari, entre otros).

El hoy director deportivo malaguista recuerda que España tenía un gran equipo «y eso que no vinieron Etxeberria, Celades y Morientes, que fueron con la absoluta al Mundial de Francia, aparte del caso de Raúl, que apenas pasó por la sub-21». Junto a Arnau, como guardameta suplente, estuvo Esteban (Oviedo). Ycomo jugadores de campo, Ballesteros (Tenerife), López Rekarte (Real Sociedad), José Félix Guerrero (Racing), García Calvo (Valladolid), Míchel Salgado (Celta) y Cuartero (Zaragoza), como defensas; Felipe (Osasuna), Marcos Vales (Zaragoza), Ito (Celta), Benjamín (Valladolid), Josico (Albacete), Angulo (Valencia), Guti (Real Madrid), Roger (Barcelona), Víctor (Real Madrid) y Valerón (Mallorca), como centrocampistas, y el luego malaguista Salva (Sevilla) e Iván (Betis), como delanteros. Como se puede ver, quizá salvo los hermanos de Julen Guerrero y Alfonso, el resto tuvieron continuidad en la élite. Los únicos inéditos en el Europeo fueron Esteban y Benjamín. Paradójicamente, en la final, Sáez, pese a la presión de Grecia, no hizo un solo cambio. Jugaron Arnau; Míchel Salgado, Ballesteros, García Calvo, López Rekarte; Ito, Josico; Marcos Vales, Guti, Víctor, e Iván.  

«Fue inolvidable para una generación muy buena que sufrió la Ley Bosman», recalca el exguardameta

Arnau terminó el torneo imbatido. España se impuso en los tres partidos por el mismo resultado: 1-0. En algunas crónicas se incluye a Iván como el goleador en los tres encuentros, aunque la UEFAargumenta que en semifinales, contra Noruega, marcó Víctor. El director deportivo malaguista no olvida obviamente la final, pero también recuerda el partido de cuartos, contra Rusia. «Aquel día también estuve acertado en dos o tres jugadas», relata.

Sanchis (en 1986), Mata (2011) y Thiago (2013), son los otros españoles que lograron el premio, y Cech, el otro portero

El entonces portero azulgrana apenas tuvo tiempo de saborear el éxito. «Volví directamente a Cádiz para jugar la fase de ascenso con el Barcelona B, en la que conseguimos subir en el Bernabéu», destaca. Es el galardón ‘oculto’ de Arnau. «No tengo ni fotos de aquello. Recuerdo que nos hicimos una de grupo...» Precisamente la que hoy publica SUR. Sandro, todavía malaguista, tiene el listón alto desde mañana en Polonia.

Fotos

Vídeos