El Getafe quiere abaratar el fichaje de Ignasi Miquel con Jorge Molina

Ignasi Miquel se adelanta a Jorge Molina en el Getafe-Málaga de la pasada temporada./AGENCIA LOF
Ignasi Miquel se adelanta a Jorge Molina en el Getafe-Málaga de la pasada temporada. / AGENCIA LOF

El Málaga rechaza la oferta del club madrileño y exige la cláusula de rescisión del central o una cifra muy próxima a ella para dejarlo salir

Antonio Góngora
ANTONIO GÓNGORA

El Getafe quiere al malaguista Ignasi Miquel. Estaba tras sus pasos desde hace algunas semanas, y se dirigió al club de La Rosaleda para hacerle una propuesta que en su momento fue rechazada, ya que apenas superaba la mitad de su cláusula de rescisión, que está ahora por encima de los 3,5 millones. Pero en los últimos días se ha incorporado un nuevo protagonista a esta historia, el delantero del equipo madrileño Jorge Molina, pretendido por Caminero y Muñiz cara a la campaña que viene. De ahí que, dadas las circunstancias, el Getafe pretenda abaratar, en su caso, la compra del central al incluir en la operación al goleador alicantino.

Según las fuentes consultadas, sin embargo, el Málaga exige la cláusula de rescisión íntegra o una cifra muy próxima a ella para dejarlo salir al conjunto madrileño o a cualquier otro. De esta forma, la valoración de Jorge Molina en el montante total de la operación debería ser pequeña para que el club de Martiricos aceptara un trueque (además del precio del traspaso de Ignasi Miquel). De ahí que estos traspasos estén ahora muy en el aire, al margen de las pretensiones que puedan tener finalmente los propios futbolistas afectados. Pero no se descarta ninguna de las dos opciones, juntas o de forma separada, aunque la resolución puede llegar mucho más tarde.

Queda claro que el Málaga se está moviendo ya intensamente en el mercado, buscado opciones para reforzar la plantilla, mientras que también sigue negociando algunas salidas de sus actuales jugadores, pero todo se está realizando con discreción, sin que trascienda lo más mínimo públicamente. Las fuentes consultadas, sin embargo, aseguran que todavía no se han cerrado acuerdos significativos, más allá de Cecchini, pero afirman que las gestiones avanzan a buen ritmo en todos los frentes. Asimismo, desde el club de Martiricos pretenden transmitir un mensaje de tranquilidad y paciencia a los aficionados malaguistas ante la complejidad de la planificación.

Exigencias

En el caso de Ignasi Miquel, de sólo 25 años, el Málaga exige la cláusula de rescisión, pero su verdadero objetivo se centra en que continúe en el equipo cara a la próxima campaña. El defensa, que llegó procedente del Lugo a mitad de temporada, completó un buen final de campeonato, pese a las dificultades y las carencias ofrecidas por el conjunto de Martiricos. De ahí que algunos equipos hayan puesto sus ojos en el catalán, que renovó su contrato y elevó su cláusula de rescisión pocas semanas después de incorporarse al conjunto blanquiazul.

Por otro lado, el Málaga pretende fichar a un delantero goleador, un ariete que le garantice una cifra de goles próxima a la veintena, lo que le ha forzado a buscar en ciertos 'clásicos' de Segunda. Es el caso de Jorge Molina, que, pese a que milita en Primera, siempre rindió a un mayor nivel cuando estuvo en la categoría 'de plata'. En este caso, además, la entidad de La Rosaleda cuenta con una gran competencia, ya que casi todos los equipos destacados de Segunda lo quieren, al margen de que también puede acabar en un conjunto modesto de la élite. Las garantías que ofrece este delantero, pese a sus 36 años, le convierten en una de las estrellas de la nueva categoría malaguista. Ahora tiene contrato en Getafe, y le queda una campaña más, por lo que las negociaciones, antes que nada, deberán establecerse entre los clubes para buscar una solución para reforzar un poco más el futuro ataque del equipo blanquiazul.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos