Grave error, gol ilegal

EL ÁRBITRO

MARTÍN NAVARRETE

La acción que marca el arbitraje del asturiano González Fuertes es dar validez al gol conseguido por Deulofeu, cuando el esférico supera de forma clara la línea de fondo antes del centro del lateral Digne. Fue un grave error provocado por el asistente internacional Miguel Martínez Munuera, aunque él también está obligado a controlar esa zona contraria a la del asistente. No obstante, el portero malaguista Andrés debió no perder la concentración en el control del remate. Y es que hasta que no suena el silbato del colegiado el juego continúa.

Difícil de destacar alguna parcela positiva en la labor del colegiado ayer en el Camp Nou. Quizás la tranquilidad con que se desenvuelve en el juego y la capacidad que muestra en el diálogo con los jugadores. Bien es cierto que estos no le complicaron las cosas en exceso con las protestas, ni tan siquiera los malaguistas con la acción del primer gol, que por la ilegalidad del mismo podrían estar justificadas. La aplicación de la ventaja la llevó a cabo en dos ocasiones con buena nota, en ambas amonestando a los infractores minutos después.

No tuvo su día el asturiano. Comenzó con una decisión que marcó su labor, en un partido que no le ofreció dificultad alguna, fácil de dirigir, con un comportamiento ejemplar de los jugadores. Con las amonestaciones tampoco anduvo fino. La que le mostró a Rosales fue excesiva, por un leve contacto con Iniesta; en la indicada a Luis Hernández por unas supuestas manos, las imágenes no son claras y parece que el balón impacta en el hombro. Estuvo mal en la colocación de las barreras, algo que no logró ni con las marcas de líneas evanescentes.

Fotos

Vídeos