EL GUION SE CUMPLE

Sergio Cortés
SERGIO CORTÉS

Desgraciadamente el guion se ha cumplido. La advertencia fue en esta modesta tribuna. Hablamos allá por marzo de coger el toro por los cuernos y apuntamos: «No es necesario esperar a la temporada próxima para que la desastrosa gestión pueda pasarle factura al club». Porque entonces ya sólo confiábamos en Míchel y porque entonces lo que ahora sucede ya se veía venir. Hace tiempo que en La Rosaleda se perdió el norte. Sin restarle méritos al técnico, que lideró la reacción a tiempo, sería ingenuo olvidar que la pasada campaña el Málaga no corrió peligro real porque había tres equipos empeñados en descender. Ahora no es así. Mientras los demás clubes dan sensación de crecimiento, la entidad de Martiricos va cuesta abajo y sin frenos. Al-Thani, que puede hacer lo que quiera y poner a sus hijos los sueldos que quiera porque para eso tiene la propiedad, lleva dos temporadas de verdad como único gestor y el balance no puede ser más descorazonador. Bandazos y más bandazos, desconfianza en todos los que lo rodean y negativa absoluta a edificar una estructura mínimamente fiable. El presidente es el verdadero culpable, porque no tiene capacidad, criterio y conocimientos para dirigir él solo un club en la élite de una de las mejores ligas del mundo. Y es cierto que él fichó por su cuenta y riesgo a Rolón como recambio de Camacho, pero también habría que apuntar que él no se ha gastado más de 14 millones en Santos, Keko y Cecchini, cuya aportación ahí queda. Algo no funciona cuando los dos medios centro del filial -un equipo para ascender, no para formar jugadores (?)- tienen más edad que los llegados para el primer equipo. Y es sólo un ejemplo. Por eso, que cada palo aguante su vela.

Fotos

Vídeos