Husillos 'cruza el charco' para tratar de buscar acomodo a Rolón y Cecchini

Rolón conduce el balón en uno de los pocos partidos jugados. /SUR
Rolón conduce el balón en uno de los pocos partidos jugados. / SUR

Los dos futbolistas argentinos, fichados en verano por Al-Thani y Arnau, tienen ofertas de su país y el aspecto económico será crucial

Sergio Cortés
SERGIO CORTÉS

En apenas unas horas el director deportivo del Málaga, Mario Armando Husillos, se bajó de un avión para subirse a otro. Llegó de madrugada de Valencia y el viernes a primera hora de la tarde se dispuso a 'cruzar el charco'. En la repleta agenda del hispanoargentino una de las prioridades es buscar acomodo a Rolón y Cecchini, y confía en que cristalice alguna de las propuestas del fútbol argentino. Sin embargo, no se descartan otros mercados como el mexicano.

Las apuestas veraniegas del presidente, Abdullah Al-Thani, y el anterior director deportivo, Francesc Arnau, para sustituir a Camacho y Pablo eran a todas luces demasiado arriesgadas y, como era de prever, han resultado fallidas. Rolón acusó desde el principio sus limitaciones en cuanto a ritmo y colocación para actuar como medio de contención en Primera mientras que Cecchini demostró desde el primer día en la concentración de Holanda que todavía está en proceso de formación.

El problema reside en que en estos casos al evidente riesgo deportivo se suma una inversión desproporcionada que ahora es una losa terrible desde el punto de vista económico. El coste de Rolón y Cecchini (más de tres y cuatro millones de euros, respectivamente) supone un serio obstáculo en la planificación. Desde luego, vender a alguno implicaría un ingreso inferior al desembolso realizado. Pero además a efectos del tope salarial un hipotético traspaso sería perjudicial porque al Málaga le computaría de golpe la cantidad pendiente de su compra.

Tope salarial

Para entenderlo, baste un ejemplo. Si un futbolista cuesta cuatro millones y firma por cuatro temporadas, al club le cuenta negativamente un millón en el tope salarial en cada uno de las cuatro campañas. Pero, si tras la primera de ellas vende a ese futbolista, para la segunda le computan los tres millones restantes.

De ahí que a día de hoy para el Málaga, maniatado por el tope salarial y las llamadas 'amortizaciones', sea más factible una cesión -así se ahorraría la ficha- que un traspaso. Pero nada puede descartarse. Rolón (el fichaje del presidente) sí tiene una ficha más asumible, no así Cecchini (la incorporación de Arnau) cuenta con un salario muy alto, por encima del millón. Este último ya ha estado cedido desde enero en el León mexicano con escaso éxito e incluso en la mayoría de los partidos ni siquiera sin ir convocado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos