Ignasi Miquel: «Las oportunidades pasan y debes cogerlas con las dos manos»

Ignasi Miquel, ayer en el césped de La Rosaleda./Salvador Salas
Ignasi Miquel, ayer en el césped de La Rosaleda. / Salvador Salas

El nuevo central insiste en que su lema es «intentar ser una esponja» y es optimista: «El equipo está en situación complicada, pero con mentalidad positiva»

Sergio Cortés
SERGIO CORTÉS

Ha sido uno de los mejores centrales de Segunda División durante esta temporada y su salida del Lugo en el mercado invernal estaba cantada. Aun así, Ignasi Miquel aseguró ayer durante su presentación en la sala de prensa Juan Cortés de La Rosaleda que la entrada en escena del Málaga para incorporarlo «fue sorprendente por el momento y me pilló un poco desprevenido». El central barcelonés cumplirá su sueño de estrenarse en Primera División con 25 años.

«Sé que él tenía otras opciones y se trataba no sólo de negociar, sino de cerrar su fichaje si podíamos». El director deportivo malaguista, Mario Armando Husillos, incidió ayer en que el club decidió ir a tiro fijo por Ignasi Miquel e hizo hincapié en las virtudes del nuevo central: «Es un jugador de presente y de futuro, zurdo y de metro noventa, algo que en el mercado es difícil de conseguir». Por eso insistió en la conveniencia de pagar la cláusula de rescisión después de aludir a las «reticencias lógicas» por parte de los dirigentes del club lucenses a sentarse a hablar.

El jugador, que se estrenó en la convocatoria este pasado fin de semana con motivo del viaje a San Sebastián, habló ayer de un recibimiento «espectacular» en el vestuario y es optimista después de comprobar los primeros días el ambiente en el vestuario: «He notado que el equipo está en situación comprometida, complicada, pero con una mentalidad positiva. El Málaga no ha tenido un buen arranque, pero por lo que he visto confío plenamente en que se cambiará el rumbo para sacar más resultados positivos».

Los informes coincidían: «Hoy por hoy es el mejor central de Segunda»

Nada más producirse la lesión de Juan Carlos y plantearse como principal opción la llegada de un central, Husillos conversó con su equipo de trabajo. Al director deportivo le gusta seguir mucho la Segunda División, así que pronto apuntó la opción de Ignasi Miquel. Ayer el hispanoargentino admitió que el nombre del barcelonés «estaba subrayado como uno de los más importantes de Segunda». No obstante, la realidad es que los informes de los ojeadores coincidían: «Hoy por hoy es el mejor central de Segunda». De ahí que no existieran dudas sobre la importancia de incorporarlo ya, sin demora, máxime cuando se sabía que otros clubes de Primera lo tenían en su agenda. El siguiente paso fue hablar con el entrenador para conocer su opinión. «Cuando conversé con Míchel, fue automática la respuesta positiva», indicó ayer Husillos. Pero tambien otros miembros del cuerpo técnico dieron su visto bueno.

Ignasi Miquel no quiso dejar pasar en su puesta de largo como malaguista su agradecimiento al Lugo y a su afición, pero fue muy claro sobre sus intenciones desde el mismo momento en que supo de la oferta del Málaga: «Oportunidades como esta no las puedes dejar escapar. Las oportunidades pasan y debes cogerlas con las dos manos. Vengo ilusionado y con muchas ganas de ayudar y de seguir creciendo».

La ayuda de Demichelis

El zaguero barcelonés no ocultó que su lema consiste en «intentar ser una esponja» y precisamente al hablar de las facetas en las que puede mejorar se refirió en particular a un ayudante de Míchel: «Demichelis me puede ayudar mucho por su pasado». Ignasi Miquel también quitó importancia al hecho de que su marcha a Inglaterra cuando era muy joven (fichó por el Arsenal con 17 años y tuvo pocas opciones en el Leicester y después en el Norwich) vaya a demorar su debut en Primera hasta los 25 años: «No voy a negar que fue un periodo difícil, todo el mundo aprende de todo y tienes que saber que todo te hace mejorar. Y ahora es una gran oportunidad para mí estar en un gran club».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos