Las incógnitas de un verano nefasto

Chory Castro y Cecchini, cariacontecidos en el partido en Granada la noche del martes./Agencia Lof
Chory Castro y Cecchini, cariacontecidos en el partido en Granada la noche del martes. / Agencia Lof

Aunque las siete derrotas del Málaga escuecen a la afición, hay margen para soluciones deportivas

Pedro Luis Alonso
PEDRO LUIS ALONSOMálaga

Un gato negro debe de cruzarse a diario de punta a punta por la Avenida de la Palmilla o alguien ha podido esparcir sal por el entorno de las oficinas del club. Tal vez haya que recurrir a la superstición para justificar un verano que está resultando nefasto en el devenir del Málaga: la muerte repentina y a pie de campo de Manel Casanova, referente de las categorías inferiores; el lento desarrollo de la planificación, que ha derivado en una crisis en la cúpula y en criterios divergentes entre el presidente y el entrenador; la increíble racha de la pretemporada, con pleno de derrotas; la salida de Camacho y Pablo, cuando no estaba en los planes iniciales, o el regocijo ajeno tras el estrambótico gol que generó la derrota en Granada, en un grave error del portero Cenk.

Un precedente esclarecedor hace dos años

Las pretemporadas se olvidan pronto, pero hace justo dos años el Málaga de Javi Gracia (en su primer año con el equipo) registró cuatro victorias, un empate y dos derrotas. Su equipo tenía gol, con doce dianas, y los delanteros fichados veían puerta con facilidad (Charles, tres tantos, y Cop, dos). Lo que pasó después no se olvida fácilmente, con un récord histórico en Primera en la Liga: 544 minutos sin marcar coincidiendo con el arranque del campeonato. Hasta el gol de Charles a la Real Sociedad (3-1) en la octava jornada del torneo, allá por el 3 de octubre. Un precedente que relativiza los resultados en pretemporada.

Entre tanto motivo para la preocupación y el nerviosismo, al menos hay otros dos para la esperanza. A nivel deportivo, este Málaga tiene solución, pues no ha habido aún puntos en juego, y el apoyo de la afición no está faltando, pues hasta se ha incrementado ligeramente la cifra de abonados (24.000) con varios días de campaña por delante. Pero son numerosas las incógnitas que hay que esclarecer en un verano para olvidar.

1 ¿Son casuales las siete derrotas?

El Málaga ha perdido ante tres ‘segundas’ (sendos 1-0 con el Sheffield United, el Duisburgo y el Granada) y cuatro ‘primeras’ (3-0 del AZ, 2-1 del Hertha Berlín y el Borussia Moenchengladbach y 0-1 del Lazio). Míchel ha argumentado que más de uno de los resultados no fue justo, como aquel penalti inexistente a Weiser en Duisburgo o incluso el cometido por Mikel ante el G’ladbach. Además, otros duelos registraron cierta igualdad. Más allá de eso, el paupérrimo balance refleja otros problemas. Al final de la campaña anterior hubo tres jugadores operados, Rosales, Juanpi y Ontiveros, y Peñaranda cayó en el Mundial sub-20, con lo que sólo el primero empezó el trabajo a la par que sus compañeros. Kuzmanovic arrastraba una inactividad más larga, y Ricca y Torres cayeron después. Camacho y Pablo salieron sin estar previsto inicialmente, y la lentitud en algunos fichajes ha dejado el equipo cogido con alfileres, en especial en el centro del campo y el ataque.

2 ¿Es normal perder todos los partidos de preparación?

En absoluto. Basta repasar el balance del Málaga en otras pretemporadas o el de los otros diecinueve equipos de Primera en esta pretemporada. Al margen de desigual nivel de los rivales, este verano hay aún cinco equipos invictos (Barcelona, Atlético de Madrid, Espanyol,Alavés y Las Palmas), y el de peor bagaje es el Villarreal, con un triunfo y tres derrotas. Betis y Real Sociedad llevan cuatro partidos perdidos, pero han jugado diez y nueve citas, respectivamente.Se alude en estos casos que la alta carga física de los entrenamientos (en ocasiones con un trabajo intenso matinal y partido vespertino) lastra el juego. Es así, pero es un problema que afecta a todos los conjuntos, que no pierden cada uno de sus choques.

3 ¿Tiene arreglo el juego del equipo?

Por supuesto. De hecho es hasta cierto punto común que a buenas pretemporadas (más en resultados que en juego, que casi nunca es brillante por estas fechas) le sucedan inicios discretos de la competición, y viceversa. Hasta ahora la mejor imagen se dio en el primer tiempo del Trofeo Costa del Sol, ante el Lazio, en el choque más serio del programa. Sólo habrá un duelo igual de importante sobre el papel, el de mañana ante el Villarreal, en la primera semifinal del Carranza, y puede ser una última referencia clara cara a la Liga. Además, el Málaga tendrá dos primeras jornadas accesibles (Eibar y Girona) y un ‘parón’ de 16 días antes del tercer duelo, ante Las Palmas. Un periodo óptimo para rearmarse y trabajar.

4 ¿Ha de preocupar más que los resultados la falta de gol registrada?

Los dos goles que lleva el Málaga en 540 minutos son la consecuencia de muchos factores: las pruebas continuas en el once, la ausencia de un centro del campo y un ataque asentados aún y la falta de frescura. Cuando el físico no da para un ritmo alto de juego se resiente mucho más la creación que la destrucción. Pero el problema de la falta de gol es la desconfianza que puede generar en la plantilla cara al futuro.

5 ¿Por qué va tan retrasada la planificación?

El director deportivo, Francesc Arnau, ya advirtió a finales de mayo sobre un verano atípico, con un mercado que avanzaría con más lentitud. La salida de Llorente, Camacho y Pablo lo ha ido complicando todo, así como las gestiones para fichar del jeque al margen de Arnau (tras Rolón), el menor tope salarial respecto a la campaña anterior y el bloqueo con los descartes (los Koné, Santos, Tighadouini, la mayoría casos problemáticos por diferentes factores).

6 ¿Por qué esa apuesta por el mercado sudamericano?

Después del fiasco con Santos, cuesta entender que el mayor desembolso este verano por el momento sea el de Cecchini (cuatro millones), que ha jugado tramos muy cortos de dos partidos al llegar escaso de forma. Joven, inexperto y con muy poco bagaje en la élite en su país, aún no ha mostrado detalles que justifiquen esa inversión. Rolón, que puede ser el próximo en llegar, procede de la Segunda argentina, y puede ser la segunda inversión más alta.

7 ¿Qué necesita aún el Málaga?

Un medio centro defensivo con muchas opciones de ser titular y otro punta, este de características complementarias a Borja Bastón. Quizás con este se apure al final del mercado, que este año es a las 24.00 horas del viernes 1 de septiembre.

8 ¿Cómo explicar el alza en el número de abonados sin demasiados alicientes?

El fin de la campaña anterior con Míchel generó ilusión en el proyecto. También influyeron las rebajas ofrecidas en los primeros días. Además, el aficionado conoce que si quiere ver sólo a los ‘grandes’ compensa más comprar el abono que adquirir entradas sueltas. Como la pasada campaña, todos los rivales atractivos llegan en la segunda vuelta, y seguramente no habrá un carnet especifico para ese tramo de la temporada, para premiar la fidelidad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos