Javi García 'perdonaba' un año al Málaga

Javi García, en su presentación con el Betis. /EFE
Javi García, en su presentación con el Betis. / EFE
Secreto de Sumario

La apuesta del centrocampista madrileño para venir al equipo blanquiazul era tan firme que en el Betis cobra en tres temporadas la cantidad que aquí iba a percibir en cuatro

Sergio Cortés
SERGIO CORTÉS

Ya a nadie se le escapa que, independiemente de otras carencias o del bajo nivel ofrecido por determinados jugadores, al Málaga le está pasando factura en el comienzo de la Liga la falta de un recambio de garantías de Camacho. A Kuzmanovic le viene largo (también, no cabe duda, porque no está al ciento por ciento después de una grave lesión) y a Rolón, el fichaje llegado por deseo del jeque, todavía le queda bastante para optar a la titularidad (como corroboró ayer el director deportivo, Arnau, en su comparecencia). El nombre de Javi García sigue en candelero porque, como se suele decir, para un equipo como el blanquiazul era un tiro asegurado. En el seno de la entidad consideran que su frustrado fichaje tiene más delito, si cabe, porque desde el punto de vista económico el jugador 'perdonaba' un año de contrato a la entidad de Martiricos.

Hubo que 'picar' mucho no ya para cerrar un acuerdo con Javi García y su club de origen (el Zenit), sino para tratar de abrir el camino en la negociación. Fue tan difícil que por esa razón tanto Arnau como el entrenador, Míchel, siempre se mostraron muy escépticos ante la posibilidad de que pudiera recalar en la plantilla. Pero después, en cuanto el equipo ruso abrió la puerta, el Málaga se lanzó de cabeza. Se trataba de acertar de pleno en esa posición porque, como se está demostrando, es la más importante del equipo. Por mucho que sólo en la fase final de la pasada temporada estuviera a su verdadero nivel, nadie discute que Camacho era el pilar más importante en el equipo entre aquellos jugadores que se habían marchado vía traspaso o pago de su cláusula de rescisión.

La verdadera dificultad fue cerrar el acuerdo con el Zenit, porque con el jugador, dentro de las complicaciones que pudieran surgir, todo fue sencillo. Mucho más de lo que pudiera pensarse. Ni siquiera el hecho de que su mujer sea sevillana fue un factor desfavorable para el Málaga respecto al Betis. La decisión del murciano y su pareja estaba más que tomada: el Málaga era el primer plato.

«Le hemos hecho todo el trabajo gratis al Betis», se lamentaron en el club cuando su fichaje se frustró

Una vez cerrado el acuerdo con el jugador, este incluso aguantó al máximo -durante un par de días estuvo pegado al teléfono y con las maletas preparadas-, hasta que ya entendió que la posibilidad de llegar al Málaga se había diluido. En este caso, en las oficinas de La Rosaleda se ha repetido hasta la saciedad una frase de lamento después de que Javi García fuera presentado como verdiblanco: «Le hemos hecho todo el trabajo gratis al Betis».

No obstante, sí conviene incidir en un detalle suficientemente llamativo que refleja hasta qué punto Javi García estaba comprometido con el proyecto del Málaga (y con Míchel, todo hay que decirlo). Aquí iba a percibir una cantidad sensiblemente inferior cada temporada. Para ser más concretos, en el Betis va a cobrar en tres años lo que había pactado con la entidad de Martiricos como montante total en los cuatro acordados.

Por eso, porque Javi García apostó muy de lleno por el Málaga, ayer se sorprendieron en el vestuario al escuchar a Arnau durante su comparecencia (se siguió por 'streaming') decir sobre aquel fichaje frustrado eso de «se fue al Betis y nosotros, a cambio, firmamos dos jugadores jóvenes». Una justificación sin sentido porque el director deportivo sí empleó muchas horas en negociar por él... y ni un solo minuto por Rolón.

Fotos

Vídeos