El jeque planifica al margen de Arnau y Míchel

Abdullah Al-Thani, en el centro, junto a Arnau y Míchel en la presentación del entrenador hace ya varios meses.
Abdullah Al-Thani, en el centro, junto a Arnau y Míchel en la presentación del entrenador hace ya varios meses. / Álvaro Cabrera

El presidente del Málaga anuncia en Twitter que descarta al medio centro Rolón tras negociar él mismo y un asesor externo su fichaje e insta ahora al director deportivo a contratar al delantero que falta

Antonio Góngora
ANTONIO GÓNGORA

El nuevo campeonato liguero arranca mañana y el Málaga sigue sin completar su planificación. El equipo blanquiazul no ha incorporado al sustituto de Camacho, seguramente el fichaje más importante que debía acometer la entidad. Y en esta ocasión curiosamente no es por falta de dinero, sino por diferencias internas. El propietario del club, el jeque Abdullah Al-Thani, dejó clara su negativa a hacerse con Javi García y puso en marcha él mismo, junto a asesores o representantes externos, la contratación de un ‘pivote’ que pudiera completar el equipo, además de un delantero más. Era evidente el giro dado por el dueño, y ayer quedó otra vez claro que funciona al margen de Arnau y Míchel, a los que también les lanza mensajes en las redes sociales.

El entrenador comentó en su momento que desconocía que el Málaga estuviera tras Rolón, ya que él y el director deportivo se habían inclinado por una apuesta más segura, como era Javi García, para una plaza tan importante como la de medio centro (al final ha fichado por el Betis). De hecho, desde el club se llegó a un principio de acuerdo satisfactorio en el plano económico con el jugador, algo que parecía imposible al comienzo de la negociación. Pero el jeque no autorizó esta operación, y lo anunció a través de Twitter, para centrarse en la contratación del centrocampista argentino Esteban Rolón. Un emisario de Al-Thani llevó estas conversaciones, al margen de los dos principales responsables de la parcela técnica del entidad.

El propietario del club había descartado a Javi García y ayer también hizo lo mismo con Rolón, su apuesta para la plaza de ‘pivote’

Pero la sorpresa llegó llegó en las últimas horas cuando, como ocurre en numerosas ocasiones, la operación se le complicó al jeque y a su asesor. Los problemas con el Argentinos Juniors llevaron al presidente malaguista a descartar esta operación, como él mismo comunicó a través de la misma red social, ofreciendo explicaciones sobre el asunto. Y ahora aseguran que está tras los pasos de otro argentino, Facundo Quignón, si bien este jugador no tiene un corte tan defensivo como su compatriota. Aunque en el club, según las consultas realizadas por este periódico, no tienen constancia de que se esté negociando esta contratación. En tal caso, el propietario otra vez estaría operando al margen de Arnau y Míchel.

El jeque no sólo anunció a los aficionados, al entrenador y al director deportivo a través de Twitter que descartaba a Rolón, sino que en algunas de las múltiples respuestas que realiza en esta red social también instó de una forma indirecta al director deportivo a cerrar la incorporación del delantero que todavía falta por llegar. Para esta plaza, sin embargo, Arnau y Míchel ya tenían previsto hacerse con Adrián López, que ya estuvo en el Málaga y que finalmente ha recalado en el Deportivo. Pero el retraso del jeque en la autorización (porque al final dio el visto bueno) impidió que el ariete pueda regresar al equipo de Martiricos.

Compleja situación

La situación actual es compleja. La plantilla no está cerrada y la Liga comienza mañana. El jeque pretende ejercer su autoridad en un campo complicado, en el que tiene que ser asesorado, mientras que el club está desaprovechando la oportunidad de conformar a tiempo un equipo fuerte tras las tres salidas más destacadas de la plantilla (Sandro, Camacho y Pablo). En el caso de que Al-Thani contrate a Quignón, el Málaga se quedará sin ningún sustituto específico para Camacho debido a que el argentino juega más adelantado. Sí llegará un delantero más, según las previsiones de la entidad, pero se desconoce cuándo.

En el Málaga desconocen si el dueño está negociando ahora el fichaje de Quignón

La posibilidad de que el ariete fuera extracomunitario, sin embargo, provocaría un nuevo problema, siempre que el jeque siguiera adelante con la contratación de Quignón. La falta de comunicación entre el propietario del club y los responsables de la parcela deportiva (entrenador y director deportivo) sigue complicando la puesta en marcha del equipo blanquiazul cuando la Liga está a punto de arrancar. Míchel deberá adaptar la plantilla a un sistema que sea fiable, como ensayó en el Carranza, ante el choque de mañana en La Rosaleda contra el Eibar (a las 22.00 horas).

Fotos

Vídeos