El jeque quiere a Muñiz y que haga el equipo sin director deportivo

El jeque quiere a Muñiz y que haga el equipo sin director deportivo
Foto. Salvador Salas./ARCHIVO.

Al-Thani no prevé sustituto de Husillos y apuesta por un modelo en el que el entrenador sea el único responsable deportivo

Sergio Cortés
SERGIO CORTÉS

El jeque ha movido ficha. Abdullah Al-Thani quiere otro modelo para el Málaga en el capítulo deportivo y apuesta por la llegada de un entrenador que a su vez haga el equipo; es decir, que ejerza también de director deportivo. Y ahí tiene clara su elección: Juan Ramón Muñiz. Así lo ha transmitido al club para que se pongan manos a la obra en la contratación del asturiano.

Igual que dejó vacante el puesto de director general cuando prescindió de Vicente Casado hace dos años y medio, Al-Thani tampoco prevé fichar a un director deportivo. Mario Armando Husillos, que ya anunció internamente el viernes que dejará el cargo después de verse desautorizado por el jeque en Twitter -el hispanoargentino tenía acordado el fichaje de Lucas Alcaraz como entrenador y el presidente lo descartó-, no tendrá sustituto. De este modo, el presidente del Málaga vuelve al plan inicial, cuando compró el club. Entonces, él y su mano derecha, Abdullah Ghubn, apostaron por el portugués Jesualdo Ferreira, que tuvo rango de 'manager general' al compatibilizar el cargo de entrenador con la planificación de la plantilla.

Y para esa figura de máximo responsable de la parcela deportiva que ahora pretende instaurar en el club Al-Thani apuesta por Muñiz, que precisamente era la primera elección de Husillos para el banquillo. El jeque cuenta con informes de que el asturiano fue la persona que planificó la plantilla que logró el último ascenso a Primera División y por eso se ha empeñado en que él sea el elegido.

En el seno del Málaga ya se conocen los planes del presidente y propietario. Al-Thani ha depositado su plena confianza en los consejeros consultivos (Abdallah Ben Barek, Antonio Benítez y Francisco Martín Aguilar), que ahora se convierten en sus únicos interlocutores en la entidad.

Cabe recordar que una de las razones esgrimidas por Muñiz para rechazar la oferta del Málaga hace más de un mes se centraba en las injerencias del jeque y también en la inestabilidad del club. Ahora queda en manos de los consejeros consultivos, cuya relación con el técnico asturiano es excelente, convencerlo para que Al-Thani vea cumplidos sus deseos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos