El jeque recurre otra vez para que no se archive la pieza penal del ‘caso Bluebay’

Nasser Al-Thani, Joaquín Jofre y Abdullah Al-Thani, en el palco de La Rosaleda. /Ñito Salas
Nasser Al-Thani, Joaquín Jofre y Abdullah Al-Thani, en el palco de La Rosaleda. / Ñito Salas

Presenta un escrito en la Audiencia por lo que entienden sus letrados como un «incidente extraordinario de nulidad de actuaciones», lo que retrasará el juicio civil

Antonio Góngora
ANTONIO GÓNGORA

Al final de diciembre la Audiencia Provincial rechazó de una forma definitiva las querellas presentadas por el jeque Abdullah Al-Thani, lo que se puede denominar la pieza penal del ‘caso Bluebay’, y aseguraba en el auto que ya no cabía recurso. Sin embargo, los abogados de un bufete granadino del presidente del Málaga han presentado un escrito en la propia Audiencia para frenar el archivo de este proceso aludiendo a un «incidente extraordinario de nulidad de actuaciones».

Esta historia arranca con la demanda civil que presentó el principal responsable de la hotelera Bluebay, Jamal Satli Iglesias, que reclamaba en febrero de 2016 la gestión del club y el 49 por ciento de las acciones que tenía inicialmente el jeque en el Málaga. Para ello presentó un documento notarial en el que pretendía demostrar que se confirmaban estas peticiones. Y en la audiencia previa, cuando el juez ya iba a marcar el día del juicio, los letrados del propietario del club sorprendieron al anunciar que habían presentado horas antes una querella criminal contra los firmantes de ese escrito que paralizaba el proceso civil que ya había arrancado.

Sin indicios de delito

La pieza penal, en la que el jeque acusaba de apropiación indebida y falsificación de documentos, entre otras cosas, a Jamal Iglesias y los hombres de confianza de Al-Thani, Abdullah Ghubn y Moayad Shatat, fue rechazada inicialmente por el juzgado de turno, el de Instrucción número 9, tras analizar los hechos y no observar indicios delictivos. Después llegaron los recursos y, en última instancia, fue el Audiencia la que archivó el caso en diciembre.

Ahora, dos años después del arranque de todo el proceso, aparece este nuevo escrito de dieciocho folios en el que los abogados del jeque pretenden anular el último auto de la Audiencia para que sea admitida y analizada en profundidad la querella. Creen que debieron practicarse más diligencias y afirman que se están «vulnerando los derechos fundamentales referidos al artículo 53.2 de la Constitución». Consideran que el procedimiento no ha sido el adecuado.

Esta novedad supondrá un nuevo retraso para la resolución del ‘caso Bluebay’, que ya cuenta con una importante medida cautelar: el juez prohibió en su momento la venta del club hasta que no haya una sentencia. En cualquier caso, según las fuentes consultadas, este escrito podría encontrar respuesta antes de lo previsto y el retraso puede ser pequeño. Paralelamente, desde la hotelera ya instaron al juzgado civil a que reanudara el proceso y fijara una fecha para la celebración del juicio, en el que se dilucidará si finalmente el jeque pierde la gestión y una parte de la propiedad del club.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos