Juan Mata, la otra llave del futuro del Málaga

Juan Mata, en una imagen junto a su hijo. /manchestereveningnews.co.uk
Juan Mata, en una imagen junto a su hijo. / manchestereveningnews.co.uk

El margen de maniobra económico dependerá de la situación de Juanpi y Rosales, asesorados por el padre del internacional

Sergio Cortés
SERGIO CORTÉS

El futuro del Málaga está cogido con alfileres debido a la indefinición de su presidente, pero es sobradamente conocido que va a depender de determinados jugadores. El margen de maniobra económico pasa inexorablemente por encontrar salida a aquellos futbolistas con fichas altas y también a otros que pueden dejar dinero en las arcas –no mucho, esa es la realidad, después de la nefasta temporada del equipo–, y ahí el club tiene que hilar muy fino. En primer plano figura un agente que va a ser clave. Se trata de Juan Mata, padre del internacional del Manchester United, que ahora lleva a Juanpi y también a Rosales tras el fallecimiento del representante de este último, Claudio Barrios.

Como ha explicado en varias ocasiones este periódico, no va a ser fácil que el Málaga pueda moverse en el mercado. A día de hoy tiene rebasado en varios millones el tope salarial que se supone que fijará LaLiga. Y eso que el escenario previsto por los responsables del club tampoco es excesivamente optimista en este aspecto. Pero además cara a esa cifra impuesta por la patronal de clubes también computan las llamadas 'amortizaciones' correspondientes a los fichajes realizados los últimos años, en una cantidad que ronda los seis millones. Es decir, que el saldo negativo de salida está muy cerca de los diez millones. De ahí la necesidad de acometer cuanto antes la planificación.

Rosales tiene cartel en el mercado y el club no se conforma con dejar salir gratis a Juanpi y sólo ahorrarse la ficha

Lógicamente, partiendo de esa base, el Málaga tiene que soltar lastre y la vía más factible es reducir la masa salarial de la plantilla. Porque cabe recordar que por la otra vía, los ingresos por traspasos, puede acarrear más problemas dado que si el club vendiera a Keko, Rolón o Cecchini, por poner ejemplos, le computaría de golpe para el tope salarial toda la 'amortización' pendiente. Otra cuestión es que las ventas afectaran a otros futbolistas, como Rosales (del que ya no queda pendiente ninguna penalización para el llamado 'salario Liga') o En-Nesyri.

En el Málaga se da la circunstancia de que el mismo agente lleva las cuestiones del futbolista con la ficha más alta (Juanpi) y de uno de los que tienen mejor cartel en el mercado (Rosales). Se trata de Juan Mata, cuya relación con el club arrancó con la llegada de Rondón en el verano de 2010. El padre del medio punta internacional es probablemente el que tiene más peso y mejores contactos en el fútbol venezolano, y eso explica que desde hace relativamente poco sea el representante de Rosales.

Clave en su fichaje

El lateral derecho siempre ha tenido como agente a Claudio Barrios, una persona que fue clave en su fichaje por el Málaga y que siempre tuvo un comportamiento exquisito con el club. Primero, cuando se gestó su fichaje procedente del Twente (una visita a Málaga fue definitiva para que el futbolista rechazara irse a la Bundesliga, la Premier e incluso el Sporting de Lisboa); después, cuando aparecieron otras propuestas (del Valencia o el Sevilla). Ahí pudo hacerle una 'jugarreta' a la entidad de Martiricos, pero siempre fue leal.

Tras el fallecimiento de su agente –una situación que le ha afectado–, Rosales se ha puesto en manos de Juan Mata, que lleva en el primer equipo malaguista a Juanpi y Mikel. El conocido representante ya contactó semanas atrás con el todavía director deportivo, Mario Armando Husillos, para conocer las intenciones del club en ambos casos. Desde luego, en La Rosaleda dejan abierta la puerta al traspaso del lateral derecho, porque son conscientes de que tiene cartel en el mercado. Respecto a Juanpi, está descartado que salga a coste cero y que haya que conformarse sólo con quedar liberados de su elevada ficha (por encima del millón y medio). Ahí se espera cerrar un traspaso o una cesión con opción de compra obligatoria. A menos que el nuevo director deportivo (cuando llegue) opte por otra vía...

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos