Juan Rodríguez: «Creo que el Málaga se salvará»

Juan Rodríguez, ayer en la playa cerca de su domicilio en Chilches./Salvador Salas
Juan Rodríguez, ayer en la playa cerca de su domicilio en Chilches. / Salvador Salas

Exjugador del Málaga y del Deportivo. Retirado hace unos meses, analiza el duelo del domingo entre el club de sus amores y el de sus mejores temporadas en la máxima categoría

Pedro Luis Alonso
PEDRO LUIS ALONSOMálaga

Trece temporadas en Primera (consecutivas), 324 partidos y una veintena larga de goles en la categoría son las cifras de las que puede presumir Juan Rodríguez (Málaga, 1982) y un número de paisanos que se cuentan con los dedos. Pocos mejor que él, después de muchos años en el Málaga y un lustro en el Deportivo (2006-11), para analizar el choque a cara de perro del domingo. Retirado hace unos meses tras una mala experiencia en el Mallorca, no oculta que en el futuro le gustaría seguir vinculado al fútbol.

¿Qué conjunto ve más necesitado en el partido?

–El Málaga, porque es colista y tiene cuatro puntos. Es verdad que el Deportivo no está en un buen momento, pero ahora tiene un colchón (cinco puntos sobre la zona de descenso).

¿Con qué equipo irá?

–... Soy de Málaga. Estuve mucho aquí, desde que entré en la cantera hasta que salí con 24 años.

¿Cómo explicaría que el Málaga es colista, con cuatro puntos en once jornadas?

–Como espectador, porque no tengo la posibilidad de estar en el vestuario, parece que hay mucho nerviosismo. Esa ansiedad por salir pronto de ahí te lleva a no rendir bien. Queda un mes para la Navidad. Vamos a confiar en la plantilla, y no tanto en los fichajes de Navidad. Los jugadores tienen que entender que si están en ese equipo es porque han hecho méritos.

Quiere decir que es clave subir la autoestima del grupo, ¿no?

–Sí. El jugador no tiene que sacar pecho ni decir que es el mejor del mundo, pero si está en Primera y en el Málaga es por algo:por méritos en equipos anteriores... por lo que sea. Hay que creérselo.

En definitiva, que entiende que se haya contratado un psicólogo. ¿Usted tuvo en sus equipos?

–Claro. Un psicólogo nunca te va a venir mal. Sea un psicólogo o un nutricionista, va a sumar. Habrá quien le dé importancia y quien no. Hay quien cree en eso y quien no. Pero hay que creer. Hay que tener personalidad, pese al momento difícil. Hay que dar un paso adelante y son partidos bonitos de jugar, aunque parezca que sólo guste jugar en el Camp Nou y en el Bernabéu.

«La temporada actual me recuerda a la del descenso en 2006, se habla más de temas extradeportivos»

¿Qué imagen tiene de Míchel?

–He tenido trato con él. Me he enfrentado a él muchas veces y siempre fueron duelos complicados. A sus equipos les gusta tener el balón. Mi hermano (Carlos Rodríguez, en su etapa en el Getafe B) o Pedro León me hablan muy bien de él, así que no te lo dice un cualquiera.

¿Es real esto de que los jugadores pueden hacer la cama al técnico?

–No me creo que los jugadores quieran echar al entrenador. Quizás tres o cuatro jugadores que se lleven bien con el presidente lo hagan. He estado 14 años en la élite y no lo he visto nunca. En Getafe tuve más entrenadores que años de fútbol. En una temporada tuve tres entrenadores. No veo ahora en el Málaga el momento de echar al técnico.

¿Verá el Málaga-Deportivo en casa?

–No. Voy a estar en La Rosaleda. Me llamaron de una radio gallega, pero no se preocupe, que seré objetivo. Uno tiene que ser como es.

«Los jugadores del Málaga tienen que entender que si están en el equipo es porque han hecho méritos para ello»

Se lo pregunto sin ambages: ¿Cree que se salvará el Málaga?

–Sinceramente, pienso que sí. Te lo digo a ti y se lo dicho a más compañeros. Si me preguntáis dentro de tres meses, a lo mejor cambia la película.

«Tengo la ilusión de entrenar y quiero probar si soy válido»

–¿Con qué partido se queda de su carrera como jugador?

–Me quedo con el del debut en Primera con el Málaga, en Montjuic (28-9-2003, 1-2). Estaba en el banquillo y Juande Ramos me mandó calentar y llegó un momento en que me dijo que saliese. Te ves raro, porque no es que el campo tenga mayor dimensión, pero es otro ambiente. Es un recuerdo muy bonito.

–¿Y su mejor gol?

–En el Deportivo, en un triunfo por la mínima ante el Sevilla.

–¿Cuál es el mejor futbolista con el que ha compartido vestuario?

–Juan Carlos Valerón. Marcaba diferencias.

–¿Messi o Cristiano Ronaldo?

–Me parece más completo Messi, porque es un jugador que puede fabricarse un gol él mismo driblando o dando el último pase, aunque Cristiano tiene otras cosas que no tiene Messi.

–¿Cree que España volverá a ganar el Mundial este verano?

–Quizás ahora hay más igualdad en el panorama mundial que en la época de los Xavi, Iniesta, Villa, Fernando Torres. Eso era mucha selección y se preveía que iba a ganar, pero ahora hay otras selecciones fuertes.

–¿Seguirá vinculado al fútbol?

–De momento tengo los dos primeros niveles del curso de entrenador y del título de director deportivo. Probaré a entrenar a niños. Es una ilusión, pero también porque quiero probar para comprobar si me gusta hacerlo y soy válido para la élite.

Usted ha sufrido un descenso con estos dos clubes. ¿En cuál de los dos sintió más la presión del entorno?

–Ahora llevo un tiempo fuera del ‘Depor’ como para analizar su presente, pero lo que puedo decir es que en el Málaga es un gustazo que, estando como está, tenga la afición que tiene, que te arropa en todos los partidos los noventa minutos. Eso se ve en muy pocos campos. En el Deportivo la expectativa fue confeccionar una plantilla para algo más, pero no es fácil. Hay que dar con la tecla, y a veces se acierta y a veces no. En todo caso, lo que se desea en ese club es volver a Europa en un proyecto a dos años. Ahora el club está más estable económicamente.

¿Le recuerda la temporada actual en el Málaga al descenso que vivió en la temporada 2005-06?

–Sí, y ya lo he dicho antes varias veces. Hay muchos temas extradeportivos. En verano se habló más de otras cosas antes que de la plantilla o de haber afrontado el comienzo de la Liga. Eso no te deja trabajar tranquilo en el día a día. Por mucho que te quieras aislar eso está ahí. En aquel descenso, en Navidad, estábamos en la zona media de la tabla, y fue desde entonces cuando se produjo la caída en picado y se entró en la zona baja.

En las ocasiones en que ha sufrido descensos en su carrera, ¿fueron más por incapacidad futbolística o por factores externos?

–Depende. Hay veces que entras en una dinámica negativa. Los resultados no llegan y, cuando te quieres dar cuenta, no hay remedio. Hay veces que la plantilla no da y hay veces en que se baja por otras circunstancias, y pongo el ejemplo del Betis y el Villarreal cuando bajaron recientemente, con equipos de Champions. En el fútbol todo te sirve para aprender. Afortunadamente, ahora tanto el Málaga como el Deportivo están en Primera División.

–¿Qué recuerdos tiene de su etapa en el Deportivo?

–Fueron cinco años muy buenos. Llegué con jugadores que habían jugado en Europa y me asenté muy pronto en el once. Eso me hizo crecer como futbolista, y puedo decir que pasé los mejores años de mi carrera jugando adelantado. Me pilló más asentado. Además, se lesionó Valerón, y es por eso que jugué más arriba. Ademas, jugué competición europea y es cuando más se ha destacado mi imagen y cuando más estuve en el candelero.

Usted jugó trece temporadas en Primera. Se dice pronto...

–Quizás ahora que estoy fuera le doy más mérito. Cuando estás en ello no te das cuenta. La clave es el trabajo diario, confiar en uno mismo, que las lesiones te respeten... Entrenas para competir el fin de semana. Vives para el fútbol, y hay que hacer bien el que yo llamo el otro entrenamiento, en casa, el descanso.

¿Cuándo tuvo claro la retirada?

–En mi último año en el Getafe (2015-16). Entonces ya tenía claro que lo mismo lo dejaba. Me querían renovar, pero al final no llegó. Me llamaron a los cinco días de acabar la Liga para ir al Mallorca, pero fue una experiencia nefasta, muy negativa. Así que preferí disfrutar de mi familia, de las niñas.

¿Cómo están siendo estos primeros meses retirado?

–Ahora me dedico a descansar. Veo mucho deporte. Se trata de recuperar el tiempo perdido con tantos entrenamientos y años fuera. Todo este tiempo ha tenido un pequeño estrés, que hay que recuperar estando con la familia. No he dejado el deporte. Juego al pádel y participo en torneos. También salgo a correr, y he competido en pruebas por mi zona (Chilches).

¿Cree que pudo haber sido jugador del Málaga toda su trayectoria?

–Siempre he dicho que fui un jugador de club. Han sido tres años en el Málaga, cinco en el Deportivo y cinco en el Getafe, con renovaciones. He tenido ofertas para irme, pero tanto en el Málaga (propuestas del Atlético y el Valencia), como en el Deportivo (del Sevilla y el Everton) y el Getafe (del Mallorca y el Betis) no me dejaron ir. En el Málaga su día se me habló de renovar, dije que sí, pero cuando comenté que fuéramos a sentarnos no me volvieron a llamar. Me llegó la oferta del ‘Depor’ y firmé. Cuando me fui a la gente de la cantera no le daban mucho valor y reconocimiento. No sólo me fui yo.

El sábado jugó con los veteranos del Málaga ante las leyendas de la selección. ¿Fue su primer partido de retirado?

–Sí, y me sentí raro: el césped artificial... y terminé el partido con ampollas.

Temas

Fútbol

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos