Gol en fuera de juego

EL ÁRBITRO

MARTÍN NAVARRETE

Sin duda es la jugada que marca la labor del colegiado aragonés Jaime Latre, imputable al asistente. Dar validez al gol del Girona en la posición de la que parte Alcalá es un error. Difícil jugada, pero sí hay fuera dejuego. Es verdad que para determinar la posición desde la que remata después del rechace de Roberto se ha de hacer todo un ejercicio de geometría en la acción para confirmar que, en efecto, el fuera de juego existe. En cuanto al resto de su labor, estuvo al ritmo que el partido le marcó, con una actuación bastante regular.

No es un colegiado que brille en exceso en sus actuaciones. Ayer tampoco en Montilivi. El colegiado oscense mostró una vez más su mejor cualidad, que es la serenidad, lo que le permite controlar el partido al comienzo del mismo con buen tono. De ahí que hasta el minuto 8 no indicara la primera infracción del encuentro, dejando jugar y con una correcta aplicación de la ley de la ventaja. ¿El problema? Cuando el partido comienza a tensionarse y aparecen las acciones de cierta dificultad. Aquí es cuando demuestra sus carencias.

Las dificultades que tiene para interpretar con criterios razonables las infracciones. Dejó de sancionar faltas muy claras. Ejemplo de ello fue la jugada del minuto 42; Bernardo, defensor local, placa a Adrián de forma clara en la frontal del área. Otra ocurre en los últimos minutos del segundo periodo, con un plantillazo en el interior del área de Alcalá sobre Mula, que tampoco indicó. Con las amonestaciones no estuvo equilibrado, enseñó tres cartulinas para el equipo local por cuatro que le muestra al malaguista, siendo excesiva la de Ontiveros.

Fotos

Vídeos