Una lista con más de medio centenar de posibles fichajes para el Málaga

Anquela, candidato a dirigir al Málaga. /AFP
Anquela, candidato a dirigir al Málaga. / AFP
Secreto de sumario

El club trasladará al nuevo entrenador el dossier con todos los jugadores interesantes para que este dé su opinión e incluso proponga otros alternativos

Sergio Cortés
SERGIO CORTÉS

Es llamativo que el Málaga aún no haya anunciado el nombre de su entrenador y que, sin embargo, en el mundillo futbolístico se repita una frase: «El Málaga se está moviendo mucho en el mercado». Entre bambalinas el club trata de avanzar en la planificación de la plantilla de la próxima temporada aunque condicionado claramente por el lastre que supone la enorme cantidad de jugadores con contrato (hasta veintisiete) y demasiadas fichas desproporcionadas para la nueva categoría en la que competirá.

El descenso estaba tan asimilado que el Málaga pretendía aprovechar ese margen respecto a sus rivales (es obvio que hablar de ventaja resulta contraproducente), pero a la postre los otros dos rivales que caen a Segunda División (Deportivo y Las Palmas) también se han despeñado demasiado pronto. Eso sí, la situación interna de estos dos no está clara.

En el club coruñés su presidente, Tino Fernández, aún no ha anunciado el nombre del director deportivo (Richard Barral, que estuvo en Málaga como segundo de Marcos Alonso, renunció meses atrás). Respecto a la entidad grancanaria, el panorama tampoco está claro. El director deportivo, Toni Cruz, ha dimitido; el secretario técnico, Luis Helguera, ha decidido no renovar su contrato –precisamente se habla de que puede ir al 'Depor'–, y ahora se da por seguro que los exjugadores Juanito y Milovanovic serán los nuevos responsables de la parcela por designación del presidente, Miguel Ángel Ramírez.

Plenos poderes

En el Málaga, al menos, esa situación no se da. El director deportivo, Mario Armando Husillos, cuenta con plenos poderes para diseñar la plantilla desde que regresó al cargo. Independientemente del 'casting' de entrenadores que se ha producido desde hace dos meses, el hispanoargentino y su equipo han llevado a cabo desde el mes de noviembre el pertinente trabajo de campo para contar con una amplia base de futbolistas que puedan interesar. En un principio se trabajó en los dos escenarios, la permanencia en Primera o el posible descenso a Segunda, pero conforme el descalabro se antojaba irreversible ya no quedaba más remedio que 'pulir' la lista definitiva. Básicamente por una razón: el aspecto económico.

Pero, ¿cómo fichará el Málaga? Ya se sabe que a Husillos le gusta siempre responsabilizarse de todas las cuestiones relativas a la parcela deportiva, sin excepción (sin ir más lejos, lo ha hecho de Success, una petición expresa de José González), pero cara al próximo ejercicio quiere ir de la mano del entrenador. Al exdelantero malaguista le gusta seguir toda la Segunda División, pero considera que el conocimiento de la categoría por parte del nuevo entrenador es una ventaja considerable y es consciente de que hay que aprovecharla.

El Málaga está moviéndose mucho en el mercado porque maneja una lista de futbolistas muy amplia y con opciones para todos los puestos. Este último detalle –que había que buscar jugadores para cualquier demarcación– fue la primera consigna transmitida por Husillos y el secretario técnico, Claudio Carsi, al equipo de ojeadores. Internamente se habla de más de medio centenar de nombres, aunque también se incluye a otros futbolistas que pertenecen a clubes de Primera, que pueden adaptarse a Segunda y que se ajustarían a los parámetros económicos del club.

Primer paso

La prioridad es tener máxima simbiosis con el futuro entrenadorpor eso el primer paso es trasladarle esa lista de futbolistas para intercambiar impresiones y conocer cuáles son las mejores opciones en cada uno de los puestos. Precisamente en esta línea van los distintos contactos ya establecidos –es decir, tanto movimiento en el mercado–, para que cualquier negociación puede encauzarse en poco tiempo y pueda cerrarse sin excesivas dificultades.

No obstante, y dado que el nuevo entrenador tiene un amplio conocimiento de la nueva categoría en la que el Málaga va a competir, el club también estará abierto a que el inquilino del banquillo proponga algún futbolista que, por su experiencia en Segunda, sepa que puede aportar mucho. Yno sólo en el terreno de juego, sino también en el propio vestuario. Ya se ha apuntado en este periódico que uno de los retos de los dirigentes es buscar nuevos líderes para la plantilla después de la experiencia en esta temporada que todavía no ha concluido.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos