Llorente se desmelena

Llorente, en un entrenamiento con la RealSociedad./Lobo Altuna
Llorente, en un entrenamiento con la RealSociedad. / Lobo Altuna

Logra seis goles en apenas quince partidos con la Real Sociedad, y en un tercio del curso triplica las cifras con el Málaga de todo el año

Pedro Luis Alonso
PEDRO LUIS ALONSOMálaga

Sin una tradición histórica importante de exmalaguistas en la Real Sociedad, en los últimos tiempos relucen en San Sebastián dos futbolistas de pasado reciente en el cuadro de La Rosaleda, Juanmi y Llorente. El coineño, que fue internacional absoluto, se ha descolgado allí con sus mejores registros realizadores en la Liga (marcó once tantos la pasada campaña), aunque ahora esté contando menos para Eusebio Sacristán, y el que se ha desmelenado este curso es Diego Llorente, que no estaba destacando especialmente en el área rival.

Las cifras de Llorente no son propias de un defensa central, con seis dianas en quince partidos oficiales entre las tres competiciones (Liga, Europa League y Copa del Rey). Ha visto puerta ante el Rosenborg, el Zenit de San Petersburgo (dos), el Deportivo, el Betis y el Lleida.

Las cifras

6
El número de goles del central en lo que va de curso, con 15 partidos jugados (en tres torneos). A ese nivel, se proyectaría a unas 18 dianas al final de la campaña.
2
Los goles con el Málaga y el Rayo Vallecano en cada una de las dos últimas temporadas. Más ajustadas al papel de un central.

Justo cuando el Málaga se ilusionaba con la progresión de Llorente y soñaba con mantenerle en sus filas tras sus gestiones con el Real Madrid (el club propietario), llegó la oferta irresistible de la Real Sociedad, que pagó al Real Madrid unos siete millones de euros. A la postre el madrileño ha encajado a la perfección en el cuadro donostiarra. Ha rendido tanto como central derecho o como izquierdo (en las ausencias de Íñigo Martínez), y está siendo indiscutible en la línea de cobertura. Sólo ha dejado de jugar por las obligadas rotaciones.

Una pareja afianzada rota

Durante la pasada campaña la Real Sociedad tuvo una pareja de centrales muy afianzada con Raúl Navas (una de las revelaciones de la campaña) e Íñigo Martínez, que en agosto estuvo en un tris de marcharse traspasado al Barcelona, y que sigue sonando como futurible en el mercado invernal. Sin embargo, Llorente llegó, vio y venció. Pronto se ha sentido indiscutible, y ha relegado a Raúl Navas o Aritz Elustondo.

Su buena relación con el gol ha sido la principal sorpresa, y no parece el producto de una simple racha, sino de su confianza y la determinación con la que acude al remate en las acciones a balón parado. En las dos temporadas anteriores, sus otras en la élite, marcó cuatro goles, dos por campaña. Con el Málaga, ante el Espanyol y el Sevilla, e igual registro con el Rayo (2015-16).

De ahí que sorprenda su rendimiento, máxime cuando el Málaga apenas pudo disfrutar en un tramo concreto de la temporadas de esas condiciones que invitaron a su fichaje procedente del Rayo Vallecano. Su comienzo en La Rosaleda fue muy dubitativo, con errores que pesaron en su confianza. La llegada en enero de Luis Hernández le permitió mejorar mucho a su lado, así como esa formidable racha de de seis triunfos en siete jornadas con Míchel casi al final. De hecho, antes de perderse por contrato el duelo de la última jornada ante el Real Madrid encadenó diez partidos de titular jugándolo todo.

Rolan trabaja en el gimnasio

El Málaga se entrenó ayer en La Rosaleda, y Rolan se ejercitó en el gimnasio, con lo que cada vez parece más complicado que pueda figurar hoy en la lista de convocados para el partido de mañana (12.00 horas) ante la Real Sociedad. Por segundo día Ricca trabajó a pie de campo. En la Real causarán baja para el duelo el lateral Kevin Rodrigues, que sufrió una rotura fibrilar en el bíceps femoral izquierdo el jueves ante el Zenit, y el interior Zurutuza, con un leve esguince en el tobillo derecho. La Real cumula cuatro compromisos oficiales sin vencer entre las distintas competiciones.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos