El Málaga, otra vez abajo antes del ‘parón’

Vuelve a ser colista, pero sigue a cuatro puntos de la zona de salvación

Peñaranda lucha por el balón con Rodrigo durante el partido de ayer/Agencia Lof
Peñaranda lucha por el balón con Rodrigo durante el partido de ayer / Agencia Lof
Antonio Góngora
ANTONIO GÓNGORA

La derrota de un Málaga que no está funcionando al nivel que se esperaba en el campo de un Villarreal que sigue instalado en zona europea podrían considerarla muchos como previsible, pero los aficionados blanquiazules albergaban la esperanza de que los jugadores de Míchel dieran la sorpresa en el Estadio de la Cerámica, animados por la victoria de la semana anterior. Pero no pudo ser, se cumplió el guión por distintas razones y el equipo de Martiricos regresa al pozo de Primera. Vuelve a ser colista de LaLiga, y vuelve a serlo precisamente antes de un ‘parón’ por los compromisos de las selecciones, lo que alarga un poco más la decepción de un equipo que no acaba de arrancar del todo.

El equipo de Míchel recibe de nuevo goles y continúa sin marcar fuera de casa en la Liga, lo que le impide remontar tras lograr su primer triunfo

Pese a jugar mejor que casi nunca, en uno de sus mejores partidos, volvió a cometer errores en momentos clave, en pequeños periodos de partido en los que ‘desconecta’. No tuvo que hacer demasiado el Villarreal para ganar, más allá de mover el banquillo en la segunda parte, desde donde salieron jugadores de máximo nivel para resolver la incógnita para un equipo que llegaba de jugar el jueves en la Liga Europa. El Málaga tuvo varias ocasiones, alguna muy clara, pero una vez más le faltó pegada y acierto para batir la meta contraria, algo que no ha hecho todavía lejos de La Rosaleda en lo que del campeonato.

Más goles encajados

Por contra, los malaguistas siguen encajando goles de una forma sistemática en todos los encuentros. No logra cerrar un partido en el que pueda mantener su portería a cero, lo que le está condenando a la derrota una y otra vez. Estos errores aparecen en fases concretas de los encuentros en las que el equipo experimenta bajones inexplicables que conducen a errores y otros problemas que suelen costar goles y derrotas.

Pese a que el conjunto blanquiazul vuelve a la parte más baja de la tabla, las diferencias con la zona de salvación o permanencia, que en esta ocasión la ocupa el Eibar, continúa a cuatro puntos, poco más de un triunfo. Es lo positivo de la jornada, ya que lo negativo fue el triunfo del Alavés, el causante de que el Málaga regresara a la última posición. Hay cuatro equipos que pugnan por eludir las tres últimas plazas, pero el siguiente clasificado, el Deportivo, está a siete puntos ya del conjunto de Martiricos.

La plantilla malaguista, sin embargo, regresó anoche y se entrenará durante esta semana y la próxima con la mete puesta exclusivamente en sumar un nuevo triunfo ante el Deportivo el domingo 19 (en La Rosaleda, a las 12.00 horas) que le ofrezca otro balón de oxígeno para acercarse a los equipos que van delante o para evitar que se alejen más. Este compromiso ante el equipo gallego vuelve a convertirse en una ‘final’ para los blanquiazules, como lo fue el anterior en casa contra el Celta, en su lucha por reaccionar de una ver por todas.

Fotos

Vídeos