El Málaga abre la puerta al traspaso de Santos para salir del atasco

Santos, en un remate como jugador del Sporting frente al Rayo en El Molinón./DAMIÁN ARIENZA
Santos, en un remate como jugador del Sporting frente al Rayo en El Molinón. / DAMIÁN ARIENZA

El club valora que la oferta del Copenhague, que ronda los cuatro millones, daría el margen de movimiento necesario para avanzar en la planificación del equipo

Sergio Cortés
SERGIO CORTÉS

Dentro de nueve días el Málaga comenzará la pretemporada para afrontar el reto de regresar a la élite al primer intento, en un solo año. Mientras, el equipo sigue bloqueado, con una plantilla sobredimensionada en número, con diversos jugadores que no entran en los planes del nuevo entrenador y sin noticias de incorporaciones. El condicionante económico lastra cualquier movimiento y el club trata de tener en todos los casos la sartén por el mango. Sin embargo, la posible marcha de Santos al Copenhague danés puede poner fin al atasco.

En año de Mundial el mercado se agita poco hasta bien entrado el mes de julio, pero en esta ocasión el Málaga vive desgraciadamente en otro escenario: competirá en Segunda. A priori su mercado es otro, basado en jugadores de perfil más modesto, no tan afianzados y, por supuesto, accesibles desde el punto de vista económico. Pero la realidad es que el club depende en gran medida de movimientos externos. Primero, porque está lastrado por fichas cuantiosas en algunos casos, y segundo, porque, como se suele decir, aquellos jugadores a los que el Málaga quiere sacar no tienen ofertas mientras que sí son apetecibles para otros conjuntos aquellos que en La Rosaleda sí gustaría que continuaran.

El Málaga está obligado estas semanas a mantener un cierto equilibrio. En fútbol, ya se sabe, a río revuelto ganancia de representantes. Y estos siempre tratan de sacar tajada cuando un club está más asfixiado. El control de LaLiga permite que cualquier equipo sepa cómo están los demás, y tampoco los agentes son ajenos a esta información.

Nuevo planteamiento

En esta tesitura el Málaga se encuentra a la expectativa para ver si futbolistas con fichas altas tienen la opción de salir (por ejemplo, Juanpi). Y como el mercado no responde a los deseos de los clubes, el más factible suele ser precisamente el del jugador con el que sí se cuenta, en este caso Santos. Cabe recordar que Juan Ramón Muñiz ya insistió en que entraba en sus planes. No obstante, la propuesta llegada desde Dinamarca, en torno a cuatro millones, ha obligado al club a cambiar el planteamiento. Esa oferta sí interesa. Y mucho.

La situación económica tiene tan maniatado al Málaga que el traspaso de Santos supondría no sólo un alivio, sino que además permitiría mantener a dos futbolistas a los que el club no quiere vender a bajo precio pese a la presión exterior, Ignasi Miquel y En-Nesyri, y que además están bien vistos por Muñiz para el proyecto de Segunda.

Conviene apuntar cuatro aspectos relacionados con el delantero uruguayo que ha estado cedido en el Sporting. El primero es una cláusula liberatoria de su contrato, idéntica a la que tenía Jony (y que le ha permitido marcharse al Alavés): tras el descenso podría marcharse cedido a un club de Primera. La cuestión es que Santos no quiere volver al Málaga, así que él es más partidario de un traspaso. El club, obviamente, también. El segundo detalle se centra en su elevado salario, que se pensaba afrontar sí o sí porque el nuevo entrenador lo considera interesante para Segunda. El tercero es la llamada 'amortización' que afecta al tope salarial. Como el 'charrúa' costó cinco millones y firmó por cuatro temporadas, en cada ejercicio al Málaga se le computan 1.250.000 euros de esa inversión, lo que influye directamente en la cantidad asignada por LaLiga. Y en cuarto lugar, y como consecuencia de lo anterior, entre unas cuestiones y otras, la 'operación Santos' permitiría un beneficio de más de dos millones y medio cara a ese límite impuesto por la patronal de clubes. Lo dicho: un gran respiro.

Tantas ventajas han obligado al Málaga a abrirle la puerta a Santos cuando la previsión era otra. Evidentemente, al tratarse de una liga menor, la oferta económica que ha recibido el futbolista es muy importante para tratar de convencerlo. El club no cuenta con toda la propiedad del delantero -lo que molestó bastante al presidente, Al-Thani, cuando supo que se habían invertido cinco millones-, pero el club que posee menos de un tercio de los derechos, el River Montevideo, no tiene que dar el visto bueno a la operación.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos