El Málaga afronta un mes crucial para no descolgarse

Un entrenamiento del equipo, con Husillos en primer plano de espaldas. /Salvador Salas
Un entrenamiento del equipo, con Husillos en primer plano de espaldas. / Salvador Salas

Para el Málaga será vital que no se amplíe su actual desventaja cara al mercado de fichajes

Pedro Luis Alonso
PEDRO LUIS ALONSOMálaga

Seis citas ligueras en sólo 32 días y, a continuación, dos semanas y media sin competir (del 21 de diciembre al 7 de enero). Para el Málaga será vital minimizar los daños al acabar el año natural en curso, después de un calendario intenso desde que el balón eche a rodar ante el Deportivo el domingo y a las puertas de que se abra el plazo para inscribir fichajes de invierno. A día de hoy el Málaga es un náufrago que consume sus últimas energías braceando para llegar a la isla (una nueva ventana para inscribir jugadores), y lo que está por determinar es si llega con suficiente hálito de vida al lugar deseado.

Jugará en apenas un mes seis compromisos ligueros antes de 17 días de ‘parón’ y la apertura del plazo para inscribir nuevos futbolistas

Lastrado por su paupérrimo inicio liguero (cuatro puntos de 33) y por las continuas lesiones (ahora las de Ricca y Kuzmanovic, con Torres y Rolan saliendo de sendos percances), en el Málaga sólo hay una realidad que cuenta, su desventaja en puntos respecto al decimoséptimo de la tabla clasificatoria; en definitiva, en relación al primer conjunto ubicado fuera de la zona de descenso.

El calendario

Partidos restantes en 2017:

Málaga-Deportivo: Domingo (12.00 horas).

Real Madrid-Málaga: Sábado 25, a las 16.15 horas.

Málaga-Levante: Viernes 1 de diciembre, a las 21.00 (entre medias, el martes 28, se jugará la Copa).

Real Sociedad-Málaga: Domingo 10 de diciembre, a las 12.00

Málaga-Betis: Lunes 18 de diciembre, a las 21.00.

Alavés-Málaga: Jueves 21 de diciembre, a las 21.30 (inicialmente se programó para el viernes 22).

A estas alturas de la temporada es inútil especular sobre si la permanencia estará más barata o cara que en ediciones anteriores del torneo, máxime cuando aún no se ha llegado al ecuador del mismo. Lógicamente, el caso peculiar de hace un año, cuando 32 puntos valieron para seguir en Primera, no parece fácil que se repita, pero es pronto para conocerlo. Por ello, lo único prioritario es que no se amplíe esa desventaja actual del Málaga de cuatro puntos respecto del Eibar, el último de los que ahora se salvaría.

En este sentido, el Málaga se juega mucho en este mes. Por un lado, la posibilidad de reducir sensiblemente su actual desventaja, lo que daría vida al equipo y a algunos jugadores que ahora no rinden a la altura de las expectativas. Por otro, la consecuencia directa de ello es llegar al mercado de fichajes con fundadas opciones de salvarse, algo que influiría directamente en las posibilidades de optar a mejores contrataciones. El temor en la entidad es que si la distancia respecto al decimoséptimo se amplía la dirección deportiva del club apenas encuentre argumentos para negociar con determinados jugadores (con los dos millones de euros de presupuesto, condicionados por el tope salarial, de que se dispone).

El Málaga jugará siete partidos en 32 días, aunque uno de ellos es el de la Copa del Rey ante el Numancia (el martes 28). Los seis en los que de verdad le va la vida al club reflejan una clara dualidad: tres de ellos se dirimen ante hipotéticos rivales directos en la lucha por la permanencia, y otros tantos contra conjuntos que pelean por otros objetivos. A los de Míchel no sólo les importa sumar ante el Deportivo, el Levante (ambos en La Rosaleda) y el Alavés (en Mendizorroza), sino poder evitar al mismo tiempo que se eleve la cosecha de puntos de estos equipos. Aunque la dificultad será otra ante el Betis y en los campos del Real Madrid y de la Real Sociedad, tampoco cabe descartar la sorpresa.

Otros tres descolgados

Al margen del Málaga (cuatro puntos), la clasificación muestra ahora a tres equipos más descolgados: Las Palmas y el Alavés, ambos con seis puntos, y el Eibar, con ocho. A priori, las esperanzas en el conjunto de La Rosaleda se centran en que estos sean los que posibiliten su permanencia. El peligro es que los demás mantienen una renta ya peligrosa. El Deportivo ya tiene once –aunque el Málaga tiene la oportunidad el domingo de acercarse a cuatro si vence en La Rosaleda–, al igual que el Athletic. Finalmente, otros conjuntos con plantillas modestas y que partieron con el objetivo de la salvación ya han abierto aún más tierra de por medio: el Levante (doce), el Getafe (trece), el Girona (quince) y el Leganés (diecisiete).

Su desfase actual para la permanencia es de cuatro puntos y si se amplía costará optar a determinados fichajes

El Málaga se juega mucho en este mes como equipo, pero también los jugadores en el plano individual. Con veinticuatro fichas ocupadas, la intención es cerrar al menos dos fichajes en enero (un central y un ‘pivote’ lo prioritario), pero la cifra podría ampliarse probablemente a cuatro o cinco profesionales más. Al margen de que Míchel insiste en público en contar con un grupo más reducido en los entrenamientos, es obvio que tiene que haber varias bajas. Una asegurada es la del guardameta Cenk, inédito, y Cecchini tirne muchas opciones de irse cedido.

Tres de los seis rivales (Deportivo, Levante y Alavés) parecen a priori rivales directos

Por ello toma mucha trascendencia el rendimiento de los jugadores en las próximas citas. Es posible que futbolistas que cuentan poco ahora se rediman con una buena actuación puntual y consigan dar la vuelta a la valoración inicial que tienen consensuada la dirección deportiva y el entrenador.

Temas

Fútbol

Fotos

Vídeos