El Málaga agiliza la operación salida

Santos celebra el gol que le marcó la pasada temporada al Sporting. / Álvaro Cabrera

Santos se marcha al Sporting y Mikel al Cádiz, este último tras ampliar su contrato un año más

Pedro Luis Alonso
PEDRO LUIS ALONSOMálaga

A diez días del estreno liguero y a falta de cerrar las dos contrataciones pactadas entre la dirección deportiva y el cuerpo técnico (un ‘pivote’ y un punta), el Málaga ha agilizado de golpe la operación salida, la que tantas demoras ha venido registrando este verano. El club zanjó casi de un plumazo ayer las cesiones de Mikel y Santos al Cádiz y el Sporting de Gijón, respectivamente, dos destinos de Segunda División.

La marcha de Mikel se produce después de muchos vaivenes acerca de su futuro. Ayer lo hizo oficial el Málaga, que además anunció la prolongación de su contrato por una temporada más (hasta 2020). El jugador formaba parte de la lista inicial de descartes, pero la marcha de Llorente, el no fichaje de Meré y las lesiones de Torres y Ricca le habían dado más opciones, máxime cuando él también puede jugar de lateral izquierdo, posición que es la suya más habitual cuando juega con Venezuela. Su acuerdo con el Cádiz era notorio desde hace semanas, pero la entidad de Martiricos no se atrevía del todo a dar el paso ante la merma de efectivos.

Así, Mikel completó toda lo que se lleva de pretemporada con el Málaga e incluso jugó el martes en Granada, pero ya no se entrenó el miércoles por la tarde y viajó a Cádiz a últimar el acuerdo de cesión. Se podría dar la circunstancia de que se convirtiera en rival de los de Míchel mañana, si es que su nuevo equipo y los blanquiazules se cruzaran en la final o en el duelo por el tercer y cuarto puesto del Trofeo Carranza.

En cuanto a Michael Santos, el futbolista va a encontrar acomodo en el Sporting hasta junio, en uno de los grandes aspirantes a subir a Primera. Con contrato con el Málaga hasta 2020, el club asturiano ejercerá una opción de compra obligatoria en caso de ascenso. El uruguayo, contratado en febrero de 2016, aunque no se incorporó a la disciplina malaguista hasta el pasado verano, llegó por 4,5 millones procedente del River Plate uruguayo, y se pagó el 70 por ciento de sus derechos.

Santos llegó ayer a Gijón y ya habló como nuevo jugador del Sporting: «Vengo a subir a Primera. Jony y Luis me han hablado mucho esta afición», dijo en el aeropuerto. En Málaga sólo jugó con asiduidad a las órdenes de su compatriota Marcelo Romero, pero apenas contó para Juande Ramos y Míchel. En total 737 minutos y tres goles, curiosamente uno el que supuso la derrota del Sporting en La Rosaleda (3-2). Deja libre una ficha de extracomunitario. Durante el verano desechó ofertas del Almería y el Nástic, y el jeque trató de imponer que se fuera cedido a un cuadro de Primera para que demostrara allí su valía, lo que al final no ha sido posible.

Koné y Tighadouini

Ahora el Málaga sólo tiene que dar salida a Koné y Tighadouini,, apartados desde inicios del verano. Míchel pretende también ceder al central canterano Luis, que sin embargo ha viajado al Trofeo Carranza con la plantilla tras ausentarse en Granada.

Andrés y Cifu formarán parte de la plantilla, igual que Chory Castro y Peñaranda, este hasta octubre al menos de baja y sobre el que el club asume que será difícil encontrarle equipo en esta ventana del mercado. Respecto al capítulo de las llegadas, se sigue ultimando la del argentino Esteban Rolón, que gestiona el jeque a través de un intermediario, sin intervención directa de la dirección deportiva. El medio centro defensivo del Argentinos Juniors, de 22 años, llegaría por unos 3,5 millones y seis años, y se impone al criterio defendido por Arnau y Míchel de que se apostara por el ‘pivote’ del Zenit Javi García.

Temas

Fútbol

Fotos

Vídeos