El Málaga alcanza dieciséis encuentros sin marcar

Oblak se hace con el balón en presencia de Adrián y Rolan/. Salvador Salas
Oblak se hace con el balón en presencia de Adrián y Rolan / . Salvador Salas

Regala al Atlético jugar con ventaja en el marcador desde los 39 segundos de partido, y podría quedar hoy a diez puntos de la zona de permanencia

Pedro Luis Alonso
PEDRO LUIS ALONSOMálaga

¿Qué club español y hasta mundial juega más cómodo defendiendo una simple renta de un gol? Cualquier aficionado al fútbol conoce la respuesta:el Atlético de Madrid. El segundo clasificado de la Liga disfrutó ayer en La Rosaleda del escenario más cómodo de partido, ventaja en el marcador sin que se hubiera cumplido el primer minuto de partido, a los 39 segundos. Por enésima vez, Luis Hernández estuvo en la foto del gol. Sin respuesta al movimiento a su espalda de un inteligente Griezmann, que entró al partido más despierto que su rival, quizás más vivo que todo un Málaga que volvió a jugarse la vida frente a un rival que comenzó el choque a nueve puntos de su rival más cercano en la tabla (por arriba y por abajo).

De esta manera, el Málaga concedió a su complicado rival la posibilidad de jugar cómo mejor le gusta. Y no necesitó crear una sola ocasión de peligro adicional en todo el choque, ni siquiera cuando dispuso de un jugador más en el campo y los locales asumieron riesgos en defensa para buscar el empate.

Pese a un guion más complicado del preparado por el equipo en los días previos, el Málaga escenificó otra vez sus dificultades para ver puerta. Alcanzó su decimosexto choque liguero (de veintitrés) sin marcar este curso, y lleva sólo un tanto en las ocho últimas jornadas. Son datos que casi obligan a un imposible para soñar con la permanencia. Frente a las numerosas ocasiones malogradas con espacios en Ipurua o las dos claras en Las Palmas (las de Samu y Keko), ayer apenas hubo que quedarse con dos acciones, ambas en sendas faltas laterales botadas por Rosales. En la primera, con un buen centro del venezolano, Ideye, a la espalda de Gabi y en el segundo palo, no conectó del todo bien de cabeza el remate, que se fue fuera. En la segunda el lateral sorprendió a todos buscando el golpeo directo a portería. Excepto a Oblak, que metió una mano con su solvencia habitual. Fue la única intervención con algunos apuros del prodigioso portero esloveno.

Dos puntos de veinticuatro

Con dos puntos de los últimos veinticuatro, el Málaga comprobará entre hoy y mañana cuánto puede complicarse su panorama. A falta de conocer lo que haga el Levante (20 puntos) en Mestalla (hoy, a las 20.45 horas) y del resultado del Deportivo (17) ante el Betis en Riazor (mañana, a las 21.00), podría mantenerse a los siete puntos actuales de desventaja respecto a la zona de permanencia o alejarse, en el peor de los casos, a diez. Será así si gana el Levante.

En todo caso, ayer se impuso el Alavés en Villarreal (1-2) y se sitúa ya con doce puntos de margen (25). De la ‘Liga de cinco’ a una ‘Liga de cuatro’, en la que el Málaga, a la desesperada, necesita que caigan a Segunda el Levante, el Deportivo y Las Palmas, ya sin margen de error. Este último equipo se ha situado provisionalmente decimoctavo (18 puntos), a la espera del resultado del Deportivo. En este sentido, la distancia entre el Málaga y su rival más próximo puede ampliarse también a cinco puntos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos