El Málaga, ante una jornada para remontar el vuelo

La plantilla malaguista, en un entrenamiento reciente. /Fernando González
La plantilla malaguista, en un entrenamiento reciente. / Fernando González

Afronta una cita clave ante el Betis que podría colocarle a un punto de la zona de permanencia

Pedro Luis Alonso
PEDRO LUIS ALONSOMálaga

El Málaga afronta una jornada liguera clave, la decimosexta, que empieza esta misma noche con el Sevilla-Levante (21.00 horas, beIN LaLiga). Sobre el papel el cuadro de La Rosaleda tiene una oportunidad espléndida hasta el lunes para remontar el vuelo, aunque ya se sabe que en el fútbol cualquier plan de futuro se puede transformar en el cuento de la lechera, en una tremenda decepción.

Después de salir al campo en Anoeta en una situación apuradísima el pasado domingo, porque podía haberse quedado a siete puntos de la zona de permanencia en caso de derrota –un resultado que a priori era el más probable para los apostantes–, el Málaga podría colocarse el lunes, a última hora de la noche, a sólo un punto, en un giro diametral a la situación. Son los vaivenes imprevisibles del fútbol, que ahora premia a un Málaga con una formación más estable y mayor solidez defensiva –acumula, no en vano, 194 minutos sin encajar goles–.

Ricca, a pleno rendimiento en el entrenamiento

La plantilla malaguista se entrenó ayer en el Ciudad de Málaga, con la principal novedad de Ricca, que regresó a la dinámica de trabajo del grupo, a pleno rendimiento. Esto supone que podría estar disponible cara al duelo del lunes ante el Betis, aunque ya quedará a juicio del entrenador, Míchel, alinearle después de un periodo largo de inactividad, desde el 30 de septiembre, cuando fue sustituido a los 25 minutos del partido ante el Sevilla en el Sánchez Pizjuán. Además, hicieron labores de recuperación junto al readaptador Recio, Peñaranda y Cecchini, este por unas molestias en el glúteo. Torres hizo carrera continua y Rolan permaneció en el gimnasio y sigue siendo duda.

Más allá de su derbi ante el Betis, un equipo que ha sumado sólo dos de los últimos dieciocho puntos en disputa, lo positivo para el Málaga es que jugará conociendo ya todos los resultados producidos en el fin de semana, lo que podría ser un estímulo en el caso de que se den los resultados esperados. Porque los cuatro equipos que anteceden en la tabla al conjunto de Martiricos juegan fuera y en citas difíciles.

Así, no será sencillo para un Levante a la baja puntuar esta noche en Nervión. Y tampoco para el Deportivo, el equipo que marca la frontera de la zona de salvación, hacerlo en el Camp Nou el domingo por la noche. Asimismo, el Espanyol visita al colista, Las Palmas, que se la juega en una situación de interinidad de su entrenador, Paquito, mientras que el Alavés acude por primera vez al Wanda Metropolitano, mañana en la última franja horaria de los sábados.

Carambola a tres bandas

En el mejor de los casos, el Málaga podría situarse a un punto del decimoctavo, para lo que será necesario ganar al Betis, que no falle el líder de la competición (el Barcelona, ante el Deportivo) y que no gane el Alavés al Atlético. Como se puede comprobar, es una carambola a tres bandas, pero muy factible a tenor de la trayectoria reciente de la mayoría de equipos.

En todo caso, el Málaga no piensa tanto en rivales susceptibles de ser candidatos al descenso ni en cábalas acerca de la puntuación final necesaria al final del curso para salvarse. La obsesión es reducir con la mayor premura posible la distancia respecto a la zona de permanencia, lo que a su vez facilita las gestiones del club para convencer a nuevos futbolistas para que se incorporen al proyecto, tras Ignasi Miquel e Iturra, los dos primeros fichajes invernales.

Un hipotético triunfo el lunes tendría un gran valor, ya que los cuatro equipos que anteceden a los de Míchel en la tabla juegan citas difíciles fuera

Otra de las circunstancias positivas para el equipo es que la distancia que media con el Getafe, séptimo, es de nueve puntos. Ni el cuadro azulón, ni el Leganés (que ve aplazado su partido ante el Real Madrid) ni el Girona, todos con veinte en su casillero, son inalcanzables , máxime cuando no se ha llegado aún al ecuador del torneo. Esto deja todavía a catorce equipos en la pomada de la permanencia, y todo lo que suponga un pelotón amplio de candidatos beneficia a las opciones de los pupilos de Míchel.

Finalmente, al Málaga aún le es posible llegar a las vacaciones navideñas fuera de la zona de descenso. No obstante, cualquier combinación pasa por sumar de cuatro a seis puntos (dos triunfos o una victoria y un empate) contra el Betis y el Alavés, al que visita el jueves 21. Precisamente el cuadro vitoriano y el Deportivo son los rivales más a tiro actualmente, aunque aún se puede alcanzar también en este periodo al Levante y el Espanyol.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos