El Málaga, ante su segunda oportunidad

Equipo titular del pasado lunes frente al Eibar en La Rosaleda.
Equipo titular del pasado lunes frente al Eibar en La Rosaleda. / Ñito Salas

El equipo de Míchel busca hoy ante el complicado Girona una rápida reacción tras el decepcionante debut liguero

Antonio Góngora
ANTONIO GÓNGORA

La temporada comenzó mal para el Málaga hace cinco días, pero la plantilla y el cuerpo técnico han hecho propósito de enmienda para reaccionar lo antes posible y cambiar el rumbo actual. Pretenden mejorar la imagen tras el juego exhibido el lunes y forzar la llegada de los buenos resultados. De ahí que el choque de esta tarde ante el recién ascendido Girona se presente como una segunda oportunidad para que el equipo de Míchel arranque ya de una forma adecuada, con un marcador que permita resarcirse tras el decepcionante debut liguero en casa.

El choque ante el Eibar quedará en la lista negra del equipo blanquiazul o, en el caso de que llegue la reacción, será considerado como un accidente del comienzo del campeonato, motivado por distintas circunstancias: una escasa adaptación de los nuevos, la falta de algunos fichajes y hasta las ausencias por lesión. Y a todo ello hay que añadirle un factor inesperado: la convulsión interna existente por la decisión del jeque y propietario, Abdullah Al-Thani, de hacer fichajes por su cuenta, dejando al margen tanto a Arnau como al propio Míchel.

El lunes anterior, el técnico dispuso de una convocatoria casi de circunstancias, poblada de canteranos, a la espera de más refuerzos. Para hoy apenas habrá diferencias, salvo la inclusión ya de Cecchini, el fichaje más caro para la próxima temporada (también ha llegado a Málaga Rolón y se espera que se cierre en breve la incorporación de otro delantero). Es previsible que, además, el Málaga disponga de más ritmo de juego frente al Girona y que no aparezcan los temidos desajustes en el sistema.

Mezcla de sistemas

El entrenador madrileño mantiene su idea de mezclar distintas fórmulas de juego con el objetivo de adaptase al rival y al momento en cada encuentro. De ahí que la variación del sistema durante el encuentro de hoy parece más que probable. El rival juega con cinco hombres atrás, por lo que Míchel podría buscar una variación en relación a la jornada anterior, en busca de una mayor profundidad.

Aunque el Málaga tendrá enfrente a un equipo más fuerte de lo que parece en principio, ya que el Girona acaba de subir. Pero su bloque es fuerte y funciona bien. De ahí que la concienciación de los blanquiazules sea máxima, ya que desconfían de la ‘debilidad’ de un equipo que la pasada campaña estaba en Segunda, pero que empató ante el Atlético en su debut en la élite. El conjunto madrileño se vio sorprendido en el Municipal de Montilivi y encajó dos goles que después pudo igualar.

Respecto a la alineación malaguista, pese a la decepcionante primera jornada, los cambios no podrán ser importantes, ya que la disponibilidad de futbolistas para Míchel sigue siendo muy ajustada. Pero sí es previsible que el técnico apueste por algunos retoques en el once. Ciertos jugadores, sobre todo los del ataque, no pudieron alcanzar su nivel ante el Eibar, por lo que no se descarta que algunos de los titulares pierdan su plaza para el choque de esta tarde.

Y también puede entrar directamente en el equipo desde el comienzo Cecchini, ya que el resultado ofrecido por los componentes más ofensivos del centro del campo tampoco fue brillante en el anterior partido. De ahí que, dependiendo de su estado físico tras superar unas pequeñas molestias, el joven argentino, de 20 años, puede tener hoy su primera oportunidad con la camiseta blanquiazul. En cualquier caso, el equipo blanquiazul quiere llegar al parón reactivado.

Fotos

Vídeos