El Málaga se atasca en la planificación

El cedido Horta, en un partido esta temporada con el Sporting de Braga.
El cedido Horta, en un partido esta temporada con el Sporting de Braga. / EFE

El ‘caso Sandro’, el escaso margen de maniobra por el tope salarial y dificultades para sacar a distintos jugadores frenan los movimientos

Sergio Cortés
SERGIO CORTÉS

Suelen decir los dirigentes de los clubes que la primera quincena de junio es la peor etapa para cerrar operaciones. El mercado apenas se mueve, hasta que alguna gestión que produzca un efecto dominó, y los equipos no arriesgan ni en la entrada ni en la salida de jugadores a la espera de que en los últimos días del mes, con la pretemporada a la vuelta de la esquina, haya más facilidades. A estas alturas la planificación del Málaga se encuentra en punto muerto, con demasiadas negociaciones, pero cogida con pinzas por diversos factores.

Tope salarial

El ‘salario Liga’ (como prefieren denominarlo en el Málaga) es un auténtico quebradero de cabeza. Cuadrar las cifras resulta esta vez más complicado debido a que la rebaja en la cantidad asignada por LaLiga ronda el diez por ciento. Hoy por hoy, el club está muy cerca del tope, con un margen inferior al millón, así que prevalece la tesis de buscar salidas a menos que las incorporaciones sean con la carta de libertad y con una ficha ‘normal’. De ahí que varios objetivos sean jugadores que acaban contrato, como el central francés Baysse, del Niza.

El ‘caso Sandro’

Relacionado con ese tope salarial está la situación de Sandro. El Málaga, como se ha explicado en este periódico, está atado de pies y manos. La discreción de todas las partes es absoluta, pero en La Rosaleda están a la espera de que en primer lugar cierren un acuerdo el delantero y el Atlético, un hecho que todavía no se ha producido (aunque se crea lo contrario). Será entonces cuando se produzca la negociación entre los clubes, que permitirá saber si finalmente el canario permanece aquí cuatro meses y, sobre todo, el porcentaje de ahorro de su ficha, fundamental para tener más margen de maniobra.

Demasiado lastre

El Málaga también debe cerrar salidas cuanto antes. No puede arriesgarse a traer futbolistas y superar así el tope salarial porque entonces estaría expuesto a dejar salir a los descartados en condiciones económicas nada ventajosas. SUR ya apuntaba ayer que estos futbolistas que no entran en los planes del club conocen su situación. Koné, Santos y Tighadouini son los casos prioritarios mientras que el futuro de Horta está más que definido. Igualmente, Mikel y Peñaranda tienen pocas opciones. Pero tampoco puede descartarse que otros jugadores con fichas elevadas puedan salir (como Kameni o Chory Castro).

Un perfil más complicado

Al contrario que con Javi Gracia o Juande Ramos, este verano se busca otro perfil de futbolista, más caracterizado por la polivalencia en sus prestaciones. Así sería con el segundo que debe llegar para el centro de la defensa (de ahí que Mikel aún tengas opciones, aunque sean pocas) y con dos de los tres puntas para apuntalar el ataque (al margen de Sandro). Contar arriba con futbolistas dinámicos permitiría variar el sistema y también aspectos tácticos durante el partido, así como elegir entre jugar de salida con extremos o hacerlo con más futbolistas ‘interiores’.

Plantilla más corta

El hecho de que Míchel quiera contar sólo con veintidós efectivos (entre los que pueden estar Ontiveros y algún canterano más) obliga también a atinar en la elección de los jugadores que lleguen. Tanto el entrenador como el director deportivo asumen que un par de errores pasarían factura en momentos puntuales hasta que llegue el mercado invernal. Este es otro aspecto que fuerza a no pisar el acelerador en la planificación.

Baysse: encarrilado... como con Chantome hace un año

La operación para la llegada del central francés Paul Baysse está encarrilada, con avances escalonados conforme pasan las horas, pero en La Rosaleda se muestran muy cautos. Hace un año otro futbolista galo estaba ya apalabrado (el centrocampista Chantome) y con los contratos redactados el agente dio la espantada. Los representantes que trabajan en el vecino país suelen descolgarse continuamente con nuevas peticiones, una situación que siempre obliga a recelar.

Baysse, que termina contrato con el Niza, está en la agenda de otros clubes, como ya ocurría con el referido Chantome. En el seno del Málaga son optimistas, pero no quieren lanzar las campanas al vuelo. En principio el acuerdo será por tres años o tres más uno (como con Adrián). Se trata de un central con amplia experiencia en la Ligue 1 que ha mostrado jerarquía en un equipo que ha deslumbrado esta temporada (el Niza ha competido de tú a tú con el Mónaco y el París Saint-Germain), con oficio (29 años cumplidos el 18 de mayo) y que no desentona en ninguna faceta. Destaca en el juego aéreo, es aseado técnicamente y no es lento. La única duda quizá se centre en su adaptación a una Liga mucho más competitiva. Al margen, claro, de que no surjan contratiempos en los próximos días para que se pueda cerrar su fichaje.

Fotos

Vídeos