El Málaga gana a destiempo y ante su rival favorito, una Real Sociedad desconocida

El Málaga gana a destiempo y ante su rival favorito, una Real Sociedad desconocida
EFE

Los goles de Adrián y En-Nesyri, en los dos primeros remates, sentencian a un rival que llegaba enrachado pero apenas mostró nada

Pedro Luis Alonso
PEDRO LUIS ALONSOMálaga
2 Málaga

Roberto; Rosales, Luis Hernández, Ignasi Miquel, Torres (Diego, minuto 53); Lestienne (Ideye, minuto 79), Iturra, Lacen, Chory Castro (Keko, minuto 46); Adrián y En-Nesyri

0 Real Sociedad

Ruli; Odriozola, Llorente, Héctor Moreno, Kevin Rodrigues; Canales, Zubeldia (Illarramendi, minuto75), Zurutuza (Oyarzabal, minuto 61); Januzaj, Agirretxe (Willian Jose, minuto 46) y Juanmi

Goles
1-0, minuto 10: Adrián. 2-0, minuto 35: En-Nesyri
Árbitro
Estrada Fernández (catalán). Amarilla a Lestienne, Iturra (acarrea sanción), Keko, Adrián y Canales
Campo
14.102 espectadores en La Rosaleda, según datos del club

Si en la Liga de Primera sólo estuviera de rival la Real Sociedad el Málaga tendría billete para la Champions, pero no es este el caso. Ha sido el único contrincante al que el cuadro de La Rosaleda le ha sacado seis puntos en el torneo, además en los únicos triunfos por más de un gol de diferencia. A buenas horas, debió pensar más de uno en torno a un Málaga en el que Jose sigue planteando alineaciones acordes a un escenario con cosas en juego.

Sorprendió la Real por su desidia. Desde la salida de Eusebio y la llegada de Imanol al banquillo sumaba diez de doce puntos, sin encajar gol y con un 3-0 el jueves al Atlético pero ayer el cuadro donostiarra apenas compareció. Hizo 'un Villarreal', y su técnico, que debió verlo más fácil ante el colista, reservó de salida a Illarramendi, Rubén Pardo (convertido en pieza clave con el nuevo técnico), Oyarzabal y Willian Jose.

Y sucedió que, en un ambiente muy tenso, con un ritmo de juego más propio de un amistoso, el Málaga convirtió en gol sus dos primeros remates, uno de Adrián, que controló y remató un pase de espuela de Luis Hernández a renglón seguido de un córner, y otro de En-Nesyri, apareciendo como una exhalación al centro precioso de Chory Castro.

Mientras tanto, la Real, que de haber ganado se situaba a sólo dos puntos del Sevilla (con un partido menos), séptimo y en la frontera de la zona europea, hizo huelga de botas caídas. Su posesión, por momentos abrumadora, no tuvo profundidad alguna, con tres probables mundialistas (Héctor Moreno, Odriozola y Willian Jose) en sus filas desde el comienzo de la segunda mitad. Al Málaga le bastó con un repliegue intensivo y contadas salidas al contragolpe. La virtud del equipo estuvo en abstraerse de la ironía con que la grada de animación la tomó con numerosos jugadores, pero más de un aficionado se quedó con cara

Roberto nunca se vio exigido. Aún más, las mejores ocasiones fueron de Lestienne y En-Nesyri, que sigue sin dominar la técnica del remate de cabeza. A seis segundos del final llegó el único remate entre los tres palos de los visitantes. Cualquiera hubiera dicho que no les iba nada en el envite.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos