El Málaga busca ahora el octavo fichaje

Success, ayer a su llegada al aeropuerto de Málaga./Salvador Salas
Success, ayer a su llegada al aeropuerto de Málaga. / Salvador Salas

Tras llegar fuera de plazo la inscripción del central Calik, el club tantea a un defensa en paro

Antonio Góngora
ANTONIO GÓNGORA

El mercado de fichajes sigue abierto para el Málaga. Busca una octava incorporación que compense una plantilla con pocos defensas. El plazo para reforzarse quedó cerrado el miércoles, pero todavía existen opciones para hacerse con un central o un medio centro que esté libre, en paro. El club no esperaba estar ahora en esta situación, ya que tenía previsto reforzarse con el central turco Ahmet Calik, cedido por el Galatasaray, pero la documentación no llegó a tiempo y LaLiga no lo inscribió (el club ha hecho una consulta a la FIFA para ver si le permiten ficharlo fuera de plazo, pero apenas tiene esperanzas de éxito en este asunto).

De ahí que la dirección deportiva esté buscando inmediatamente a jugadores que reúnan los requisitos de encontrarse libres y que interesen en el club de Martiricos. La normativa permite, incluso, fichar fuera de plazo a los futbolistas que se quedaron sin equipo hasta el pasado miércoles (hay algunas opciones relativamente interesantes, según las fuentes del club consultadas). Este tipo de incorporaciones suponen un riesgo añadido, ya que casi todos los candidatos están en paro ahora después de un periodo importante de inactividad.

La zaga blanquiazul está ahora compuesta por sólo seis jugadores, de los cuales tres tenían ayer problemas físicos que les impidieron entrenarse

Para incorporar, en principio, a Calik, el club le dio la baja al portero Cenk Gonen, que estará en el equipo, igual que el lesionado Juan Carlos, pero no dispondrá de ficha ni podrá intervenir en los partidos oficiales (salvo que encuentre acomodo en un país que tenga aún el plazo de fichajes). De esta forma, la plantilla dispone ahora de 24 plazas en el primer equipo, más En-Nesyri, que pertenece al filial, por lo que le queda una plaza libre para hacer el mencionado fichaje de un jugador en paro, sin equipo.

Escasez de defensas

El Málaga necesita más defensas, ya que las carencias que existían no se cubrieron con Ignasi Miquel, ya que también se marchó Baysse en el mercado invernal. La plantilla cuenta en este momento con sólo seis futbolistas específicos para la zaga, lo que supone una carencia importante cara a los diecisiete compromisos que quedan hasta el final del campeonato. Y uno de ellos, Torres, continúa trabajando al margen del grupo y todavía no está en condiciones de reincorporarse.

Pero los problemas en defensa no quedan ahí, ya que ayer no se entrenaron otros dos futbolistas de esta línea: Ricca y Diego González. El primero sufre una sobrecarga muscular que le impidió entrenarse y tomar parte en el amistoso de ayer, igual que el segundo, que tampoco pudo asistir a este partido por una contusión. Es decir, Jose sólo contó con tres defensas. De ahí que utilizara a cuatro canteranos en la primera parte del encuentro de entrenamiento (Iván, Ían Soler, Chica y Meléndez), mientras que en la segunda alineó los tres disponibles (Rosales, Luis Hernández e Ignasi Miquel), con Chory Castro como lateral izquierdo.

Jose, en el caso de extrema necesidad, siempre que alguno de los ‘tocados’ no se recupere a tiempo para el crucial compromiso del lunes en el campo de Las Palmas, podría alinear a alguno de estos componentes del Malagueño, aunque esta dificultad deja clara la descompensación que sufre la plantilla. Necesitaría disponer de dos defensas más y quizás algún delantero menos para cumplir con la máxima de contar con dos futbolistas por puesto o demarcación.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos