El Málaga, sin complejos a romper el maleficio de su vida

Los malaguistas, en una sesión de preparación del choque esta semana. /Francis Silva
Los malaguistas, en una sesión de preparación del choque esta semana. / Francis Silva

Con la vuelta de Recio, el equipo de Míchel visita a un Madrid al que nunca ganó en su campo, sin nada que perder y con la mente puesta en cambiar el rumbo para reactivarse de una vez por todas

Antonio Góngora
ANTONIO GÓNGORA

Parece imposible si se mira la tabla clasificatoria, perro no lo es. Las dificultades de cualquier partido ya no se presentan como una excusa para un Málaga más que necesitado. Otras veces, en los peores momentos logró resurgir también ante los ‘grandes’, algo que se toma ahora como ejemplo a seguir. Necesita aprovechar cualquier oportunidad para buscar una salida, una sorpresa o una reacción urgente que le permita dejar atrás su profunda crisis deportiva. Los dos últimos y únicos triunfos, ambos en casa, necesitan continuidad lejos de La Rosaleda, sobre todo para mantener las distancias con los que lo preceden o reducirlas.

En este caso el choque se celebra en un campo hasta ahora vedado para el equipo blanquiazul, el Santiago Bernabéu, pero la mala trayectoria del cuadro de Martiricos le permite afrontar ahora el choque sin ‘nada’ que perder, con la mente puesta en recuperar confianza, ofrecer una buena imagen y sin descartar la sorpresa, la suma de puntos. Hoy juega con el deseo de romper el maleficio de su vida.

«El Madrid también pierde puntos en casa todas las temporadas». Esta frase de Chory Castro en la entrevista publicada por este periódico el jueves la comparte la plantilla al completo, donde saben que el equipo de Zidane será muy difícil, pero su trayectoria en el Bernabéu no está siendo esta campaña la más regular de los blancos. Pese a que los blanquiazules nunca ganaran en el campo madrileño y sus opciones sean menores que en otros compromisos, los jugadores y el cuerpo técnico no descartan ninguna opción. Sin complejos. Y para buscar la sorpresa estarán arropados por más de un millar de malaguistas (la mayor parte de ellos de una forma organizada) que acudirán al estadio ‘merengue’. Otras veces el Málaga estuvo cerca de la sorpresa, pero sigue a la espera de conseguir un triunfo.

El equipo malagueño abre esta tarde un periodo clave de seis días en los que se medirá Madrid, el Numancia (el martes, en la Copa) y al Levante (el viernes). De ahí que la dosificación de la plantilla sea clave en este momento. Es previsible que Míchel haga alguna variación en el equipo, si bien se mantendrá la base del que venció al Deportivo la semana anterior. Lo más destacado, sin embargo, estará centrado en el regreso al once de Recio tras cumplir un partido de sanción. El medio centro es ahora un futbolista determinante para mantener el equilibrio del bloque en el centro del campo. Formará la pareja de medios centro con Adrián, que está demostrando que es la mejor fórmula para corregir los problemas existentes en la plantilla por la ausencia de un ‘pivote’.

Consistencia defensiva

El técnico, como ya hizo en todos los encuentros contra los rivales más fuertes esta temporada y la anterior, también se puede plantear recuperar la defensa con tres centrales con el objetivo de ganar en consistencia defensiva. En este caso incorporaría a Diego al once y sacrificaría a algún extremo. Los planes del técnico, en cualquier caso, incluirán los tres próximos partidos y las pertinentes rotaciones de los futbolistas más castigados, los que han dispuesto de más minutos en los últimos compromisos o tienen alguna molestia. Aunque Míchel dejó entrever en su comparecencia que seguramente seguirá todo igual, salvo lo obligado y poco más.

En el bando contrario, cabe destacar la presencia casi segura en el once titular del malagueño Isco, que se está convirtiendo en una de las piezas clave del conjunto blanco. Zidane, que tiene algunas ausencias, pretende recuperar el ritmo de juego en la Liga, comenzando por este encuentro de hoy. Desde el Málaga saben que su rival dispone de jugadores del máximo nivel en todas las demarcaciones, pero nadie en el equipo ‘tira’ el partido, sino que todos se centran en las opciones para completar un encuentro estelar para reaccionar en busca de una recuperación que ahora parece que está más próxima.

Regresos. Numerosos madridistas

El Málaga está plagado de madrileños y exmadridistas. Además de Míchel, pasaron por el equipo blanco o su cantera el portero Andrés Prieto, los defensas Luis Hernández, Juan Carlos y Torres, y el centrocampista Adrián. También nacieron en Madrid o su provincia Roberto, Keko y Borja Bastón.

Isco: nuevo reencuentro

En el partido de la selección en La Rosaleda quedó demostrado que Isco es admirado por los aficionados malagueños. El futbolista, que nunca ha ocultado que se siente malaguista, se reencuentra hoy otra vez con el equipo de su tierra, en la Liga.

Santiago Bernabéu. Un millar de malaguistas

Más de un millar de aficionados malaguistas se desplazarán esta tarde al Santiago Bernabéu para seguir las evoluciones de su equipo. 800 de ellos viajan en excursiones organizadas, y el resto lo hacen por su cuenta. Sin duda, como otras veces, se harán oír.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos