El Málaga planta cara, pero no consigue premio (2-0)

El Málaga planta cara, pero no consigue premio (2-0)
AGENCIA LOF
Enviado especial. Barcelona

Un grave error del árbitro puso al Barcelona en el camino del triunfo frente a un cuadro blanquiazul que hizo un gran trabajo y buscó la meta rival

Antonio Góngora
ANTONIO GÓNGORABarcelona Enviado Especial

Era imposible. El clásico dicho ‘A perro flaco, todo se le vuelven pulgas’ se le puede aplicar ya al Málaga. Visitó el Camp Nou en cuadro y allí tuvo que luchar contra el potente Barcelona y el árbitro, que cometió un error clamoroso que permitió al conjunto azulgrana marcar el primer tanto. González Fuertes le abrió el camino del triunfo al líder de la Liga al darle un gol ilegal debido a que el balón ya se había marchado por la línea de fondo. Pese a todo, el equipo blanquiazul ofreció su mejor cara hasta ahora y tuteó en todo momento a su rival en un partido que puede ayudarle para la recuperación moral.

2 FC Barcelona

Ter Stegen; Sergi Roberto, Mascherano, Umtiti, Digne; Busquets (Paulinho, min.76), Rakitic, Iniesta; Deulofeu (Semedo, min.71), Messi y Luis Suárez (Paco Alcácer, min.83).

0 Málaga CF

Andrés Prieto; Rosales, Luis Hernández, Baysse, Juankar; Rolón (Cecchini, min.68), Adrián, Keko, Chory Castro; Peñaranda (Borja, min.71) y Rolán (Juanpi, min.46).

Árbitro:
González Fuertes (asturiano). Cometió un error de bulto al conceder el primer gol del Barcelona. Amonestó a Rosales, Luis Hernández, Adrián, Umtiti y Cecchini.
Goles:
1-0, min. 2: Centro de Digne, en el que el balón había rebasado claramente la línea de fondo, y Deulofeu marca a placer con los jugadores malaguistas parados y reclamando la invalidez de la jugada. 2-0, min. 56: Iniesta remata tras un pase al hueco de Messi y el balón, tras golpear en Rosales, coge altura sin que Andrés pueda evitar el tanto.

La ayuda arbitral fue clave para reactivar al conjunto de Valverde, que ya ofreció una mejor versión en la segunda parte, aunque los malaguistas, con un gran trabajo, no se rindieron en ningún momento, ni tras el tanto de rebote de Iniesta. El Barcelona, tras el regalo del primer tiempo, ya dispuso de más oportunidades en el segundo, aunque los blanquiazules también contaron con algunas claras.

Noticias relacionadas

El Málaga acumula un partido más sin sumar, lo que ahonda su crisis, pero el equipo de Míchel seguramente salió reforzado del Camp Nou, ya que su derrota arrancó con un tanto ilegal en un campo especialmente complicado. Además del resultado, lo peor fue la lesión de Rolan, un jugador desequilibrante e imprescindible en un pésimo momento deportivo.

El Málaga llegó en la peor situación posible al lugar más complicado. Las últimas ausencias de Roberto y Recio parecían la puntilla para un equipo en plena dinámica negativa y que tenía la imperiosa necesidad de reaccionar de inmediato para no hundirse más. Debutó Andrés en la portería y Cenk se quedó en el banquillo. También volvieron al once Keko, Chory Castro y Adrián. Pese a todo, el equipo de Míchel estaba dispuesto a dar la talla en un escenario tan difícil.

Pero pronto llegó el escándalo. O el ‘robo’, según se mire. Tras una primera aproximación local, el colegiado y su ayudante cometieron un error garrafal: en un ataque barcelonista, Digne centró cuando el balón había salido por la línea de fondo. Los jugadores del Málaga se quedaron parados (esta pasividad fue un fallo también de la zaga) y Deulofeu remató a placer ante el asombro de todos, menos de González Fuertes, que dio el tanto. Increíble. El líder contra el colista, y el árbitro equivocándose a favor del fuerte...

Pero el asturiano, sin embargo, sí vio intencionalidad en una mano de Luis Hernández (castigada con tarjeta y una falta peligrosísima), y también recordó minutos más tarde una falta anterior de Adrián para mostrarle la amarilla. Tras el escándalo, sin embargo, todo se centró en la posesión de un Barcelona sin profundidad ni oportunidades y un Málaga que pudo llegar al descanso por delante en el marcador (al margen del gol ilegal), ya que en la mejor oportunidad legal Chory Castro falló al cruzar excesivamente un cabezazo tras un gran centro de Juan Carlos.

Opinión

El Málaga aguantó a un Barcelona que llegó a ser silbado por un pequeño sector en una primera fase sin historia más allá del clamoroso error de árbitro. El equipo se fue al descanso con otra pésima noticia, la lesión de su jugador más en forma, el uruguayo Rolan. Otra noticia negativa.

Era previsible que la segunda parte fuese más difícil para un Málaga cada vez más diezmado y asumiendo los errores del árbitro. Andrés se bautizó en la élite, entre otros, con un paradón a disparo de Messi, pero ya no pudo alcanzar un tiro de Iniesta que rebotó en Rosales y que supuso el segundo tanto local.

El guión parecía claro y se preveía ya un monólogo del Barcelona tras conseguir el tanto de la tranquilidad. Y sí dominó con claridad, pero el Málaga no bajó los brazos y no paraba de amenazar a los azulgrana. Keko dispuso de dos oportunidades seguidas en una misma acción para acortar distancias tras una gran internada de Chory Castro. Las oportunidades del Barcelona siempre tuvieron respuesta por parte malaguista, aunque sin ninguna pegada. Otra derrota, la octava, y a pensar ya en el Celta.

Fotos

Vídeos