El Málaga, sin recursos ni ritmo

Adrián, en una pugna por alto con Charles, el más activo del ataque del Eibar./Ñito Salas
Adrián, en una pugna por alto con Charles, el más activo del ataque del Eibar. / Ñito Salas

Charles sentencia el triunfo del Eibar en un mal arranque del equipo blanquiazul en casa

Antonio Góngora
ANTONIO GÓNGORA

Pésimo comienzo para el Málaga. Arranca con una triste derrota que se suma a los problemas extradeportivos de los últimos días o semanas. El equipo de Míchel funcionó al comienzo, pero poco a poco fue a menos y, tras recibir el gol de Charles, no pudo reaccionar. En una noche con numerosos estrenos con la camiseta blanquiazul, el conjunto de Martiricos fue incapaz de mantener el ritmo inicial y cayó frente a un Eibar bien colocado y que sólo arriesgó lo necesario para llevarse los tres puntos.

Más noticias

Entre el silencio de la Grada de Animación, que se quejaba de los horarios, y las carencias del equipo, La Rosaleda fue testigo de un negro partido de los suyos y de un comienzo de campeonato decepcionante. El Málaga salvó el primer tiempo con un once más defensivo y ordenado, pero se diluyó progresivamente hasta llegar a una fase final del partido en la que ni siquiera era capaz de crear peligro. Sus futbolistas apenas brillaron y se echaron en falta algunas ausencias destacadas (lesionados y otros que se marcharon ya del conjunto malagueño).

0 Málaga

1 Eibar

árbitro
Medié Jiménez (del Colegio Catalán). Amonestó a Charles, Kike García, Diego González, Jony y Alejo.
gol
0-1, minuto 58: El exmalaguista Charles se adelanta a la defensa y marca el gol del triunfo del Eibe a pase de José Ángel.

Míchel apostó por el equipo que mejor había funcionado en pretemporada para el estreno liguero, con tres defensas y un centro del campo muy poblado, formando un cuadrado, y un Borja Bastón con más movilidad que otras veces delante. Y el equipo funcionó bien desde el principio y durante algunos minutos. Kuzmanovic asumió el liderazgo y el control del juego blanquiazul y comenzaron a llegar las aproximaciones peligrosas locales, y también alguna visitante.

Desajustes

Los desajustes propios de la primera jornada de Liga impidieron el lucimiento de algunos malaguistas. La ausencia de un fuerte ritmo de entrada, habitual en otros momentos de la temporada, permitía enlazar pases y elaborar jugadas que finalizaban con ocasiones fallidas, pero sin profundidad. Kuzmanovic puso en marcha la mejor oportunidad malaguista y la más bella de su equipo en todo el encuentro con un excelente pase a Juanpi, que este no pudo convertir en gol. Y el medio venezolano pudo marcar también poco después desde el borde del área, pero tampoco acertó.

La reacción del equipo de Míchel en la segunda parte fue insuficiente para cambiar el partido

Pero el juego fue decayendo con el paso de los minutos. La profundidad del once de Míchel iba a menos ante un Eibar que llevaba peligro por la izquierda, con un Inui muy activo en ciertas ocasiones. Aunque fue el exmalaguista Charles el que tuvo las mejores opciones visitantes en el primer periodo.

Con la Grada de Animación callada por los horarios de los partidos, La Rosaleda era distinta. El estadio perdió gran parte de su esencia en un momento de necesidad para el equipo. Con este lastre, el once blanquiazul pretendía madurar al rival para aportar velocidad más adelante, pero al comienzo de la reanudación Charles marcó contrapronóstico y complicó el guión malaguista de una forma definitiva. Ahora habría que arriesgar, algo que podía aprovechar el rival.

Míchel reaccionó dándole entrada a Jony y poco después a Ontiveros. Estos cambios animaron el choque en el terreno de juego y ofrecieron nuevas opciones en busca del empate. Pero la profundidad era escasa y las ocasiones, también. El Eibar, mientras tanto, perdía tiempo y tampoco descuidaba el ataque.

El conjunto blanquiazul echó en falta algunas ausencias importantes para el bloque

Con el nuevo sistema en marcha ya, un 4-1-4-1, el Málaga intentaba a la desesperada acercarse a la meta rival, pero las llegadas eran mínimas. Así llegó el final de un primer capítulo negativo. Mal partido, para olvidar, de un equipo todavía incompleto y con los recursos justos en este arranque del campeonato. La reflexión de todos es ahora una exigencia. ¿Dónde está y quién es el relevo de Camacho? El club y, sobre todo, el jeque Abdullah Al-Thani deberán reaccionar lo antes posible para corregir las deficiencias observadas lo antes posible y completar de inmediato una plantilla que también cuenta ahora con numerosos lesionados. Sólo es el comienzo, peori las soluciones deberá llegar lo antes posible. Al final el Málaga ha llegado más tarde que los demás y ahora deberá reaccionar otra vez viniendo desde atrás.

Fotos

Vídeos