«El Málaga no tiene equipo para Primera División»

Las Cosas de Cañete

Los descalabros sólo tienen una justificación: falta calidad en la plantilla. Se viene jugando con fuego desde hace tiempo. Se han sembrado muchos vientos y las tempestades ya están en La Rosaleda

PACO CAÑETEMálaga

Una mala actuación parece hasta obligada. Pero muchas y correlativas significan fracaso. Es la desagradable realidad del club. El Málaga no tiene equipo para Primera. Sin elementos adecuados no puede funcionar. Se sufren las consecuencias de algo malo que se ha hecho. Sólo van tres jornadas de competición con un equipo sin presente. Y si los partidos se cuentan por derrotas, peor. Durante el verano, porque eran encuentros de preparación, y ahora porque estamos al comienzo, los descalabros sólo tienen una justificación: falta calidad en la plantilla. Las culpas de esta desagradable situación no pueden ser para el maestro armero, como se decía hace años. En la entidad se viene jugando con fuego desde hace tiempo. Jugador que se mueve con buenos detalles, se convierte en billetes con su traspaso, sin importar siquiera si procede de la cantera o si está en formación. Y a vivir que son... Más. Si el dueño presta atención a cualquier voz que no sea la de sus técnicos, increíble. ¡Menudo cóctel de despropósitos! Se han sembrado muchos vientos, y las tempestades ya están en La Rosaleda. Las consecuencias son para una afición joven, pujante, fuerte e ilusionada, que anteanoche levantó la voz. Le ha costado, pero ya tiene asumido quién sobra en el Málaga.

Del encuentro con , nada. El conjunto estuvo roto de arriba abajo. Falló la cobertura, no funcionó el centro del campo y se repitió la ineficacia en la punta. Del pelotazo al buen juego, existe un abismo. Las Palmas lo tuvo fácil. Roberto, el meta, única actuación destacable. Después del partido, el entrenador pretendió dar sensación de tranquilidad. Si hubiera dicho lo que pensaba...

Casi obligadas. Varias líneas dedicadas a . Después de las últimas actuaciones del malagueño, el valle de los elogios está al completo. En pocas fechas ha pasado de ser suplente en numerosos encuentros del Real a una de las estrellas fulgurantes del universo del fútbol. Anteriormente, con rotaciones o por motivos técnicos, Zidane lo tenía entre el césped y el banquillo. Nanay de titular. Hay que mirar hacia atrás. Hace tres años, en sus primeras jornadas en el Madrid, jugaba, maravillaba y marcaba goles. Mientras, Cristiano se pasó una racha de partidos sin mojar. Pocas voces se alzaron reclamando la titularidad. Significativo: ya se había ganado la admiración de la España futbolera. Por donde pasaba era ovacionado, hasta en el banquillo. Y ahora que está en la cresta de los elegidos -porque se lo ha ganado con lágrimas, sudor y fútbol-, no faltan sabios de la plumilla que escriben perlas como esta a nivel nacional. «Isco nunca llegó a ser indiscutible con los técnicos que tuvo en el Madrid, desde Ancelotti a Benítez. Toca preguntarse si los entrenadores eran tontos para no poner a jugar a un futbolista de esta dimensión». Más adelante, el articulista agrega: «Antes era un jugador de apariciones, demasiado barroco, algo menos sacrificado. Pero Isco, que ahora juega en su posición natural, reaccionó hasta convertirse en un futbolista descomunal, un jugador más completo, alguien imprescindible...» Sólo unas palabras de respuesta. Cabe preguntarse por qué aquellos entrenadores 'que no eran tontos' no lo colocaron en su posición natural

En repetidas ocasiones no comprendo las parrafadas tuiteras del propietario del Málaga. En una de las más recientes se refería al número de fichajes realizados, diez, estimándola como una cifra más que importante para reforzar el plantel. Al-Thani habla de cantidad, no de calidad. En ese caso, una serie de clubes con menos posibilidades reales que el Málaga, por el número de adquisiciones, nos tendrían que superar. Pero esto es fútbol. Va de números: el Alavés ha contratado a 15 jugadores; la U. D. Las Palmas, 12; 'Depor', 13; Betis, 12; Leganés, 13; Levante, 12; Girona, 15 y, Getafe, con 16. ¡Para qué continuar...! Lo que sí recuerdo es que esas entidades, entre otros, han fichado a Darder, Samu, Adrián, Antunes, Amrabat... Un solo apunte más: Por la venta de 3 futbolistas, Sandro, Pablo y Camacho, el club ha ingresado decenas de millones, mientras que por los 10 fichajes no ha pagado más que varias unidades de millón. Las cuentas, en cualquier rincón de la tierra, cantan.

Fotos

Vídeos