El Málaga ya gana... y con suspense

Agencia LOF

Un gol de Adrián a diez segundos del final hace justicia al empuje del equipo ante el Villarreal

Pedro Luis Alonso
PEDRO LUIS ALONSOMálaga

El Málaga ya conjuga el verbo ganar. Su tiempo le ha llevado, pero ha esperado al momento más señalado de la pretemporada, en el Trofeo Carranza, y ante el rival que podría ofrecer más pistas de su estado de preparación cara a la Liga, el Villarreal. Ahora bien, no lo pudo hacer con más suspense. A diez segundos de que expiraran los dos minutos de añadido por Alberola Rojas. Como si un acto de justicia divina se tratara, Mula se disfrazó de Míchel, con una estupenda intervención desde la derecha y un centro medido al área. Una rosca de las habituales en el ‘8’ blanco. Teledirigida a la cabeza de Adrián, excelente llegador, cada vez más conocido por esta virtud. El testarazo recompensaba a un Málaga que había llegado más, y a un Adrián que había perdonado de penalti la acción más clara. Después de siete derrotas el resultado debe de levantar el vuelo del equipo.

1 Málaga

Roberto; Rosales, Baysse,Luis Hernández, Diego González (Mula, minuto 66), Juan Carlos;Kuzmanovic (Cecchini, minuto 75), Adrián; Juanpi (Jony, minuto 66), Recio, y Borja Bastón (En-Nesyri, minuto 75).

0 Villarreal

Andrés; Llambrich, Semedo, Álvaro González, Pau Torres; Samu Castillejo, Ndiaye, Trigueros (Rodri, minuto 78), Chuca (Pablo, minuto 66); Unal y Sansone (Bakambu, minuto 78).

Gol:
1-0, minuto 92: Centro excepcional desde la derecha de Mula que aprovecha Adrián con un cabezazo implacable.
Árbitro:
Alberola Rojas (castellano-manchego). No hubo amonestados.
Campo:
Menos de 5.000 espectadores en el Ramón de Carranza. Terreno de juego muy seco y en mal estado, lo que condicionó el desarrollo del juego, además del intenso levante. El Málaga jugará esta noche (22.00 horas BeIN LaLiga) la final del LXIII Trofeo Carranza ante Las Palmas.

Vídeo resumen del partido:

A fuerza de darle vueltas a la almohada buscando la mejor fórmula posible para la nueva temporada, el Málaga de Míchel ya ha probado con el 4-1-4-1 (el sistema más habitual), el 5-4-1 y el 4-2-3-1 del martes en Granada. La de anoche fue la segunda fórmula, pero con una disposición en forma de cuadrado entre los integrantes del centro del campo, no aquel rombo que sirvió para superar (2-0) al Barcelona en La Rosaleda la pasada Liga.

Declaraciones de los jugadores tras el partido:

Adrián se situó a la altura de Kuzmanovic, ante la obsesión de Míchel de no cargar de exigencia física al suizo nacionalizado serbio, que vuelve de una larga inactividad. Recio se escoró a la izquierda, y Juanpi, a la derecha, como interiores, y la propuesta del Málaga era hacerse con el control de la posesión y atacar con múltiples apoyos en corto. Salió adelante sólo en parte. Primero, por el lastre de un terreno de juego sequísimo e irregular, casi impracticable e indigno de un torneo de tanto prestigio.

Te interesa

Además, al Málaga le siguió faltando un partido más mucha profundidad en su juego. Borja Bastón se aburre en el ataque, porque el equipo necesita más insolencia, atrevimiento. Hasta el punto de que lo más peligroso fue una falta lateral lejanísima, en la que el fuerte viento de levante de la ‘Tacita de Plata’ casi llevó a Andrés a ‘tragarse’ el bote.

No es que el Villarreal tuviese muchos más argumentos. A diferencia del Málaga, que mostró un once con visos de realidad para la Liga, compareció con tres jugadores del filial inéditos en la élite (los laterales Llambrich y Pau Torres, y el extremo Chuca) y sin cuatro fijos en su formación:Asenjo, Mario, Jaume Costa y el capitán, Bruno. El cuadro castellonense buscó algunos errores de posición de la zaga malaguista al achicar espacios para el fuera de juego, para explotar la velocidad de Sansone.

En la segunda mitad el choque creció en emoción y en acciones de desequilibrio, seguramente porque el paso de los minutos hizo aflorar el desgaste entre los protagonistas, con técnicos reacios a cambiar, a una semana de la Liga y con otro partido en 24 horas. El Málaga se fue haciendo con el mando del choque y uno de sus jugadores, Juan Carlos, fue el que más hizo por romper la igualdad. Primero, en una internada con desborde en la línea de fondo, pero su centro lo desaprovechó Borja Bastón. Metió la puntera y Andrés desbarató la acción a bocajarro.

Penalti desperdiciado

Más clara fue su segunda aparición ofensiva, con un penalti cometido al alimón por Llambrich y Semedo, que por momentos recordó a un gran central y por otros al malaguista Koné, no sólo por su exceso de confianza a la hora de conducirse, sino también en su físico.Adrián asumió la responsabilidad y, a pesar de que su disparo iba colocado cerca de un poste, Andrés adivinó claramente su intención.

Final del Carranza a las 22.00 horas y contra Las Palmas

Las Palmas, invicta esta pretemporada, superó al Cádiz en la primera semifinal, gracias a un gol de Calleri (minuto 26), que estuvo en la órbita del Málaga a comienzos del verano. El cuadro local hizo méritos para un mejor resultado, y hasta el nuevo técnico del cuadro canario, Manolo Márquez, admitió que «no hicimos un buen partido».De esta forma, el cuadro que entrena Míchel se medirá al canario esta noche (22.00 horas, BeIN LaLiga) en un duelo que se repetirá en la tercera jornada liguera (lunes 11 de septiembre, a las 21.00, en Gol). Márquez ya anunció que hoy jugará un once distinto, con un 4-1-4-1, y Lemos de ‘pivote’.

El Málaga merecía el triunfo por empuje y poder rematador, pero no resolvía ya con un 4-4-2, después de que se fuera Diego González y también Juanpi. Mula y Jony se ubicaron en las bandas, y después hubo minutos también para Cecchini y En-Nesyri. El morbo estuvo en la presencia del exmalaguista Pablo Fornals en el bando rival.

El despliegue en ataque de Juan Carlos también dejó espacios a su espalda, que supo aprovechar el mejor jugador rival, el malagueño Samu Castillejo. Un estupendo centro no lo aprovechó Bakambu, en un remate de los que se suele fallar pocos y que desvió in extremis a córner Roberto. Con el choque desatado, no extrañó que hasta el rabo todo fuera toro, con el centro de Mula y la espléndida definición de Adrián. Y sonaron fuegos artificiales...

Temas

Fútbol

Fotos

Vídeos