El Málaga, inflexible con la falta de disciplina, aparta a Ontiveros

Ontiveros (dcha.), en un entrenamiento de pretemporada / SUR

El club admite que el canterano deberá afrontar ahora un periodo de reflexión indefinido para que se centre

Antonio Góngora
ANTONIO GÓNGORA

La delicada situación del Málaga, que ha perdido los cinco encuentros disputados, obliga al club a ser inflexible con las faltas de disciplina, aunque estas no fueran graves. De ahí que no haya querido dejar que pasara inadvertida la actitud de Ontiveros, un joven canterano que siempre fue considerado como un rebelde. De ahí que decidiera apartarlo del grupo desde ayer de una forma indefinida, hasta nueva orden. La medida, sin embargo, se considera en el club como el comienzo de un periodo de reflexión para que el futbolista se centre algo más y pueda aportar lo máximo posible al equipo.

Aunque el jugador haya podido romper la disciplina interna en los últimos días, las fuentes consultadas aseguraron ayer a este periódico que la decisión no llega exclusivamente por esto, sino por la acumulación de determinadas actitudes que han derivado en este descanso obligado. El futbolista no se entrenó con sus compañeros, con el grupo, pero sí siguió un plan de trabajo que en la jornada de ayer realizó ya al margen del resto de los jugadores que están disponibles.

«Es salvaje, un tío que hace cosas imprevistas; el tema está en él», dijo Míchel sobre el marbellí

La valoración de Míchel sobre Ontiveros en una entrevista a este periódico la pasada campaña es clara y explica las virtudes y defectos del futbolista marbellí. «Yo creo que es un producto de la naturaleza. Es un tío salvaje. Yo me tuve que adaptar, porque era un centrocampista, era Busquets, y de repente tuve que ser extremo. Y sin embargo Ontiveros es salvaje, un tío que hace cosas imprevistas. El tema está en él. El creador de todo esto, que no sé quién ha sido, le dijo: ‘Usted va a ser rápido, potente, hábil, va a tener calidad, le va a pegar al balón, va a jugar en la derecha y en la izquierda...’. Pero no sé qué es lo que tiene en la caja de cambios (se tocó entonces la cabeza). Y eso es lo que tenemos, esa iniciativa. Esa idea de hacer a veces lo que le da la gana no se puede frenar, pero entendemos que todo eso debe utilizarlo en situaciones donde salga beneficiado. Ahí está el jugador, que quiera hacernos caso a nosotros o al entrenador que tenga en el futuro, o que quiera hacer caso a su duende. Pero el duende también tiene que alimentarse. Todos conocemos a muchos duendes que van por la calle ahora...».

El extremo no estaba brillando especialmente esta campaña, pero este rendimiento por debajo de lo habitual en él no responde sólo a cuestiones extradeportivas, sino que el joven marbellí, de 20 años, todavía no está al máximo de sus posibilidades tras ser intervenido al final de la campaña anterior de una pubalgia. De hecho, volvió antes de lo previsto y comenzó a participar en los primeros encuentros ya del campeonato.

Aviso del club

Esta decisión del Málaga de obligar a Ontiveros a ‘reflexionar’ también supone un mensaje claro y directo a otros componentes de la plantilla para que no se repitan actos de indisciplina, aunque el carácter de estos sea leve. De ahí que el club haya sido enérgico e inflexible al actuar contra el atacante canterano en este momento, en el que el equipo sigue sin ganar y ya está situado como colista de Primera.

Esta decisión también permite a la entidad lanzar un mensaje al resto de la plantilla en un momento muy delicado del equipo blanquiazul

El periodo en el que estará apartado del trabajo del grupo el marbellí es indefinido, según comentaron desde el club. Es previsible, en cualquier caso, que Ontiveros se pierda varios partidos antes de que los dirigentes de la entidad y el cuerpo técnico le permitan de nuevo tomar parte en los entrenamientos con normalidad. En este tiempo, además, el canterano podrá afinar un poco más su preparación física tras los problemas y la intervención de pubis a la que fue sometido.

Ontiveros lleva varios años ya participando en el trabajo, con más o menos continuidad, con el primer equipo del Málaga. Estuvo anteriormente a las órdenes de Javi Gracia, Juande Ramos y Marcelo Romero, pero ha sido esta temporada cuando ya ha conseguido disponer de un dorsal profesional en la élite. Luce el 17 y suele ser utilizado de una forma habitual, aunque no ha sido así en los últimos encuentros. Es previsible que la situación se resuelva en pocas semanas.

Fotos

Vídeos