El Málaga pagará ya los 231.244 euros que adeuda para cerrar el proceso concursal

Daniel Pastor y Fernando Sanz, en primer plano, con Martín Aguilar, Francisco Gutiérrez, Gema Lobillo, Pablo Franco y José Manuel Fernández López junto a ellos, tras la junta de accionistas del club de 2006./Ñito Salas
Daniel Pastor y Fernando Sanz, en primer plano, con Martín Aguilar, Francisco Gutiérrez, Gema Lobillo, Pablo Franco y José Manuel Fernández López junto a ellos, tras la junta de accionistas del club de 2006. / Ñito Salas

Anticipará en las próximas semanas este abono, previsto para junio, y dará por zanjado este capítulo del Málaga tras más de once años

Antonio Góngora
ANTONIO GÓNGORA

Hace cinco años que el Málaga cerró la parte más importante de su proceso concursal, la relativa a la deuda ordinaria, pero decidió entonces agotar otro quinquenio que le permitía la normativa para hacer frente a los pagos subordinados, pero de escasa cuantía. Y ahora ya tiene claro el club que acometerá el abono de los últimos 231.244,09 euros para cerrar definitivamente este capítulo tan trascendental en la historia de la entidad de Martiricos.

Ya lo ha solicitado al administrador concursal que sigue velando por estos pagos, el economista Daniel Pastor, que ha autorizado este abono, que se hará de forma anticipada debido a que el Málaga podía realizarlo hasta el próximo mes de junio. Esta decisión deberá aprobarla ahora el juez encargado del caso para que quede zanjado este procedimiento, que arrancó hace más de once años.

El club completará todos los pagos tras diez años de amortizaciones. Con la llegada del jeque Al-Thani el Málaga mantuvo este procedimiento abierto, ya que se consideró lo más adecuado. En esos primeros años con el nuevo propietario se cerró el primer quinquenio (en 2013), en el que dejó saldado el grueso del concurso y casi cerrado este asunto, pero otra vez optó la entidad por prorrogar estos últimos abonos de deuda subordinada. Y ahora hará frente a los pagos que quedaban a cuatro entidades, pero con diferentes cuantías: Hacienda (179.545,84 euros), Promotora Malagueña de Fútbol (50.000), Squadra Representaciones (10,40) y la Seguridad Social (1.687, 85).

Una larga historia

En noviembre se cumplirán doce años desde que los dirigentes del club, con Fernando Sanz a la cabeza, se vieran obligados a solicitar el concurso de acreedores para buscar el saneamiento de la entidad, que había acumulado una deuda de 28,5 millones. En menos de un mes el juez de lo Mercantil en aquel momento, Enrique Sanjuán, admitió el proceso concursal malaguista. Fue el comienzo de una nueva etapa de la entidad. La situación económica del club era acuciante en ese momento. Los propietarios fueron los que solicitaron esta intervención judicial, por lo que no perdieron el control de la sociedad. A cambio, la familia Sanz tuvo que garantizar los pagos a partir de entonces.

Los datos del proceso

28,5
Eran los millones a los que al final ascendió la deuda del Málaga tras realizarse un recuento de los pagos pendientes y ponerse en marcha el proceso concursal en noviembre de 2006.
18,7
Es la cantidad a la que finalmente quedó reducida la deuda del club tras las quitas correspondientes. La entidad, de esta manera, ha ido pagando este dinero en los últimos diez años.

El trabajo realizado fue considerado como modélico tanto por parte de los gestores de la entidad como por la administración judicial nombrada por Sanjuán, cuya cabeza visible siempre fue Pastor (luego siguió responsabilizado del cumplimiento del convenio que se firmó). Después de la quita aprobada la deuda final a pagar por el Málaga se situó cerca de los 19 millones. De ahí que debía afrontar dos pagos cada verano con un montante total por encima de los tres millones (este proceso de los cinco años ya concluyó). Las últimas partidas, de esta manera, ahora quedarán liquidadas y el concurso, completamente cerrado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos