El Málaga, ya en plena planificación

Joaquín Jofre y Mario Husillos, en La Rosaleda./Ñito Salas
Joaquín Jofre y Mario Husillos, en La Rosaleda. / Ñito Salas

La actividad es máxima en busca de jugadores y un entrenador para la próxima temporada

Antonio Góngora
ANTONIO GÓNGORA

Quedan once jornadas para el final de temporada, pero el Málaga no puede esperar para planificar el próximo ejercicio. Desde el club se está trabajando ya en la búsqueda de futbolistas y un entrenador cara a la campaña venidera. Desde la dirección deportiva manejaban dos planes, sin descartar el milagro de la salvación y, a la vez, seleccionando las mejores opciones para Segunda. Pero la situación se ha ido agravando a medida que ha avanzado la competición, desplomándose por completo el cuadro de Martiricos en los últimos encuentros. De ahí que ahora comience a cobrar más fuerza el plan ‘B’, ya que las posibilidades de permanencia disminuyen hasta con el paso de las horas (el equipo está descolgado en el ‘farolillo rojo’ de Primera).

El plan ‘B’, lo que supone jugar en Segunda, cobra fuerza a medida que avanza la Liga sin que el equipo blanquiazul sea capaz de reaccionar

La actividad de los técnicos que trabajan en los seguimientos y búsquedas de jugadores suelen trabajar todo el año, aunque ahora han intensificado su labor en las oficinas de La Rosaleda con el objetivo, en principio, de no repetir errores antiguos. Aunque la labor de la dirección deportiva deberá ir en dos sentidos: salidas y entradas, que tendrán una importancia parecida. Porque será crucial en la planificación que está en marcha ‘colocar’ a algunos futbolistas que no contarían para cualquiera de los planes que están en marcha en este momento.

¿Cuáles son las piezas imprescindibles para el futuro Málaga? Primero será crucial acertar con el nuevo técnico, con un perfil muy diferente al habitual hasta ahora para, como así parece, conducir el equipo en la segunda categoría, aunque con la mente puesta en regresar a la élite de una forma inmediata (seguiría José en el caso de que se produjera el milagro de la salvación). El club ya maneja una lista de técnicos para entregarle el nuevo proyecto malaguista. Y respecto a la plantilla, los fichajes deberán llegar a todas las líneas y casi a todas las demarcaciones, ya que, al margen del pésimo rendimiento, ahora existe una descompensación muy importante, con sólo seis defensas y un exceso de hombres de ataque, que deben quedarse desconvocados semana tras semana.

En el caso de descender, el Málaga deberá buscar un repuesto casi al completo para la columna vertebral de su primer equipo. Además, será imprescindible en su caso disponer de futbolistas adaptados ya a la nueva categoría, que conozcan los campos y el juego de Segunda, lo que llevará al club a una nueva renovación de plantilla cara al próximo ejercicio. Y sobre todo será fundamental que se cambie la tendencia y que los aciertos dominen sobre los errores a la hora de seleccionar los candidatos para incorporarse al conjunto de Martiricos.

La opinión del jeque

Pero también habrá que conocer pronto una nueva clave: ¿Qué hará el jeque cuando se consume el descenso? ¿Prescindirá de más responsables de la entidad? Ahí puede estar la clave del futuro del club a corto plazo. En el caso de que todo siga igual hasta que no aparezca una nueva crisis, es previsible que la nueva plantilla esté confeccionada muy pronto. Tampoco se sabe cuál será la intervención del propietario en la toma de decisiones sobre los refuerzos. ¿Querrá hacer nuevamente fichajes al margen del club? Existen, en cualquier caso, grandes incógnitas en este sentido cara a los próximos meses, sobre todo cuando quede más claro el futuro del conjunto blanquiazul cara a la campaña que viene.

La actitud del jeque cara a la confección de la plantilla se presenta ahora como una incógnita que deberá resolverse en breve

Quedan 33 puntos en juego para obrar todavía el milagro, aunque las dudas llegan ya desde dentro. Los futbolistas, como se pudo ver tras el encuentro de Leganés, comienzan a ver más cerca la dura realidad del descenso, ya que se ven incapaces de reaccionar, por lo que no reducen la desventaja cuando también fallan sus rivales más directos. La situación parece ya insalvable pese a que quedan demasiados partidos hasta el final del campeonato. La próxima cita será estelar, el sábado contra el Barcelona, pero el choque queda devaluado para los malaguistas.

Temas

Fútbol

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos