El Málaga ya no puede esperar más

Muñiz dirige al Levante en el choque ante el Valencia. /SUR
Muñiz dirige al Levante en el choque ante el Valencia. / SUR

Desde el club pretenden que el jeque Al-Thani se decida de inmediato sobre las condiciones que pone Muñiz para incorporarse al equipo

Antonio Góngora
ANTONIO GÓNGORA

El Málaga se está acostumbrando a llegar a su límite con demasiada frecuencia. Y ahora se encuentra muy cerca de alcanzar esa línea roja que le puede perjudicar gravemente cara al futuro. En el propio club son conscientes de que es imprescindible tomar decisiones de una forma inmediata para evitar males mayores y preparar un proyecto serio cara a una campaña, en Segunda, que se prevé muy compleja y delicada. De ahí que la coincidencia sea absoluta: el jeque Abdullah Al-Thani y la propia entidad no pueden esperar más en compás de espera, paralizados, estancados...

La primera decisión deberá tomarla el jeque. Es la relativa al fichaje de Juan Ramón Muñiz como entrenador y director deportivo. Es una opción querida por el propietario, pero el asturiano ha hecho unas peticiones, que se centran fundamentalmente en la firma de garantías sobre sus plenos poderes, que deben ser aceptadas por escrito o rechazadas. Y ahí está ahora el atasco. Las negociaciones entre las partes (el agente de Muñiz y el club) van a más con el paso de los días, pero todos los avances que se están produciendo en distintos temas siguen a la espera de que Al-Thani dé el visto bueno al asunto principal.

Husillos negocia su salida y suena ya para el West Ham United

El todavía director deportivo del Málaga, Mario Husillos, que ultima su salida del club de Martiricos tras dimitir (está por ver de qué forma se plasma legalmente su marcha), está cerca del West Ham United, según publicó el 'Daily Mail' británico. El argentino podría volver a unir su destino con el de Manuel Pellegrini, que está a un paso de dejar el Hebei Fortune chino y de firmar por el conjunto londinense. Las conversaciones entre los 'hammers' y el chileno se encuentran en una etapa avanzada y el técnico ya confirmó el sábado que abandonará su club actual, con lo que podría ser el relevo de David Moyes, tras una decepcionante campaña, en un acuerdo de tres años. Husillos, que ya coincidió en 2013 con Pellegrini y que es gran amigo de su segundo, Rubén Cousillas, reemplazaría a Tony Henry, quien ocupó esta labor a principios de temporada, pero fue despedido tras unos comentarios racistas sobre posibles fichajes de ascendencia africana. Husillos, de esta manera, podría encontrar de nuevo trabajo sin que todavía haya sido resuelto su finiquito, ya que el exfutbolista decidió marcharse tras sentirse desautorizado por el jeque Al-Thani, pero todavía no se ha producido un acuerdo para concretar la rescisión de su contrato.

En principio, no existen ningún ultimátum, pero es evidente que el tiempo apremia y ninguna de las partes puede permitirse el lujo de demorar más esta situación. De ahí que la semana que comienza hoy se prevé que sea decisiva para que el Málaga recupere cierta normalidad con soluciones tanto para la salida de Mario Husillos, que está a la espera de acordar la rescisión de su contrato, como para la llegada de Muñiz. En el caso de que finalmente no se cierre un acuerdo con el asturiano, desde el club ya estudian otras alternativas algo más lejos y que necesitarían la contratación por separado de un técnico y un director deportivo (dos fichajes).

Mientras tanto, los futbolistas y el cuerpo técnico saliente ya se han marchado de vacaciones sin saber qué ocurrirá exactamente con su futuro. Muchos de ellos acababan su vinculación y las dudas casi no existen (hay algunas excepciones), pero otros jugadores y técnicos que tiene contrato en vigor y desconocen qué objetivos tiene el club con ellos. Y desde el Málaga no se pueden pronunciar ahora, ya que, en principio, no pueden poner en marcha los planes de Husillos y esperan a que llegue un sustituto para que pueda tomar decisiones. Todo sigue parado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos