El Málaga se queda sin su última estrella

Camacho celebra un gol en el partido de la pasada campaña contra el Granada en La Rosaleda.
Camacho celebra un gol en el partido de la pasada campaña contra el Granada en La Rosaleda. / Álvaro Cabrera

El club acepta la oferta  del Wolfsburgo y Camacho ya es futbolista del equipo alemán

Antonio Góngora
ANTONIO GÓNGORA

Camacho pasará a la historia del Málaga tras la rueda de prensa de despedida que ofrece hoy en La Rosaleda. Seis años y medio después, el futbolista aragonés deja el equipo blanquiazul para incorporarse al Wolfsburgo alemán. Con esta baja, el cuadro de Martiricos pierde a su última estrella, al jugador más importante tras la temporada de la Champions. Con casi dos centenares de encuentros disputados de blanquiazul, el medio centro abandona el club y deja el listón muy alto, además de, al menos, 13 millones.

ASÍ HA SIDO LA LA RUEDA DE PRENSA DE SU DESPEDIDA

Pese a los problemas físicos que le complicaron su excelente trayectoria, Camacho fue a más tras su llegada procedente del Atlético, con tan sólo 20 años. Con la salida de las grandes estrellas malaguistas después de la Champions, el centrocampista continuó para convertirse al final en el líder y el capitán habitual del equipo por las ausencias de Weligton y Duda (ambos también se quedan fuera del equipo cara a la campaña que viene). El ‘maño’ consiguió por méritos propios en su etapa como malaguista la internacionalidad absoluta, siendo uno de los ‘pivotes’ más destacados del fútbol español.

Presentación. Camacho y Asenjo. Llegada. Demichelis y Camacho. Champions. Celebración de un gol en Bruselas. / Sur/ S. Salas

Compartió vestuario y partidos con Toulalan o Cazorla en su zona preferida del campo, el centro. Fue clave en determinados momentos, ya que en este tiempo no sólo brilló por su capacidad defensiva, sino que siempre tuvo una gran vocación de ataque. Marcó algunos goles vitales para el equipo, sobre todo de cabeza, y en su última etapa, incluso, fue utilizado en ciertas ocasiones algo más adelantado, lo que le permitía acercarse al área contraria con peligro. Su ausencia se presenta como un gran contratiempo para el conjunto de Míchel, que deberá acertar con su recambio para que no se resienta el potencial del bloque.

El medio centro estuvo cerca de salir en distintos momentos muy puntuales. De hecho, las negociaciones, conversaciones, revisiones de contrato y compromisos eran casi constantes para evitar una salida prematura del futbolista. Fue adquirido al Atlético por 1,5 millones (fue una apuesta del director deportivo de entonces, Antonio Fernández), pero el club, en una de las múltiples crisis económicas que sufrió, vendió la mitad de sus derechos a un fondo de inversión. Luego intervino el jeque Al-Thani de una forma directa para recuperar esa parte perdida por cinco millones. De ahí que al presidente y propietario del club le haya costado mucho admitir su salida por menos dinero de la cláusula de rescisión. El dueño del Málaga consideraba fundamental a Camacho en su proyecto deportivo, al margen del capítulo económico.

La decisión del presidente

Última etapa. Camacho, junto a Míchel. / Salvador Salas

Con el paso de los días tras la llegada de la oferta del Wolfsburgo, el máximo mandatario del Málaga ha ido recibiendo mensajes que le aconsejaban cerrar ya este capítulo debido a que el futbolista también estaba decidido a marcharse (ya impidió su salida el verano anterior). Y ayer dio el visto bueno. El Málaga percibirá 13 millones, aunque esta cifra puede aumentar hasta en dos más si se cumplen determinados objetivos en cuanto a la participación del medio centro con el equipo y los logros que obtenga el cuadro alemán, como su clasificación para las competiciones europeas. El jugador, por su parte, percibirá más del doble de ficha, algo inasumible para el club de Martiricos (estaba pendiente la ampliación y revisión del contrato del futbolista, pero las distancias eran muy importantes).

El futbolista se despidió ayer de sus compañeros en Marbella y hoy ofrece una rueda de prensa

Camacho estaba muy integrado en la ciudad, en el equipo y en el club, pero, a sus 27 años, es consciente de que las grandes oportunidades se le van agotando, lo que también servirá al Málaga para recargar sus depauperadas arcas. Tras el cierre de la operación y cuando los dos clubes lo hicieron oficial, el medio centro se desplazó a la concentración del equipo, en este caso a las instalaciones del Marbella Fooball Center, para despedirse de sus compañeros y del resto de los expedicionarios, con muchos de los que ha compartidos toda su estancia en la plantilla. Y las 12.30 horas cierra su periplo en el Málaga con su despedida en la sala de prensa del estadio. A partir de ahí será historia y el equipo se quedará sin su última estrella.

«Me identifico con la mentalidad táctica y el orden del fútbol alemán»

El ya exmalaguista Camacho habló para los medios oficiales del Wolfsburgo y comentó que le gusta la Bundesliga. «Me identifico con la mentalidad táctica y de orden del fútbol alemán, además del juego de ataque», destacó el futbolista, que ya apareció ayer con la camiseta del conjunto germano. Asimismo, el aragonés subrayó que llega a un campeonato y un equipo que cada día es más seguido en nuestro país. «La Bundesliga tiene un gran prestigio en España y también el Wolfsburgo, sobre todo tras su victoria en Liga de Campeones contra el Real Madrid», explicó el medio centro.

Temas

Fútbol

Fotos

Vídeos