El Málaga cae en la recta final tras la entrada de los suplentes (2-1)

Una jugada del encuentro. /Santiesteban
Una jugada del encuentro. / Santiesteban

Tras una primera parte muy floja, el equipo se rehizo y marcó por medio de Mula, aunque no pudo mantener su ventaja ante el Borussia

Sergio Cortés
SERGIO CORTÉS

El Málaga sufrió otra derrota en la pretemporada, la quinta, aunque esta vez sí tuvo el triunfo en su mano. Lo hizo después de una primera parte muy floja y de rehacerse en la reanudación. El gol de Mula en una acción trabajada durante la concentración en Holanda permitió soñar con que concluyera la racha adversa de resultados, pero el Borussia Moenchengladbach remontó en la recta final con la entrada en bloque de los suplentes malaguistas.

"No hacemos nada que no pase en un partido". Esa es una de las máximas de Míchel en los entrenamientos, día a día. Pero de lo que se trabajó en la víspera se vio más bien poco, así que es normal que el técnico no estuviera para bromas, sobre todo en la primera parte. Se le vio levantarse varias veces haciendo gestos como si quisiera decir "esto ya se da por aprendido". Porque el Málaga estuvo a merced de su rival y sufrió en defensa más de la cuenta, especialmente por la banda izquierda.

Míchel se encontró ayer con que poco a poco su plan de jugar con dos interiores se ha complicado más de la cuenta. A la baja de Juanpi y la marcha de Pablo hubo que sumar la ausencia obligada de Adrián debido a una fisura en la parte trasera en la oreja izquierda. El entrenador lo solventó utilizando a Mula por dentro y dio otra oportunidad a Chory Castro en la izquierda.

2 Borussia Moenchengladbachd

Sommer; Elvedi (Traore, min. 60), Ginter (Zakaria, min. 46), Vestergaard, Wendt (Hofmann, min. 46); Herrmann (Oxford, min. 60), Strobl, Benes (Cuisance, min. 70), Johnson; Stindl (Grifo, min. 46) y Hazard (Raffael, min. 43).

1 Málaga

:Roberto; Rosales, Luis Hernández, Baysse, Juan Carlos; Kuzmanovic; Keko, Mula, Recio, Chory Castro, y Borja Bastón. Tras el descanso Torres suplió a Chory Castro y en el minuto 64 se marcharon los otros diez titulares y entraron Cenk, Álex Robles, Luis, Mikel, Alberto, Cifu, José Carlos, Maty, Ramos y En-Nesyri.

goles
0-1, min. 59: Mula, de tiro cruzado tras pase interior de Keko. 1-1, min. 77: Oxford, de cabeza en un córner sacado por Traore. 2-1, min. 86: Raffael, de penalti.
árbitro
Bastian Boner (Alemania). Mostró tarjeta amarilla a Roberto, Juan Carlos, Raffael y Alberto.
incidencias
Último amistoso de pretemporada del Málaga en la concentración de Holanda, disputado en el PCC Stadion de Homberg, barrio de Duisburgo, ante unos dos mil espectadores. Tarde calurosa. Terreno de juego seco y con la hierba alta

Ese intento no salió como esperaba. Mula es jugador de físico liviano y con poca tendencia a chocar, así que siempre que participó lo hizo con ganas, pero sin profundidad, sin superar líneas. Con todo, fue más grave la situación con Chory. No es casual que Míchel lo incluyera entre los descartes, porque su nivel competitivo ha entrado en un declive preocupante. Se descuidó en exceso con el lateral Elvedi y tampoco ayudó a Juan Carlos cuando la situación lo requería. El Borussia se percató de que esa zona era un filón y empezó a buscar pases a la espalda del lateral malaguista y a generar ventajas numéricas con las caídas de uno de los puntas (casi siempre Hazard).

Recio: «Se han hecho cosas bien; en esa línea hay que seguir»

El capitán malaguista, Recio, quitó hierro a la derrota sufrida en Homberg (Duisburgo) frente al Borussia Moenchengladbach y reiteró que a estas alturas de la pretemporada el objetivo es otro que el resultado: «Es indudable que a todos nos gusta ganar, pero nuestra victoria ahora debe ser recuperar sensaciones y hacer las cosas que estamos entrenando y prepararnos para lo que tenemos en 21 o 22 días, contra el Eibar, que es cuando empieza lo bueno».

El centrocampista malagueño valoró aspectos positivos del encuentro: «Defensivamente el equipo está bien, aunque sí es verdad que hemos recibido goles a balón parado, pero son situaciones que hay que corregir. Se han hecho cosas bien y en esa línea hay que seguir». Precisamente el capitán blanquiazul se refirió al detalle de que los titulares ya jugaron bastantes minutos: «El míster quería dar más minutos, creo que han sido unos setenta, porque debemos ir cogiendo la forma poco a poco, con minutos y también con ritmo de competición».

Por último, Recio, que sufrió un pequeño tirón en el tendón en una acción de la segunda parte –cree que no será un percance importante, aunque está pendiente de una exploración–, admitió que una concentración de diez días como la celebrada en tierras holandesas «se hace un poco pesada», aunque argumento que es muy importante para fortalecer la unidad en el grupo: «Esto viene bien para aislarnos un poco más de Málaga y estar más tranquilos en la convivencia. Al final es bueno pasar las veinticuatro horas juntos».

Si la presión no surtía el efecto deseado, tampoco el comienzo del juego. El Málaga sufrió mucho y Roberto tuvo que jugar en exceso en largo, lo que dejó demasiado solo a Borja Bastón. Hasta el descanso el equipo también careció de esa profundidad que pudiera contribuir a buscar llegadas desde la segunda línea. Por la derecha a Keko le cuesta culminar las jugadas y además ayer se descuidó en una subida del lateral Wendt que acabó en gol anulado por fuera de juego de Hazard en el remate. Antes, el Borussia vio cómo se le invalidaba otro tanto, en descuido imperdonable al defender un córner, aunque previamente hubo clara falta a Recio.

Como era de esperar, Torres -que salió a calentar mediada la primera parte- suplió a Chory, con lo que Juan Carlos pasó a jugar de extremo. El Málaga pasó a estar más equilibrado, aunque por la zona ayer maldita el equipo alemán filtró un pase que no desembocó en gol porque Roberto tapó muy bien el remate de Hofmann.

Con un Málaga organizado y varios cambios en el Borussia, al fin el trabajo del viernes dio sus frutos con una apertura a Keko, un pase interior de este al intuir la llegada de Mula por el pasillo y la definición del canterano de tiro cruzado. Cinco minutos más tarde, como había previsto Míchel, se produjo el relevo al completo de los otros diez titulares. Entraron los suplentes con mucho ánimo, amparados en el otro sistema ensayado durante la pretemporada (sobre la base de tres centrales), y mantuvieron a raya al adversario e incluso tuvieron un par de llegadas. Sin embargo, primero se escapó el triunfo (en un saque de esquina en el que Oxford mostró su poderío en el juego aéreo) y después hasta el empate (en un penalti transformado por Raffael). Amargo punto final a la concentración de diez días en Holanda.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos