El Málaga, en su segunda pretemporada

La plantilla corre con sus pulsómetros en el pecho, en una sesión de trabajo de esta semana. /Ñito Salas
La plantilla corre con sus pulsómetros en el pecho, en una sesión de trabajo de esta semana. / Ñito Salas

Solamente ha sufrido dos ausencias por las llamadas de las selecciones, otro aspecto a favor para sacar fruto del receso sin competir

Pedro Luis Alonso
PEDRO LUIS ALONSOMálaga

No deja de ser un tópico el de que los ‘parones’ en la competición benefician a los equipos que van peor y perjudican a los enrachados. Sin embargo, en esta ocasión el argumento manido se hace realidad. El Málaga no pierde el tiempo en estos 16 días sin competición con apenas dos jornadas ligueras celebradas. Es una segunda pretemporada en toda regla, y hay numerosos argumentos para considerarlo un periodo favorable cara a los intereses deportivos del equipo.

El primero es poder homogeneizar el nivel del grupo. Suele ser un problema inherente a las pretemporadas, con fichajes que llegan de forma espaciada y con desiguales ritmos de preparación, pero en el Málaga de este verano se ha agudizado. Por un lado estaba la inactividad de Kuzmanovic, y por otro, los jugadores que pasaron por el quirófano al final de la pasada campaña o en los primeros días del estío, como Rosales, Ontiveros, Juanpi y Ricca, el único que no ha jugado aún.

Entre los que ya sí han debutado, ninguno de los mencionados ha acreditado un buen momento de forma. Pese a ello, Rosales y Juanpi han sido fijos en el once en las dos jornadas liguera, y Ontiveros ya debutó en el primer partido sin tiempo para haberse probado en ninguno de los partidos de preparación.

Míchel también incide en lo táctico, a falta de definir el mejor sistema para esta plantilla

Este periodo de algo más de dos semanas (el Málaga perdió en Girona el sábado 26 de agosto y no vuelve a jugar hasta el lunes 11) puede ser vital para todos ellos, y Ricca podría ya ir convocado ante Las Palmas, de igual forma que viene de perlas a Keko, que ya se entrena con el equipo (sufrió un edema en un gemelo y no juega desde el Trofeo Costa del Sol) y Torres, operado en un tobillo y que parece estar acortando los plazos de recuperación, con lo que podría estar a finales de mes o primeros de octubre. Asimismo, el receso es idóneo para la integración en el trabajo de los dos últimos en llegar, Rolón y Rolan, ambos sin inexperiencia en el fútbol español, aunque el uruguayo llevara ya cuatro años en Europa (en Francia) y ambos dominen el castellano.El medio centro argentino, como sucediera con Cecchini en su momento, llegó algo más corto de preparación y se está poniendo a punto para responder a las expectativas de un fichaje de tres millones de euros y resuelto tras un mes de negociación.

Otro aspecto a favor del Málaga es que apenas ha perdido jugadores por las convocatorias de las diversas selecciones, lo que permite al cuerpo técnico tener a su disposición a casi todo el grupo. El denominado ‘virus FIFA’, que tradicionalmente dejaba al equipo en los últimos años sin media docena de jugadores, se ha reducido a dos bajas, y no especialmente claves, el meta suplente Cenk (con Turquía) y el delantero marroquí En-Nesyri (con la sub-20 de su país). Mientras, Ricca, Rosales o Juanpi, habituales con sus países, no han sido llamados esta vez.

El trabajo en esta segunda pretemporada no es sólo físico. Míchel termina de perfilar la fórmula táctica para sacar el máximo partido de su plantilla, ahora ya sí con todos sus elementos, una vez cerradas las altas de ese ‘pivote’ (Rolón) y ese nuevo atacante (Rolan) que precisaba. Es momento también de definir si concede prioridad a un sistema con cinco atrás (como ante el Eibar) o la defensa de cuatro (en Gerona) con o sin extremos.

Una cita clave, la primera de tres en un lapso de ocho días

A pesar de tratarse sólo de la tercera jornada liguera, a nadie se le escapa la importancia del partido ante Las Pamas del lunes 11 (21.00 horas) en La Rosaleda. Se unen dos circunstancias para justificarlo: el hecho de que los de Míchel no hayan puntuado ni marcado aún, y el que después de este encuentro haya dos duelos difíciles, ambos fuera de casa, el de inauguración del Wanda Metropolitano (sábado 16, 20.45 horas) y en Mestalla (martes 19, 20.00), ante rivales de la entidad del Atlético y el Valencia, respectivamente. Serán tres partidos en ocho días, y el Málaga no puede permitirse desaprovechar el bajo nivel mostrado hasta ahora por Las Palmas.

Fotos

Vídeos