El Málaga, de derrota en derrota

El único gol del partido, en una vaselina de Inmobile (obstaculizado por Juan Carlos) ante Roberto.
El único gol del partido, en una vaselina de Inmobile (obstaculizado por Juan Carlos) ante Roberto. / Ñito Salas

Aunque mostró mejor imagen en el primer tiempo, cede el Trofeo Costa del Sol ante el Lazio y sigue muy falto de gol

Pedro Luis Alonso
PEDRO LUIS ALONSOMálaga

Seis de seis. Pleno de derrotas. Suerte que todavía no se han ventilado puntos, que la competición no ha comenzado, y este es el único consuelo actual para el Málaga, que no es poco. De momento, el equipo está haciendo historia con su pretemporada, que no encuentra parangón entre sus rivales de la categoría y en la que cada partido (dos de ellos, de 45 minutos de duración) ha deparado un resultado adverso. Es cierto que el cuadro de Míchel mejoró su imagen, sobre todo en el primer tiempo, pero no le dio para marcar. El pobre balance realizador, con dos tantos en 450 minutos, también resulta preocupante a dieciséis días del debut liguero contra el Eibar.

0 Málaga

Roberto; Rosales (Cifu, m.74), Luis Hernández (Diego González, m.74), Baysse (Mikel, m.74), Juan Carlos (Álex Robles, m.74); Kuzmanovic (Juanpi, m.61); Mula (Keko, m.61), Recio (Cecchini, m.74), Adrián (Chory Castro, m.74), Jony (José Carlos, m.74), y Borja Bastón (En-Nesyri, m.61).

1 Lazio

Strakosha; Marusic (Basta, m.61), Wallace, De Vrij, Radu (Bastos, m.34), Lulic (Jordan Lukaku, m.61); Lucas Leiva (Luis Alberto, m.61), Milinkovic-Savic (Di Gennaro, m.75), Parolo (Patric, m.75); Keita (Lombardi, m.86) e Inmobile (Palombi, m.86).

Gol
0-1, minuto 55: Inmobile, de vaselina tras pase en profundidad de Lucas Leiva a la espalda de Juan Carlos.
Árbitro
Melero López (malagueño). Amonestó al local Cifu, y a los visitantes Wallace y Parolo.
campo
Unos 9.000 espectadores, apenas un tercio del aforo, en La Rosaleda. El Lazio se adjudica el XXXIII Trofeo Costa del Sol.

Como clásico torneo de presentación que es el Costa del Sol, había que prestar atención al once elegido por Míchel para esta importante puesta de largo, y el técnico malaguista dejó dos cosas claras. Para empezar, que la alineación para comenzar en la Liga, condicionada por las lesiones y la tardanza de algunos fichajes, está muy perfilada, y que Mula ha adelantado por la derecha a Keko. La apuesta del técnico por el canterano va en serio. Lo de anoche no sólo fue un toque de atención al madrileño, sino un acto de justicia con la pretemporada del catalán, que además de no desentonar lo pone todo en el campo sabedor de que está en un momento clave de su carrera como futbolista.

Si el Málaga alterna dos variantes de juego, con una defensa de cuatro o de cinco, con preferencia para el primero, anoche fue curioso encontrar un rival pertrechado con cinco atrás. No tanto por esa apuesta, que vuelve a estar de moda en el fútbol mundial tras un florecimiento a finales de los ochenta, sino por ser un 5-3-2, con dos puntas claros (Inmobile y Keita), un `pivote’ (Lucas Leiva), dos interiores (Milinkovic-Savic y Parolo), todos jugadores de primer nivel de centro del campo hacia adelante, porque Simone Inzaghi también probó con el once que piensa disponer dentro de una semana en la Supercopa italiana, ante la ‘Juve’.

Michel sigue perfilando su once, en el que Mula está por delante de Keko en la banda derecha

El partido ofrecía más alicientes que lo que dio de sí después, aunque es justo destacar que se vio al mejor Málaga de la pretemporada, si bien a cierta distancia de lo que se desea para la competición. Fundamentalmente, por una cuestión de ritmo. El equipo de Míchel, lento en la circulación, creó al menos cuatro buenas oportunidades antes del descanso, las de Jony, Borja Bastón. Adrián y Recio, al que Parolo le rebañó el esférico de la punta de la bota cuando se disponía a definir. Pero también el Lazio obligó a intervenir a Roberto en varias acciones, y el poste repelió un remate cruzado de zurda de Keita tras una extraordinaria acción individual.

Cecchini y Diego González, que debutaron anoche. / Ñito Salas

Se veían más ocasiones que continuidad en el juego, en una Rosaleda con un tercio de aforo y ávida de goles. No llegaron en la segunda mitad, al menos los del Málaga. Sí uno del Lazio, el de Inmobile, que buscó la espalda a Juan Carlos y se aprovechó de un buen pase al espacio de Lucas Leiva. Míchel sustituyó a todos los jugadores de campo. Primero a tres de ellos, para dar sitio a Keko, En-Nesyri y Juanpi, que jugó sus primeros minutos de la pretemporada tras ser operado del pubis en el tramo final de la campaña anterior.

Diez cambios

Después salieron todos los demás convocados, entre ellos Diego González y Cecchini, que debutaron, aunque con escaso tiempo para mostrar del todo sus cualidades. Quien pudo ser protagonista fue el chiclanero, que tuvo el empate en un testarazo mal orientado a seis minutos para el final. También dispuso de otra opción buena En-Nesyri en una acción de contragolpe, de las que le gustan. Algo desorientado con tantas variaciones, el Málaga completó el pleno de derrotas ante un rival que mantiene una estructura más parecida a la de la pasada campaña, como es el Lazio, y una afición estupefacta y que empieza a estar seriamente preocupada.

Lo peor vino después con una crisis abierta entre el jeque Al-Thani y el entrenador y líder del proyecto deportivo.El primero, al negar que Javi García esté entre las opciones para fichar, mientras que el segundo defiende que el medio centro del Zenit de San Petersburgo ha de ser prioritario y que estaría dispuesto a venir si se le hace una oferta convincente.

Juanpi jugó sus primeros minutos en la pretemporada. / Ñito Salas

Fotos

Vídeos