El Málaga sólo cuenta con 16 efectivos y hará ficha a En-Nesyri

En-Nesyri se dispone a rematar de cabeza durante un ejercicio el sábado en Garderen.
En-Nesyri se dispone a rematar de cabeza durante un ejercicio el sábado en Garderen. / Santiesteban

A falta de cuatro semanas para el comienzo de Liga, aún debe firmar a cuatro jugadores y de momento se mantiene la incógnita sobre Chory Castro y Cifu

Sergio Cortés
SERGIO CORTÉSDUISBURGO (ALEMANIA)

A cuatro semanas para el comienzo de la Liga, la plantilla del Málaga no puede ser más corta y la situación no puede ser más preocupante. El número de efectivos, de futbolistas a los que se considera fijos para la próxima temporada, sólo asciende a 16. Por esa razón, el club tiene decidido que va a darle ficha a En-Nesyri, con el que Míchel incluso cuenta ya como uno de los tres futbolistas de la delantera.

La cantada marcha de Pablo al Villarreal, que se hará efectiva en cuanto el club de El Madrigal cuente con la liquidez necesaria para hacer frente a los 12 millones de la cláusula de rescisión del futbolista, ha supuesto un varapalo enorme no ya para los aficionados, sino para el propio equipo, para Míchel y para el resto de los jugadores. También porque se trata de una zona clave en el juego del equipo y que ya estaba completa con el citado jugador, Recio, Juanpi y Adrián.

A dia de hoy la plantilla es demasiado corta. En la concentración de Garderen se encuentran 30 jugadores, pero ocho son meritorios, Luis está a medio camino (en principio se descarta que vaya a tener ficha del primer equipo, aunque la situación puede variar), cuatro jugadores se encontraban al término de la pasada temporada en la lista de descartes (Cifu, Mikel, Chory Castro y Santos) y Pablo, salvo sorpresa, se marchará en los próximos días.

Ricca no podrá comenzar la Liga, mientras se espera a Ontiveros y Juanpi

Poco más de la mitad

Es decir, a la hora de la verdad cuentan para el primer equipo poco más de la mitad de los concentrados en Garderen, 16 de 30. La lista está compuesta por Roberto y Cenk, como guardametas; Rosales, Torres, Baysse, Luis Hernández, Ricca y Juan Carlos, como defensas; Kuzmanovic, Recio, Ontiveros, Keko, Juanpi, Adrián y Jony, como centrocampistas, y Borja Bastón, como único delantero. Por esa razón, el club tiene decidido que no sólo Ontiveros pase a tener ficha del primer equipo, sino que también suceda así con EnNesyri. Se trata de una decisión que cuenta con el consenso del director deportivo, Arnau, y el entrenador, Míchel. La motivación con la que el joven futbolista marroquí se emplea en los entrenamientos desde que comenzó la pretemporada hace pensar que él ya ha asumido que debe dar un paso al frente para demostrar todas sus virtudes y olvidarse así de actitudes que no gustaron en absoluto la pasada temporada.

A día de hoy al Málaga le faltan cuatro piezas: un central más, un medio de contención llamado a ser titular (para ocupar la plaza del traspasado Camacho), un interior que aúne brega y llegada (que sustituiría a Pablo) y otro delantero centro (para competir con Borja Bastón). Pero, aun así, la plantilla sería excesivamente corta. Sin ir más lejos, la situación se agrava porque Ricca no podrá comenzar la Liga mientras se confía en que sí lleguen a tiempo tanto Ontiveros como Juanpi, que siguen un proceso de recuperación tras sus operaciones en la misma zona, el pubis.

Contar con un grupo tan reducido conlleva el riesgo de que con una plaga de lesiones exista la posibilidad de incurrir en alineación indebida. El Málaga ya lo bordeó la pasada temporada (en el Camp Nou) porque es obligatorio que siempre haya sobre el terreno de juego siete futbolistas con ficha del primer equipo. De ahí que de los cuatro descartados puedan beneficiarse Cifu o, sobre todo, Chory Castro pese a que ambos sabían de salida que no entraban en los planes de Míchel. No es el caso de Mikel o Santos, a los que se les buscará salida sí o sí.

Fotos

Vídeos