El Málaga, en vilo ante las decisivas reuniones de Al-Thani con Jofre en Catar

El jeque Al-Thani, en el palco de La Rosaleda. /Ñito Salas
El jeque Al-Thani, en el palco de La Rosaleda. / Ñito Salas

La llegada de Muñiz y la marcha de Husillos, los primeros asuntos a resolver de inmediato

Antonio Góngora
ANTONIO GÓNGORA

La situación del Málaga apenas ha cambiado en los últimos días o semanas, lo que eleva la preocupación de los aficionados. La parálisis es total en este momento, cuando más necesario es tomar decisiones y planificar la plantilla de la próxima temporada. El único cambio llegó el lunes, como anunció este periódico, con el viaje del abogado y asesor del club, Joaquín Jofre, a Catar para reunirse con el jeque Abdullah Al-Thani, que ya completa un año sin regresar a España. De ahí que el malaguismo esté ahora en vilo como consecuencia de las reuniones y las posibles decisiones que se tomarán de una forma inmediata desde Doha.

Serán muchos los asuntos que lleva en cartera Jofre para tratar con el propietario del Málaga, ya que el cambio al que será sometido el club será drástico como consecuencia del descenso a Segunda, en todos los departamentos. Pero las urgencias están centradas en disponer de un entrenador y un director deportivo ejecutivo que pueda confeccionar el equipo, algo que ahora está en compás de espera. El fichaje de Juan Ramón Muñiz es el tema estrella, el prioritario, sin duda. Analizarán las peticiones del técnico, que quiere garantías por escrito a la hora de disponer plenos poderes en el capítulo deportivo.

En el caso de que Al-Thani acepte y firme, el acuerdo con el asturiano puede llegar muy pronto, ya que las diferencias en el resto de los capítulos del contrato son casi inexistentes. El compromiso se prevé que, en su caso, sea por dos temporadas, mientras que tampoco habrá problemas para cerrar el pacto económico, según las fuentes consultadas. Las negociaciones, sin embargo, no acabarán ahí, ya que habrá que concretar numerosos aspectos menores para un compromiso de este calibre y trascendencia.

Nuevos candidatos

En el caso, sin embargo, de que el jeque decida no garantizar a Muñiz sus plenos poderes, el técnico quedará descartado y el club deberá buscar nuevos candidatos para cubrir estas plazas tan imprescindibles, y, a la vez, delicadas. El éxito del proyecto tras el descenso dependerá de estas decisiones de las próximas horas o días. De hecho, Al-Thani y Jofre analizarán durante toda la semana las materias que están pendientes, que son numerosas, ya que será más fácil para los dos hacerlo directamente en persona que a través del teléfono y el ordenador.

El jeque analiza durante esta semana en Doha, junto al abogado y asesor del club, la situación de la entidad tras el descenso y la actual parálisis

En el caso de que el propietario rechace las peticiones de Muñiz, el club deberá buscar nuevos candidatos

La otra gran cuestión a resolver, seguramente la segunda, será la de la salida de Mario Husillos. Resulta casi increíble para los aficionados y también internamente que después de varias semanas y con el club paralizado, el director deportivo actual continúe en las oficinas y sin ejercer su cargo para no entrometerse en las decisiones que pueda tomar su sucesor al llegar. Husillos dijo que se marchaba tras ser desautorizado por el propio jeque al intentar la contratación de Lucas Alcaraz como entrenador. Ahora espera una negociación para marcharse de la entidad.

En estos encuentros también deberán solucionarse otros asuntos de la entidad

Se desconoce por completo cuáles pueden ser las decisiones en última instancia del propietario del Málaga, aunque desde el club le están aconsejando el fichaje de Muñiz de una forma inmediata con el objetivo de que comience a trabajar lo antes posible, ya que la confección del equipo se está haciendo ya con cierto retraso. Deberán salir numerosos futbolistas de la plantilla y también es previsible que las incorporaciones sean importantes, de jugadores que conozcan la nueva categoría, pero todo deberá realizarlo controlando lo mejor posible el potencial de la plantilla y también ajustándose a la disponibilidad económica.

En cualquier caso, el futuro del Málaga se decide en breve en Doha. Jofre deberá volver cargado de decisiones que se esperan que sean las soluciones inmediatas al mal momento por el que está atravesando el equipo y la entidad. Lo más probable será que se irán ejecutando las resoluciones a medida que se vayan tomando, lo que agilizaría un proceso que ahora está castigando al Málaga en todos los sentidos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos