El Malagueño, mucho mejor a domicilio

Harper disputa un balón a un defensa del Yeclano en el partido de ida. /Francis Silva
Harper disputa un balón a un defensa del Yeclano en el partido de ida. / Francis Silva

Los precedentes de esta campaña como visitante le dan esperanzas cara al ascenso

CARLOS J. MARTÍNEZ

El Atlético Malagueño tiene una auténtica final el domingo en Yecla (Murcia) a las 18.45 horas. Tras varias temporadas luchando por subir a la categoría de bronce del fútbol español, el filial malaguista tiene ante sí la posibilidad de consolidar un objetivo que ya comienza a ser una losa. El rival, el Yeclano, es un histórico de la categoría que consiguió arrancar un empate sin goles en el partido de ida, que se disputó en el campo de la Federación Malagueña de Fútbol. El Atlético Malagueño sólo había cosechado un resultado similar, empate a cero sin goles, en una ocasión a lo largo de la campaña regular. Fue en su visita al Nuevo San Ignacio.

Al filial le espera un partido complicado

El del domingo no será un partido sencillo para el Atlético Malagueño. En el estadio La Constitución, con capacidad para 4.000 espectadores, será una caldera para animar a los jugadores de Héctor Sandroni. Además, el estadio tiene la particularidad, de que los banquillos están prácticamente pegados a la grada, por lo que los jugadores sentirán el ambiente muy cerca.

Desde el Yeclano, ya han hecho oficial el coste que tendrán las entradas, adquiridas de manera anticipada para presenciar el partido. El club ha establecido diferentes precios: Los hombres tendrán que pagar 12 euros, por su parte mujeres y pensionistas tendrán que abonar 10, mientras que los jóvenes hasta 17 años podrán adquirir sus entradas por 5 euros. Para los que compren la localidad el mismo día del partido, el precio será: 15 euros para los hombres y 12 para mujeres y pensionistas, mientras que los jóvenes hasta 17 años pagarán lo mismo.

Por parte de la afición blanquiazul, la Peña Malaguista Universitaria estaba planteando un viaje a Yecla, pero aún no han hecho oficial el itinerario y coste que tendría el viaje para los malaguistas.

Sin embargo, el equipo entrenado por Dely Valdés desde la jornada 26 ha mostrado una gran fiabilidad jugando como visitante. De los ocho encuentros que ha dirigido el técnico panameño a domicilio, para poder ser equipo de Segunda B le valdría el resultado cosechado en seis de ellos. En total, el balance en toda la temporada como visitante ha sido de 11 victorias, 5 empates y 5 derrotas, con 19 goles en contra. El empate a cero, que supo muy mal a la plantilla y al cuerpo técnico en los instantes posteriores al encuentro, no es un mal resultado para jugar la vuelta a domicilio. Para los pupilos malaguistas, cualquier empate con goles les resultaría válido para subir de categoría. Pero para ello deberán plantear un partido diferente al del pasado domingo, en el que los de Dely Valdés apenas tuvieron ocasión de crear peligro a la sólida defensa murciana.

Pese al resultado poco favorable en casa frente al Yeclano, seis de los ocho últimos resultados fuera de su campo esta campaña serían válidos para subir de categoría

Sobre el rival, Dely Valdés aseguró: «Es un equipo aguerrido, competitivo, con jugadores con experiencia. Tanto nosotros como ellos tenemos la eliminatoria abierta. El partido de vuelta será igual de cerrado, pero intentaremos meter gol. Nuestro equipo sabe hacerlo». La estadística parece estar del lado de los blanquiazules, que quieren certificar de una vez por todas el ansiado ascenso a Segunda B. Tras dos temporadas alzándose como campeones de liga, de manera consecutiva, un partido separa a los malaguistas del objetivo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos