El malestar interno va a más en el Málaga

El jeque Al-Thani, al acceder al palco de La Rosaleda el pasado año. /Ñito Salas
El jeque Al-Thani, al acceder al palco de La Rosaleda el pasado año. / Ñito Salas

Los empleados celebran esta mañana una reunión en La Rosaleda para analizar la situación del club

ANTONIO GÓNGORA

Ya se conocía que los empleados del Málaga necesitan realizar un sobreesfuerzo diario para desarrollar su labor como consecuencia del funcionamiento 'especial' del club. Los departamentos no pueden tomar decisiones sin consultar con el jeque, por lo que su autonomía es mínima (y cada vez menos). Pero ese malestar interno va a más con el paso de los días, sobre todo al observar la actitud pasiva del jeque Abdullah Al-Thani, que tiene completamente paralizada, entre otras cosas, la parcela deportiva (la primordial para la entidad). De ahí que hayan convocado para esta mañana una reunión, una asamblea, para analizar lo que está ocurriendo en el club después de los últimos y trascendentales acontecimientos.

En días anteriores, los trabajadores elaboraron una carta para el jeque, como informó ayer Radio Marca en primera instancia y este periódico pudo confirmar. En este escrito se le pide a Al-Thani una rápida respuesta, en sólo 72 horas, sobre algunas cuestiones que se plantean los empleados. Entiende, según la misiva, que se está produciendo un vacío de poder en el club, algo que es evidente si se analizan las últimas circunstancias. En el apartado deportivo se puede llegar más lejos todavía, ya que el parón es total en lo que se refiere al primer equipo, pero esa inactividad está siendo cada vez más generalizada en distintos departamentos, tanto deportivos como administrativos o de otra índole.

Al-Thani deberá estar muy pendiente de los juzgados

La situación se le complica cada vez más al jeque Al-Thani también en los juzgados, ya que hay distintos procedimientos abiertos contra él que siguen adelante, a la espera de que se celebren los correspondientes juicios o se tomen decisiones (en algún caso ya se han pedido medidas cautelares). Sin duda, deberá estar muy pendiente. El abogado Dumet Grayed, asentado en Marbella y que es accionista del club, mantiene su petición de medidas urgentes al juzgado correspondiente. En este pleito también están inmersos los miembros de los pequeños accionistas, que también plantearán una batalla jurídica al propietario del club en busca de que se quede al margen de la gestión de la entidad. Y es imprescindible recordar, por otro lado, que el juicio del 'caso Bluebay' se celebrará, en principio en diciembre, si bien la hotelera ha solicitado que se adelante ante la situación tan complicada en la que se encuentra la entidad después del descenso y por la actual paralización, algo que puede derivar en una mala planificación y en posteriores consecuencias aún más graves tras el descenso sufrido hace ya más de cuarenta días.

Pero los empleados tienen más inquietudes, preguntas, y necesitan respuestas, sobre todo porque afrontan este momento con cierta confusión debido a que les llegan noticias contradictorias sobre algunos temas. La mayor parte de sus preocupaciones se centran en las consecuencias el descenso a Segunda en el seno del club. La pregunta es clara: ¿habrá recortes de personal? Algunas fuentes del club aseguran que, en principio, las variaciones serán mínimas, aunque los trabajadores quieren saber qué piensa el dueño del club sobre el nuevo escenario que se quedará a partir de ahora.

De ahí que hoy hayan preparado los empleados esa cita entre ellos en la que tendrán que poner en común sus comentarios y opiniones, y sus representantes tendrán que informar sobre las novedades que hayan podido recabar en las últimas horas sobre la situación de la entidad y cómo se prevé que se planifique el nuevo proyecto. Y también hablarán de la mencionada carta para el presidente, que, siempre que le parezca oportuno, tendrá que darles una explicación sobre cómo se desarrollarán los acontecimientos internamente a partir de ahora.

Viaje a Catar

El viaje de Joaquín Jofre a Catar fue un movimiento que se preveía importante para distintos asuntos (no sólo para el fichaje de Juan Ramón Muñiz), pero que al final no fue resolutivo. El asesor jurídico se centró en el apartado deportivo, pero no pudo conseguir compromisos para los trabajadores o que afectara al funcionamiento interno, lo que es probable que haya aportado, incluso, algo más de incertidumbre. Esta visita a Doha, además, se convirtió en el preámbulo de la parálisis de la entidad, ya que Al-Thani apenas ha hecho movimientos desde ese momento, dejando la planificación deportiva en compás de espera, estancada, y con Mario Husillos en su puesto, y sin ejercer.

Piden al jeque Al-Thani una respuesta rápida a una carta en la que le advierten del vacío de poder existente en el club en este momento

Los trabajadores quieren conocer qué consecuencias tendrá el descenso a Segunda

Es previsible, sin embargo, que el jeque utilice con los trabajadores la misma táctica que en otras circunstancias: no responder o hacerlo sin demasiada convicción. Aunque ellos sólo solicitan información, respuestas para conocer qué piensa el dueño y cuáles son sus planes respecto a las oficinas para el futuro más inmediato. Las dudas afectan ya a todos los sectores del club, por lo que Al-Thani deberá empezar ya a dar algunas explicaciones... Todos están a la espera.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos