EN MANOS DE LOS GONZÁLEZ

MANUEL CASTILLO

Se apellida González y llega para reemplazar a otro González, destituido ya. Y viene con el aval de haberse visto en el Granada (hace dos temporadas) con el mismo papel de salvador 'in extremis'. Allí lo consiguió en el último momento del último partido. Ojala que aquí se repita la historia y, si es un poquito antes, mejor. Me consta que José González es un buen profesional, una gran persona y muy capacitado en la preparación física. Lo único que necesitará es apoyo, de sus jugadores por encima de todo, del club como tal y, naturalmente, de la afición malaguista, con sus veintitantos mil abonados al frente. Que ya no queda tiempo para más cambios ni planteamientos. Lo deseable ahora es que Al-Thani, que anda rápido en dar las bienvenidas (en las redes sociales, claro), se dedique a sus otros negocios y, ya que no coopera en nada, que al menos no interfiera en el funcionamiento del club... y del equipo. Y por supuesto, nuestros mejores deseos para el González que se va (Míchel), porque aquí queda otro (Adrián), que ojalá se confirme como el jugador que todos esperamos de él.

Por lo demás, poca historia. Ya que el Málaga no es capaz de ganar, ni siquiera de marcar un gol, y a la espera de esa rápida reacción que el nuevo entrenador debe traer, yo me cambio de camiseta... aunque no de colores. Y pegado al televisor persigo las andanzas de Alavés, Las Palmas, Deportivo y hasta Levante, que son los que todavía están a tiro de piedra en la clasificación. Y si no gana el nuestro, que pierdan los demás; un mal rato, sin embargo, nos dieron el domingo los de Riazor que se permitieron ganar al Sevilla. Al fin y al cabo es una manera de mantener una cierta emoción en cada jornada hasta que se acabe la Liga. Hemos estado y estamos en manos de los González.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos