Masip y opciones foráneas

Masip, en una salida por alto frente al Chelsea hace dos años en un amistoso en Washington./Efe
Masip, en una salida por alto frente al Chelsea hace dos años en un amistoso en Washington. / Efe
Secreto de Sumario

Las gestiones para buscar salida a Kameni comenzaron en abril. Desde entonces se han buscado alternativas, pero con mucho sigilo

Sergio Cortés
SERGIO CORTÉS

Fue en abril, antes de que concluyera la Liga, cuando el Málaga comenzó a buscar opciones en el mercado para que saliera Kameni. No se trata tanto de una cuestión deportiva (porque el camerunés nunca ha sido descartado por Míchel) como de una pura situación económica. La ficha del cancerbero era muy elevada y contar con otro en la plantilla con unos emolumentos altos era inviable precisamente cuando se apostaba (y se apuesta) por un meta de primer nivel como Roberto, que ha competido incluso en la Champions.

Una cuestión es que al Málaga le interesara la salida de Kameni, y otra, que fuera a presionarlo para que dejara la plantilla. De ahí que en todo el proceso vivido en el último mes y medio, desde que al camerunés le pusieron sobre la mesa la opción del Fenerbahçe, en La Rosaleda se hayan mostrado muy distantes. No se veía claro que fuera a marcharse, sino más bien al contrario.

Poco a poco el Fenerbahçe fue mejorando la oferta económica y ni siquiera así se pensó en la salida de Kameni como factible. Entre otras razones, porque los agentes del camerunés exigieron desde el principio que el Málaga también debía pagar una cantidad como compensación para que se cumpliera la cantidad en la que se valoraba su marcha del conjunto blanquiazul. El rechazo de los dirigentes malaguistas a esta pretensión fue tan contundente que las negociaciones se enfriaron durante un par de semanas.

¿Tenía el Málaga un plan B? Es decir, ¿se buscaba en el mercado una alternativa a Kameni? Es cierto que la afirmación de que el camerunés no se iba a ir no se expresaba con la boca pequeña, pero al mismo tiempo se sabía en las oficinas de La Rosaleda que el club otomano iba a apretar hasta el final. Como así ha sido. Entre la primera oferta y la definitiva (tres temporadas garantizadas) media un abismo. Ypor esa razón en los dos últimos meses sí se han buscado alternativas para la portería.

Libre desde hoy

Por eso, resulta llamativo que durante todo este periodo apenas se haya hablado en el mercado de Masip, que ha sido en los últimos tiempos tercer portero del Barcelona y que precisamente desde hoy tiene la carta de libertad. Y sobre todo, porque se trata del mejor guardameta que ha salido de La Masía desde Víctor Valdés y ha demostrado en sus actuaciones un nivel más que interesante. El cancerbero consideraba que había cumplido un ciclo en el cuadro azulgrana, donde iba a verse obligado a continuar como el tercero en discordia tras Ter Stegen y Cillessen. Ni qué decir tiene que Arnau lo conoce a la perfección. Siempre ha estado en la recámara.

Evidentemente el Málaga también maneja opciones foráneas. Algunas de ellas son hasta cierto punto baratas, como ya ocurrió con Boyko en su momento, y de una de ellas ya se ha encargado de hablar la prensa turca. Se trata de Cenk Gonen, un portero de perfil bajo del Galatasaray que parece más bien un movimiento vinculado a algún agente turco. Claro que lo primero ahora es cerrar la incorporación de Roberto, porque puede darse el caso de que comience la pretemporada sin contar con los dos metas de la primera plantilla.

Fotos

Vídeos