Meré firmará por el Colonia, y el Málaga deberá buscar central

Meré ya está en Alemania/Elcomercio.es
Meré ya está en Alemania / Elcomercio.es

La presión del Sporting y del agente del futbolista pudieron con los deseos del defensa

SERGIO CORTÉS

Se cumplieron los malos augurios: Meré no vendrá al Málaga. Definitivamente el central ovetense recala en el Colonia, aunque no como cedido. El club alemán ha cerrado un acuerdo con el Sporting para la contratación del defensa por una cantidad que ronda los nueve millones. De este modo, el club se verá forzado a buscar a otro futbolista en el eje de la cobertura, precisamente lo que se temía Míchel cuando comenzaron los contactos.

Ya el miércoles por la tarde el entrenador malaguista les confesó a sus más cercanos que veía complicado que Meré viniera al Málaga. Lo hizo después de conversar con el futbolista, que le insistió en que su deseo era jugar a sus órdenes como blanquiazul. Sin embargo, Míchel ya está curtido en estas lides y observaba que el ovetense no iba a poder impedir los movimientos de su entorno.

Probablemente hayan influido los famosos ‘flecos’ (como el propio Míchel recalcó en su rueda de prensa del martes). Cuando Meré llegó a Málaga el domingo por la noche y pasó reconocimiento médico el lunes todavía quedaba pendiente un aspecto muy importante: en La Rosaleda pretendían que el acuerdo con el Sporting incluyera una opción de compra, a lo que se negaba el club asturiano.

La actitud del Sporting ha sido sin duda la clave en todo este culebrón. De salida veía bien la cesión y no contemplaba vender a Meré por menos de la cifra fijada como cláusula de rescisión (15 millones), pero las fuertes críticas de los aficionados el pasado domingo, cuando el futbolista anunció su marcha, lo obligaron a recapacitar. El hecho de que Jony o Luis Hernández también se marcharan gratis suponía un problema. Y así se activó la opción de vender al central, aunque fuera por el 60 por ciento de la cantidad citada.

Dado que el Sampdoria y el Colonia estaban en la recámara, el agente de Meré comenzó a jugar a tres bandas. Y ahí el Málaga tenía todas las opciones de perder. Sus posibilidades económicas son las que son. Pronto llegó la presión al futbolista, que, según explicó en privado, no entendía nada. Al final el defensa ha tenido que acceder y esta mañana tomó un avión rumbo a Colonia para pasar reconocimiento médico (otro) y firmar su nuevo contrato. Aunque Míchel siempre suele ser optimista, su enfado es monumental.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos