Meré: ahora o nunca

Mére es una de las firmes promesas del fútbol español. /Jorge Peteiro
Mére es una de las firmes promesas del fútbol español. / Jorge Peteiro

El central sub-21 ya sabe que el Málaga sólo lo esperará unos días para incorporarlo

Sergio Cortés
SERGIO CORTÉS

El Málaga ha pisado el acelerador en los últimos días para tratar de cerrar la incorporación de Meré, uno de los dos centrales titulares de la selección española en el Europeo sub-21. El mensaje ha sido claro: ahora o nunca. El zaguero ya sabe que el club sólo lo esperará unos días para incorporarlo y no está dispuesto a asumir el riesgo de quedarse sin él si rinde a buen nivel en el torneo continental.

Meré, que hace dos veranos ya brilló con varios miembros de la actual sub-21 en el Europeo sub-19 que logró el título en Grecia (con Vallejo, Asensio, Ceballos o Mayoral), está pendiente de su futuro desde Polonia. Su contrato deja abierta la puerta a una cesión a un club de Primera en caso de descenso del Sporting (como así ha sucedido), lo que además implicaría la prórroga por una temporada más como futbolista del cuadro gijonés. A día de hoy esa es su principal opción, porque no se han producido movimientos por parte de otros clubes para negociar su fichaje por una cantidad cercana a su cláusula de rescisión, 15 millones.

Míchel y Luis Hernández

Ante esta tesitura, Meré valora mucho el interés del Málaga, tanto que el propio futbolista reconoce que es la opción que más le gusta. La presencia de Míchel como entrenador y de su excompañero Luis Hernández, del que aprendió bastante hace dos temporadas, como uno de los referentes de la plantilla malaguista tiene un peso enorme en la postura del zaguero ovetense de 20 años (los cumplió el 17 de abril).

El jugador insiste en que es su primera opción para salir cedido, pero el club no está dispuesto a asumir el riesgo de quedarse sin él si rinde a buen nivel en el Europeo

Con toda lógica, el Málaga quiere asegurarse la incorporación de Meré en las próximas horas para evitar quedarse sin él en caso de que algún club se fije en el central conforme avance el Europeo sub-21, que concluirá la semana que viene. De ahí ese ‘ultimátum’ al futbolista y su agente.

Obviamente el Málaga tiene previstas alternativas. Si el futbolista no se pronuncia durante estos días, el club comenzará a mirar otras opciones para activarlas de inmediato y tratar de cerrarlas a corto plazo. Al contrario que en la zona de ataque, donde en principio no se tiene prisa salvo en la elección del delantero centro (el que más gusta es Borja Bastón, que además desea estar a las órdenes de Míchel), sí se pretende completar cuanto antes el cupo de centrales. El técnico malaguista coincide con el director deportivo, Francesc Arnau, en la importancia de contar desde el primer día de la pretemporada con los jugadores para esa zona con el fin de afrontar la Liga con una óptima organización defensiva.

De concretarse las dos operaciones en marcha, el Málaga contaría con tres centrales fijos (Luis Hernández, el francés Baysse y Meré) más dos futbolistas a los que Míchel considera utilizables en esa función por su polivalencia (Torres y Ricca) y el canterano Luis. Cabe recordar que en el eje de la cobertura se han producido las retiradas de los veteranos Demichelis y Weligton y que están descartados Koné y Mikel. El burkinés saldría desvinculado mientras que con el venezolano se buscaría una cesión. Este último únicamente continuaría en el hipotético caso (que a día de hoy no se contempla) de que no llegue el segundo de los centrales que pretende incorporar el club.

Fotos

Vídeos