MÉRITOS PARA LA CONFIANZA

Área de meta

FERNANDO PERALTA

Los últimos resultados han comprimido la clasificación en la zona media-baja de la tabla, haciendo que equipos relativamente cómodos hace unas fechas estén mirando de reojo a los puestos de descenso. El Málaga ha encadenado, por primera vez esta temporada, dos encuentros puntuando, y una nueva victoria frente al Betis le haría refrendar la imagen mostrada en San Sebastián. De conseguirlo, evitaría la posibilidad de quedarse descolgado, enfilar la salida de los puestos fatídicos en las próximas jornadas y lograr que los desconfiados dejen de ver al equipo en Segunda por Navidad.

El trabajo y las decisiones del equipo técnico vienen provocando la mejora del equipo paulatinamente. La posición de Adrián junto a Recio en el centro del campo ha mejorado la consistencia y el equilibrio táctico, ofreciendo pocas posibilidades al contrario y una incorporación con criterio, por parte de cualquiera de ellos, a la zona de finalización. La presión adelantada a la zona de iniciación del rival provocó en el último encuentro la consecución del primer gol y la atención exigida a los jugadores sobre el terreno de juego, el segundo, por parte de Chory Castro. Míchel vuelve a demostrar, con los jóvenes y con los menos jóvenes, que la titularidad es para el que se la merece, manteniendo un equipo tipo en las últimas jornadas, después de haber disfrutado de alguna oportunidad todos los jugadores, excepto Cenk. Curado de casi todo en el fútbol, el técnico ha mantenido su atención en el trabajo diario, que parece empezar a dar frutos.

Hasta la primera semana de febrero, los malaguistas jugarán ante el Betis, Alavés, Espanyol y Getafe para cerrar la primera vuelta, y frente al Eibar, el Girona y Las Palmas, ya en la segunda, con la obligatoriedad de seguir puntuando con los primeros y responder a los 'punch' recibidos durante la primera vuelta por el segundo bloque de rivales, así como superar ante ellos el 'goal average' particular. El Málaga debe mantener la dinámica de los últimos encuentros, con mayor seguridad defensiva, dejando su portería a cero y una imagen de progresión continua. Con esta premisa estrenó el casillero de puntos lejos de La Rosaleda, después de haber hecho méritos para ello en alguna que otra ocasión en los últimos encuentros. Sin embargo, los resultados se venían resistiendo. Además, las incorporaciones de Ignasi Miquel e Iturra (por ahora) pueden dar más opciones a Míchel a la hora de resolver las diferentes vicisitudes que puedan aparecer durante la segunda vuelta, siempre y cuando estas incorporaciones cumplan con las expectativas previstas por el director técnico, responsable de las incorporaciones.

El Betis llega inmerso en un bajón de juego y resultados, con un enorme contraste después de lo mostrado durante las primeras jornadas, en las que llegó a convivir durante varias jornadas entre los puestos de competición europea. Los últimos resultados le han desplomado a la mitad de la tabla clasificatoria, acumulando seis jornadas consecutivas sin victorias. El beticismo busca explicación sobre lo sufrido en las últimas jornadas, incapaz de reaccionar en el momento en que aparece el más mínimo contratiempo. Quique Setién mantiene su estilo y filosofía de juego sin encontrar la recuperación, y la afición pide responsabilidades. La tensión se puede recrudecer en la avenida de Heliópolis si el Betis perdiera.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos