Míchel apela a la unidad: «No podemos venirnos abajo tan pronto»

El preparador madrileño durante el partido / Ñito Salas

El técnico asegura que no se le ha pasado por la cabeza dimitir y agradece el apoyo del público teniendo en cuenta el horario

CARLOS J. MARTÍNEZMálaga

Míchel compareció ante los medios de comunicación tras la derrota frente a Las Palmas. El preparador madrileño fue cuestionado por el estado de ánimo en el que se encuentran él y los jugadores después de no sumar ningún punto en las tres primeras jornadas. «Los chicos es normal que estén nerviosos, son jóvenes. No he visto impotencia, hemos hecho cosas y por otra razón no acertamos ni en ataque ni defensa. Es una noticia poco agradable en estas tres jornadas, pero no podemos venirnos abajo tan pronto», dijo.

Una pregunta que se le realizó en varias ocasiones al entrenador malaguista fue sobre los cánticos de la afición contra el presidente del club, el jeque Al-Thani, siendo conciso en sus pensamientos sobre el ambiente en la grada: «Es una situación extraña, lo lógico es enfocar los gritos hacia otro sitio (el banquillo). Yo sólo valoro mi responsabilidad, que no es poca. Me considero una persona más integradora, que de dividir». Precisamente Míchel aseguró que lo normal sería poner la presión sobre su cargo: «El foco en el entrenador con lo malos resultados sería lo mas normal. Lo único que tengo que hacer es trabajar mucho, tengo que mejorar la dinámica porque los resultados no son buenos. Intento ante esta mala racha unir a los jugadores, a veces ellos también se ven implicados en esta situación. No quiero que les afecte esto», recalcó.

Respecto a las conclusiones que puede sacar del partido ante Las Palmas, Míchel fue claro: «No se puede sacar nada en positivo, hemos empezado bien, provocando peligro, y haciendo trabajar al portero rival. Era impensable irnos perdiendo al descanso, después del empate hemos buscado ocasiones, pero el segundo gol nos hizo mucho daño y el partido se nos fue».

En referencia sobre un posible despido o incluso dimisión fue tajante: «No se me pasa por la cabeza, los resultados son malos y el entrenador siempre está en la cuerda floja. No pienso dejar de trabajar ni desanimarme. No tengo mucho que decir, el año pasado yo llegué en una situación complicada y la mejora fue gracias a los jugadores. No pienso en abandonar a los jugadores, creen en mí y tenemos una relación muy estrecha». Quiso destacar que no le asusta la situación por la que pasa el club. «Las tuve variopintas en el Sevilla, el Marsella y el Getafe. El fútbol es divertido cuando se ganan partidos. No pienso que la situación sea insalvable».

Míchel explicó los motivos del cambio de Rosales. «Estábamos buscando el ataque por fuera, Cifu es más profundo y da libertad a Ontiveros». También señaló las dolencias con las que acabó Recio el encuentro no son graves. El técnico malaguista quiso lanzar un mensaje de agradecimiento a la afición: «La gente ha llenado el estadio, siendo lunes con trabajo y colegios, están con nosotros. La afición tenía mucha ilusión y nos hemos encontrado una situación diferente a la esperada. Es duro para ellos ver que no ganamos, no se les puede reprochar nada ni a ellos ni los jugadores, yo les aconsejo que no pierdan los nervios», finalizó.

Fotos

Vídeos